Proyecto lírico En 2013 se estrenará, en Estados Unidos, esta producción de la Ópera de Los Angeles:
Cuento de Isabel Allende será llevado a la ópera por Plácido Domingo

La exitosa narradora chilena y el legendario tenor se refieren al estreno de "Dulce Rosa", la adaptación de uno de los relatos de "Eva Luna", cuya première será el próximo 19 de mayo.  

Maureen Lennon Zaninovic 

Cuando aún está muy viva entre los chilenos la reciente visita de Plácido Domingo en nuestro país -que incluyó el estreno sudamericano de "Il Postino" y un multitudinario concierto en el Movistar Arena-, continúan apareciendo nuevos vínculos del artista con Chile. Uno de ellos tiene como protagonista a la exitosa escritora Isabel Allende, quien a partir del 19 de mayo de 2013 será testigo de cómo uno de sus cuentos -"Una venganza", que forma parte de su volumen "Eva Luna"- se convertirá en un montaje lírico.

La Ópera de los Angeles, en Estados Unidos, confirmó que estrenará la obra bajo el título de "Dulce Rosa". Para esta trágica historia, marcada por una violación, luchas políticas y violencia, también se ratificó la participación del legendario tenor Plácido Domingo -director general de este coliseo-, quien conducirá la orquesta.

"Es un proyecto que me parece muy interesante. 'Eva Luna' es uno de mis libros de cuentos favoritos, y desde siempre he sentido que ofrece un material dramático suficiente para llevarlo a la ópera", cuenta a "El Mercurio" el propio Domingo, en su paso por Chile.

El artista agrega que en un principio el proyecto contemplaba su participación como cantante: encarnaría al padre de la protagonista Dulce Rosa, el fallecido senador Anselmo Arellano, el hombre más poderoso de toda la provincia de Santa Teresa.

"El libretista Richard Sparks había creado unas escenas especiales para mi personaje: supuestamente me aparecería en sueños a mi hija, pero dije que no. Me parecía una situación un tanto forzada y sin tanto protagonismo. Por eso preferí dirigir".

El reconocido tenor puntualiza que el montaje contemplará a solistas y músicos de las óperas de los Angeles y Washington y que con este título se inaugurará el abono La Opera Off Grand , "con el que queremos ofrecer una serie de títulos más innovadores y eclécticos y luego mostrarlos en distintos escenarios. En síntesis, el próximo año tendremos otro estreno vinculado con Chile".

El compositor Lee Holdridge explica que "Plácido nos dio la bendición para iniciar este proyecto y con el libretista comenzamos a buscar un cuento ideal para adaptar y encontramos que 'Una venganza' de Isabel Allende era perfecto. Así nació el libreto, y en lo que a mí me corresponde, he trabajado más de dos años en la creación de la música".

Letras, danza y ópera

Hace más de una década fue la propia Isabel Allende quien se acercó al coreógrafo estadounidense Gary Palmer para que llevara su cuento "Una venganza" a la danza. En 1998, el Ballet Nacional Chileno montó esta pieza en Estados Unidos, y un año más tarde -con gran éxito- volvió a presentarla en nuestro país. La versión coreográfica -a la que ahora se sumará una ópera- también da cuenta del enorme interés que despierta la literatura de Isabel Allende en diversos y prestigiosos artistas de todo el mundo. "Me halaga mucho que otros creadores se inspiren en mis libros, pero la verdad es que no tengo un sentido posesivo; es decir, no me meto para nada en el proceso ni en el resultado final. Las historias andan en el aire, y yo las pesco al vuelo, pero no me pertenecen: una vez que se publican, pasan a formar parte del patrimonio común", señala a "El Mercurio" la propia narradora.

La autora de "La casa de los espíritus" agrega que para ella es "muy curioso saber que una de mis historias ha sido traducida al ballet o a un musical (como 'Zorro' y 'Eva Luna') o al cine, porque son medios muy diferentes a la literatura y de los cuales yo no sé nada".

-¿Qué le parece que su relato "Una venganza" cautive -y lo siga haciendo- a diversos creadores, y ahora se transforme en una ópera?

"Hay ciertos temas universales, y la venganza es uno de ellos. En el caso de este cuento. Creo que es el final lo que llama más la atención, porque ofrece varias interpretaciones. ¿Por qué se suicida Dulce Rosa? Unos piensan que lo hace para herir en lo más profundo a su enamorado; otros dicen que le falló a su padre al no vengarlo como se había propuesto; pero también puede ser que simplemente no pudiera seguir viviendo con el tormento de la duda, la vergüenza o la culpa. A menudo me llegan preguntas de estudiantes que están haciendo una tesis y quieren saber cuál fue mi intención al escribir ese final. Mi respuesta es que cada lector puede terminar el cuento a su manera".

-¿Cómo se generó el contacto con la Ópera de los Angeles?

"No me acuerdo muy bien cómo comenzó todo, porque este proyecto lleva varios años de gestación. La ópera es un espectáculo muy caro, que requiere una inversión enorme y riesgosa, así que encontrar el financiamiento es un primer paso clave. El libretista Richard Sparks tuvo la idea de hacer esta ópera con mi cuento, y apenas me lo propuso le di carta blanca, porque eso no compite con otras inciativas que se pudieran generar en el futuro con el mismo relato. La verdad es que me olvidé del proyecto, pensé que quedaría en el tintero -como tantos otros-, pero de pronto en mayo me llegó un mail de Richard diciendo que tenía todo armado y que la ópera se estrenará en Los Angeles el 19 de mayo del 2013, con la soprano uruguaya María Eugenia Antúnez y la dirección musical de Plácido Domingo, y me recordó que tengo derecho, según el contrato, a dos asientos gratis en cada función. ¡Altiro invité a toda mi familia!".

-¿Qué emociones siente previas al estreno, y en especial que Plácido Domingo dirija "Dulce Rosa"?

"Claro que me siento muy honrada. Nadie mejor que él para dirigir esta ópera, no sólo por lo que su nombre representa para el mundo de la música, sino que también porque él tiene sangre latina y puede captar la esencia de esa historia".

Encuentro con el tenor

-¿Conocía a Plácido Domingo? ¿Ha compartido con él?

"Lo conocí en l985, cuando él fue a México después del terremoto pavoroso que destruyó parte del D.F. y donde murió mucha gente, incluso algunos parientes suyos. El Presidente de la época, Miguel de la Madrid, mandó una comitiva a recibirlo, y por casualidad yo llegué al mismo tiempo, y me incluyeron. Me tocó ir en la misma limusina con Domingo, que estaba muy conmovido por la desgracia ocurrida en México. Iba a dar varios conciertos para juntar fondos para los damnificados. Me contó que en el avión había leído 'De Amor y de Sombra'. Me dijo -en broma- que le gustaría ser un personaje de un libro mío, y yo le contesté que yo quería ser un personaje en una de sus óperas. Riéndose, me ofreció tener un papel de relleno en 'Aida', que se iba a estrenar en diciembre de ese año. ¿Te imaginas lo que sería aparecer en una ópera con él? Seguramente yo habría sido una esclava del séquito de Radamés, o algo por el estilo; muda, por supuesto, porque tengo oreja de tarro, y no podría ni siquiera formar parte del coro. No pude participar en 'Aida', pero desde entonces, cada vez que él viene a San Francisco, recibo una invitación para asistir a su ópera".

-¿Qué destacaría de la trascendencia de Plácido Domingo?

"Todos sabemos cuál es su legado musical, pero además es un hombre cálido, abierto, generoso, juguetón, que ha usado su voz para cautivar a toda clase de públicos, no sólo a los amantes de la lírica. Canta canciones populares con la misma pasión con que interpreta a los legendarios personajes de la ópera, y además siempre está dispuesto a cantar gratis por alguna causa justa".

-¿Le gusta a Isabel Allende el género lírico? ¿Tiene títulos favoritos?

"Mi primer marido era amante de la ópera, y me inició llevándome a la galería del Teatro Municipal a ver 'Madama Butterfly', de Puccini, en los años sesenta. Yo tenía alrededor de 17 años, y era tan bruta, que pensé que era un espectáculo humorístico. Al ver a esa señora japonesa bastante gordita, enfundada en un kimono que le quedaba estrecho, haciéndose el harakiri con una banderita americana en la mano, mientras caían flores de cerezo del cielo, me dio ataque de risa. Desde entonces he aprendido algo de este mundo y le he tomado respeto a la ópera. No todas me gustan, pero tengo CDs con selecciones de arias que escucho con frecuencia. ¡Para qué decir cómo me gustan las arias cantadas por Plácido Domingo!".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>Plácido Domingo e Isabel Allende se conocieron en 1985.<br/></p>

Plácido Domingo e Isabel Allende se conocieron en 1985.


Foto:LA OPERA

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales