Crisis del libro en Grecia: Una tragedia anunciada

En caída libre se encuentran las editoriales , tratando de sobrevivir con una drástica reducción de sus tirajes y ventas. Las librerías cierran, y los escritores se deprimen.  

Marilú Ortiz de Rozas 

Grecia, cuna del pensamiento occidental, vive una de sus peores crisis desde 1932. Y ha llegado al universo editorial. Los tirajes han disminuido en un 40% en los dos últimos años, y la prensa internacional registra que las librerías y editoriales están cerrando unas tras otras, que el Centro de Traducción Literaria dejó de funcionar, que los escritores ya no estarían recibiendo sus derechos de autor, y que los suplementos literarios se han vuelto escuálidos o se han extinguido. Qué habría dicho Platón si caminara hoy por las calles de la ciudad donde fundó su Academia, donde pronunció que "el conocimiento es el alimento del alma".

La dueña de Hestia, prestigiosa editorial fundada hace 127 años, declaró a Florence Noiville, del diario suizo Le Temps, que su empresa está tomando el rumbo de casi todas las otras del país. Para soportarlo, se puso a hacer yoga, al igual que muchos griegos. Parece una broma, pero Noiville revela que en la última feria del libro de Tesalónica, los únicos volúmenes que sortearon la crisis fueron los que se refieren específicamente a esta disciplina.

"La multitud obedece más a la necesidad que a la razón", expresó Aristóteles, discípulo de Platón.

Otro editor plantea que si bien la responsabilidad de esta crisis recae en gran parte en los griegos, la propia Unión Europea contribuyó con creces. "Esos tecnócratas quisieron arrancar los olivos para plantar kiwis en la tierra de Edipo", esgrime.

Para el filósofo chileno Roberto Torretti, la distancia que existe entre la Grecia Antigua y la moderna es un abismo. Lo único que las une es el alfabeto, pero hoy los griegos ni siquiera entienden el idioma de sus antiguos pensadores. "Es un error pensar que son la misma nación, la misma unidad cultural", reafirma Torretti.

Las crisis no son ajenas al mundo helénico. Algunos la vieron venir, como la poeta y narradora Ersi Sotiropoulos (Patras, 1953), quien en su novela "Domar la fiera" (2003) denuncia el desgaste de la clase política. La conoció de cerca, cuando un juez resolvió en 2007 que su laureada novela "Zigzag entre naranjos amargos" (2000) fuera retirada de las bibliotecas escolares tras una demanda de un político de extrema derecha al Ministerio de Educación de Grecia, por su contenido "pornográfico y vulgar". La decisión fue revertida posteriormente, en medio de una polémica. Hoy la escritora devela que su creatividad se coarta al ver la cantidad de gente pobre merodeando por las calles, en busca de trabajo, de alimento.

En todo este contexto, lo que probablemente hubiera dicho Platón es lo que escribió en el siglo IV antes de Cristo: "Hasta que los filósofos se encarguen del gobierno, o que los gobiernos se conviertan en filósofos, de modo que el gobierno y la filosofía estén unidos, no podrá ponerse fin a las miserias de los Estados".

Pero como nos recuerda Torretti, Platón fracasó en el intento.

PARADOJA
La historia dice que si bien los antiguos griegos crearon las nociones de política y democracia, entre ellos mismos no lograron unirse para formar una nación.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:Alfredo Cáceres


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales