ELMERCURIO.COM Volver

Mauricio Isla y el delicado momento interno de la selección nacional:
"Tememos que a la próxima indisciplina Borghi explote y renuncie"

Sábado 30 de junio de 2012

Con la 4 en la Roja. Isla reconoce que entre los jugadores han hablado del peligro de que Claudio Borghi se vaya. "No queremos que pase eso", dice.Foto:EFE

El nuevo refuerzo de Juventus reconoce que ya no se pueden aceptar nuevas faltas al interior de la Roja, porque eso podría perjudicar el buen andar en las eliminatorias. Con respecto a los castigados que aún no se integran al equipo, el volante fue claro: "Antes de volver no sólo deben pedirnos disculpas a nosotros y al cuerpo técnico, sino que también al país".
 


Sergio Gilbert J. 

Mauricio Isla llega al encuentro con "El Mercurio" con pinta de crack. Hace frío y el sol es pálido, pero el volante se presenta con polera de manga corta y lentes oscuros como si estuviera viviendo el verano euopeo que ya tanto conoce.

No quiere que lo reconozcan, aunque dirá después que "no soy famoso, pero sí conocido". No se siente figura, pero no goza con el asedio.

Isla está en pleno proceso de recuperación de una lesión de ligamentos. Lleva cuatro meses sin actividad y cuenta que el objetivo es estar jugando en dos meses más. "Creo que llego al partido eliminatorio con Colombia", comenta.

La lesión, según dice, le provocó uno de los grandes miedos que tuvo en el último tiempo: no poder ser transferido desde Udinese. "Cuando me lesioné se me vino el mundo abajo. Yo había hablado con la familia Pozzo (dueños de Udinese) y les había pedido que esta temporada me transfirieran pese a que aún tenía contrato. Me dijeron que sí, que sabían que era mi oportunidad de irme a un club grande. Pero cuando me lesioné, pensé que la opción se venía abajo... Me deprimí un poco".

-Y terminó siendo contratado por Juventus, el campeón de Italia ni más ni menos...

"Sí, y no lo podía creer. De hecho, nunca me imaginé que Juventus estaba interesado. Cuando hablé con los dirigentes de Udinese me decían que había interés de Inter, de Roma, de Paris Saint-Germain. Nunca Juventus estuvo entre las opciones que manejé. Fue una sorpresa".

-¿En qué pensó cuando firmó por Juventus?

"Ufff, sentí felicidad y pensé en mi mamá y en mi familia, que me han apoyado siempre. Y también pensé en la suerte que tenía de que la lesión no hubiese perjudicado el traspaso".

-¿Habló con el entrenador Antonio Conte?

"Sí, y me sorprendió que me dijera que me seguía hace más de un año. Además, me contó que lo que más le impresionaba de mi juego era lo rápido que era".

-¿Le señaló en qué posición lo quiere utilizar? Usted juega de lateral, de volante derecho, de mediocampista central...

"Justamente eso es lo que espera de mí. Me dijo que yo le daba muchas posibilidades tácticas".

-¿Y en qué puesto prefiere usted jugar?

"Yo, en el 3-5-2, me siento muy cómodo como externo por la derecha. Pero también atino de lateral. Claro que con posibilidades de proyección. Me gusta llegar al arco contrario".

-Juventus es campeón de Italia y debe ir por objetivos mayores...

"Obvio. Vamos por todo: la Copa Italia, otro Scudetto y la Champions. Ya me dijeron que a eso apuntamos".

-¿Se ve como titular?

"Voy a pelearla. Si me llevaron es por algo. Hice una gran temporada en Udinese hasta que me lesioné. Desde que se fue Alexis, tuve que asumir parte del liderazgo del equipo y eso fue reconocido. Tengo que trabajar para pelear un puesto en Juventus, pero me tengo fe".

-Tendrá como compañero a Arturo Vidal, con quien tuvo un altercado tras el "Bautizazo"...

"Él se molestó por un comentario que hice del tema. Pero eso ya lo hablamos y se solucionó. Conversamos y nos prometimos ser uno el apoyo del otro en Juventus. Como tiene que ser".

La indisciplina

-Como con Vidal, ¿usted ya superó la rabia en contra del resto de los protagonistas del "Bautizazo"?

"No hay rabia. Creo que ellos son excelentes jugadores y personas que cometieron un error. Sufrieron un castigo y ya está".

-¿Deben volver a la selección?

"Todos son aun aporte, no hay duda. Jorge Valdivia, por ejemplo, es un talentoso. Pero regresar a la selección depende del entrenador".

-Él dijo que los castigados por el "Bautizazo" no sólo deben hablar con él, sino que con ustedes, sus compañeros.

"Yo creo que deben ir más lejos. Antes de volver no sólo deben pedirnos disculpas a nosotros y al cuerpo técnico, sino que también al país. Todos nosotros representamos al país en la selección, es lo más bonito que puede vivir un jugador, y nos debemos a toda la gente".

-La indisciplina en la selección ha sido una constante. ¿Hay falta de compromiso?

"En realidad, lo que se hace aquí es lo mismo que pasa en todas partes. No es que sólo sea en Chile. La diferencia está es que aquí los medios le dan demasiada importancia a lo que hacemos los futbolistas. Hay mucha pantalla para lo que hacemos. Y eso debe llamarnos a ser más cuidadosos. No exponernos tanto".

-Borghi dijo que estaba cansado de dar explicaciones por lo que hacen otros. ¿Cree que su manera de ejercer la disciplina abre la puerta para que se produzcan situaciones como el "Bautizazo" o lo que pasó con Medel y Vargas?

"El profe Borghi se siente aún futbolista y por eso entiende a los jugadores, sus necesidades. No es culpa de él que se produzcan hechos de indisciplina o de falta a los compromisos. Somos nosotros los que debemos entender que estamos representando a Chile y que debemos estar a la altura de eso porque, si no, podemos perder todo lo que hemos ganado en estas eliminatorias".

-¿Cree que existe ese peligro?

"Sí. Los jugadores hemos hablado de esto, vemos al profe y tememos que a la próxima indisciplina él explote y renuncie. Y si eso pasara, sería lamentable para todos".

-¿Se han puesto en ese caso?

"Uno conversa con los compañeros y la posibilidad de que esto se corte y venga otro entrenador se ha hablado. Y no queremos que pase eso. ¿Cómo sería otro entrenador ahora? ¿Cambiaría todo? No queremos eso".

-Se dice que hubo un compromiso formal entre ustedes y los dirigentes de que no volvería a haber actos de indisciplina. ¿Es así?

"El compromiso de nosotros está. Queremos lo mejor para la selección. Somos una generación que tiene desafíos importantes. Yo creo que si llegamos al Mundial de Brasil estaremos en nuestro mejor momento, por edad, para pelear cosas importantes. Y también creemos que en la Copa América 2015 en Chile, podemos ser campeones. No queremos poner en juego esas posibilidades. Tenemos que comprometernos con la selección y con el país".

"Me alegré por la buena actuación de Charles Aránguiz ante Bolivia y Venezuela. No lo veo como un competidor por un puesto. Aquí todos somos importantes".

"Cuando me retire, sería lindo ser entrenador. Hoy la moda es que los futbolistas quieran ser representante, pero yo prefiero ser DT".