ELMERCURIO.COM Volver

 
"El Patón", el boxeador que protege a Moyano

Sábado 30 de junio de 2012

Foto:AFP

"Hoy más que nunca, doy la vida por él", declaró el púgil camionero.
 


Verónica Wiñazki La Nación 

Con su gigantesco cráneo rapado, con esa arma impresa en su cabeza y un diablo rojo, el último de sus 200 tatuajes, Gonzalo "El Patón" Basile está en primera fila cada vez que Hugo y Pablo Moyano, sus jefes sindicales argentinos, deciden medir fuerzas en la calle. Y si hay que defender a alguien, el boxeador camionero se plantará con su alma y sus 108 kilos.

Afirma que lo hace por convicción. "Yo no soy guardaespaldas de nadie. Me van a ver cerca del compañero Hugo y del compañero Pablo porque lo siento, porque me sale de adentro estar ahí, por todo lo que ellos hacen por mí y por todos los trabajadores". Va hasta el final: "Doy la vida por Moyano".

De lunes a viernes, "El Patón" se levanta temprano, desayuna un cortado en un café a media cuadra del Sindicato de Camioneros en Buenas Aires, y se va a entrenar. Corre junto a su preparador físico, hace pesas y vuelve al mismo café para almorzar con su señora y su hijo de tres meses. Duerme la siesta y a la tarde retoma la actividad en el gimnasio, donde se pone los guantes y corrige la técnica de golpe. En su historial tiene 60 peleas y sólo siete derrotas.

Está afiliado al Sindicato de Choferes de Camiones desde hace 18 años. Trabajaba como recolector de basura hasta que Moyano decidió apoyarlo y darle una licencia para que pudiera dedicarse al boxeo. Hoy pelea con el espónsor exclusivo del sindicalista. En su pantalón y su polera se lee una leyenda gigante: "100% camionero".

"Yo tengo tatuado el escudo justicialista en el pecho y el rostro de Eva y de Perón en la espalda", se levanta la polera y lo muestra. "Todos me preguntan de dónde saqué este fanatismo por el peronismo y siempre digo lo mismo: por mis propios medios, por investigar, por leer, por escuchar a la gente que vivió en esos momentos". Cree que Cristina Fernández "no es peronista", y se enoja al decirlo: "Con lo que les hace a los trabajadores no puede llamarse una Presidenta peronista".