Mohamed Mursi, nuevo Mandatario egipcio:
Presidente electo jura en la Plaza Tahrir en claro desafío a la Junta

Islamista dijo que, pese a lo dispuesto por los militares, no renunciará a sus prerrogativas de Jefe de Estado.  

 

"Juro por Dios, que es grande, preservar con lealtad el sistema republicano, respetar la Constitución y la ley, tener en consideración los intereses del pueblo de manera total y preservar la independencia de la patria, su integridad y su territorio", declaró el Presidente electo egipcio, Mohammed Mursi, desde un estrado en la céntrica Plaza Tahrir, inundada de decenas de miles de eufóricos seguidores, en su mayoría islamistas.

El primer civil que accede a la jefatura de Estado y el primer Mandatario elegido democráticamente en Egipto deberá repetir hoy el juramento en la ceremonia oficial de investidura ante el Tribunal Constitucional. Sin embargo, muchos manifestantes le reclamaron que jurara en la plaza donde comenzaron las revueltas, en desafío a la Junta Militar que tomó el poder tras la caída de Hosni Mubarak, en febrero del año pasado.

Mursi también lanzó una advertencia a los militares: "No hay lugar para arrebatar el poder al pueblo, no renunciaré a las prerrogativas del Presidente de la República. Esto no significa que no respetemos la ley o la Constitución". Con ello, el Presidente electo aludía a las enmiendas constitucionales aprobadas por el Consejo Supremo de las FF.AA. días antes del anuncio de los resultados electorales el domingo pasado, por las que los militares se reservan el Poder Legislativo y la toma de decisiones en cuestiones que conciernen al Ejército, y dejan al Presidente funciones limitadas.

El dirigente islamista, quien renunció a su militancia en los Hermanos Musulmanes tras el triunfo electoral, justificó su presencia en la plaza, porque considera que "el pueblo es la fuente de poder y de legitimidad".

Pese a que es descrito como una persona poco carismática, Mursi se expresó con tono firme y apasionado, celebrado por la multitud que lo recibió con el himno nacional y agitando banderas egipcias, consignó France Presse. "Soy uno de ustedes. Sólo le tengo miedo a Dios", afirmó, saludando "la plaza de la revolución, la plaza de la libertad, la plaza Tahrir".

Mursi prometió tratar de liberar al jeque Omar Abdel-Rahman, preso en EE.UU. y líder del grupo que atacó las Torres Gemelas en 1993.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>MOHAMMED MURSI</b> escogió la céntrica Plaza Tahrir de El Cairo, símbolo de la revolución, debido a que ahí comenzaron las protestas que en 18 días derrocaron a Hosni Mubarak, en febrero de 2011.
MOHAMMED MURSI escogió la céntrica Plaza Tahrir de El Cairo, símbolo de la revolución, debido a que ahí comenzaron las protestas que en 18 días derrocaron a Hosni Mubarak, en febrero de 2011.
Foto:THE ASSOCIATED PRESS


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales