El vehículo explorador llega el 5 de agosto al planeta:
La misión Curiosity a Marte se juega el éxito siete minutos antes de amartizar

En ese breve tiempo deberá enfrentar altas temperaturas y desplegar equipo y tecnología nunca antes utilizados.  

Richard García 

Falta poco más de un mes para la llegada a Marte del rover Curiosity, cuya misión principal será analizar las rocas del planeta in situ en busca de señales de vida presente o pasada.

Pero para conseguir hacer su trabajo, primero deberá posarse en forma segura en la superficie. Los científicos ya hablan de los "siete minutos de terror", porque en ese corto lapso la nave que transporta el vehículo robot deberá enfrentar altas temperaturas y desplegar equipo y tecnología nunca antes utilizados en este tipo de misiones. Se deberán activar 76 distintos sistemas para que se abra un paracaídas, se desprendan los componentes y se enciendan los propulsores. Y también tendrán que arreglárselas para llegar a un muy delimitado punto de amartizaje. Es así como, por ejemplo, por primera vez desde 1997 no arrojarán el vehículo explorador envuelto en bolsas de aire parecidas a los airbags de los automóviles, sino que usarán una grúa autopropulsada para depositarlo directamente en la superficie.

"El sistema con las bolsas ya lo habíamos probado tres veces, el nuevo no sabemos cómo funcionará, pero es más que nada el miedo del principiante", explica Miguel San Martín, ingeniero jefe de navegación en el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la Nasa. Él es uno de los responsables directos del ingreso de la nave.

San Martín es argentino, pero trabaja en JPL desde 1985 y le tocó cumplir el mismo rol en las misiones Pathfinder, Spirit y Opportunity.

Aunque el descenso con las bolsas de aire era más simple, explica, el análisis de software que ello demandaba era muy complicado. Ahora, en cambio, el uso de la grúa con propulsores podría ser más complejo físicamente, pero requiere de menos trabajo computacional.

El amartizaje también será más sofisticado. "Antes no podíamos controlar el lugar donde caería y se precipitaba como una roca. Ahora vamos a poder depositarlo dentro de un área mucho más reducida. Será como si estuviéramos guiando un avión". Los especialistas decidieron desplazar unos 3 kilómetros el lugar de aterrizaje para que el robot quedara más cerca de la montaña donde se concentrará su trabajo científico. De todas formas, tomaron precauciones para que ese acercamiento no dañe la nave. "Vamos a asegurarnos de que la probabilidad de que el rover amartice en la ladera sea cero. Aumentamos el riesgo, pero redujimos otro: que el vehículo robótico no llegue a la tierra prometida".

Velocidad y atmósfera

Uno de los mayores desafíos al ingresar a la atmósfera del planeta será reducir la velocidad de la nave desde los 20 mil kilómetros por hora a casi cero. El 99% de esa energía se disipa con el ingreso de la cápsula a la atmósfera por la resistencia que ésta opone. El escudo térmico protector de la cápsula debe soportar toda esa energía liberada de modo que no se dañen la grúa y el rover que van en su interior.

Sólo una vez superado ese proceso, se despliega el paracaídas supersónico y el escudo se desprende.

Es el momento en que la grúa enciende sus propulsores y descuelga al Curiosity sobre la superficie marciana con la ayuda de unas sogas especiales. Una vez cumplida esta operación, la grúa cortará las sogas y usará sus propulsores para alejarse del lugar y protagonizar el primer accidente controlado de una nave en Marte. "La estrellaremos a unos 400 metros de distancia para evitar que la explosión genere escombros que lastimen al vehículo explorador".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales