Las razones de su aterrizaje en Canal 13:
La estación de Eyzaguirre

El ex ministro de Hacienda vuelve a Chile absolutamente reconciliado con Michelle Bachelet y con ganas de reintegrarse a la política. De hecho, según sus cercanos, Canal 13 sería "una estación" previa para el cumplimiento de ese deseo.  

Equipo de Reportajes 

Su nostalgia familiar y hacia Chile serían dos de las principales razones por las que Nicolás Eyzaguirre aceptó la presidencia de canal 13 cuando Andrónico Luksic se la ofreció.

Según sus cercanos, el principal factor que motivó esto fue el regreso a Chile de su pareja Bernardita Piedrabuena, el año pasado, y las visitas a sus tres hijos, especialmente el más pequeño, Juan Diego, que lo obligaron a estrechar cada vez más sus viajes a Santiago.

Entre esto y sus constantes periplos por América Latina, región de la que estaba a cargo como director del departamento para el hemisferio occidental del Fondo Monetario Internacional, prácticamente vivía entre aviones; de hecho, hace un tiempo se había mudado desde el barrio de Bethesda, cerca de la Universidad de Georgetown, donde vive la mayoría de los extranjeros en la capital estadounidense, a un departamento en el centro, cerca del edificio del FMI. "Se sentía bastante solo", cuenta un amigo.

Profesionalmente, además, los grandes acontecimientos y debates económicos estaban distantes de sus áreas de responsabilidad, enfocadas en Latinoamérica. "No sentía tanto desafío, el centro de la batalla estaba en otra parte", comenta uno de sus cercanos.

Este estado de ánimo y análisis lo comentó varias veces con su círculo más cercano, compuesto en su mayoría por chilenos que trabajan en los distintos organismos multilaterales establecidos en Washington, varios de ellos en el mismo FMI, como su ex asesor Rodrigo Valdés, hoy dedicado a la región de Europa; o el ex gerente de estudios del Banco Central, Pablo García, actual director ejecutivo alterno en la silla del cono sur de la entidad; y el ex director del Servicio de Impuestos Internos, Juan Toro, que está prestando asesoría tributaria, entre otros países, a Grecia.

También forman parte del grupo el secretario de la OEA, José Miguel Insulza, con quien Eyzaguirre tuvo una estrecha alianza política como ministros de Ricardo Lagos, y antes de su regreso a Chile, el economista Dante Contreras.

Sin embargo, su situación interna en el FMI era inmejorable, y según los conocedores del Fondo, su partida se lamentó mucho. En un ambiente dominado por funcionarios internacionales, muchos norteamericanos, su capacidad técnica, su experiencia como ex ministro de Hacienda y su especial sensibilidad hacia la política real fueron siempre muy valorados y considerados un aporte.

Lo mismo ocurrió con sus condiciones de liderazgo; aunque el ex ministro tiene un carácter vivaz y a veces duro, dicen que es un jefe carismático, agudo, muy creativo, que sabe dar espacio para que otros brillen y que formó un equipo cohesionado y leal. Sus cercanos agregan que en Washington su fuerte temperamento se calmó con la distancia de la prensa y de las presiones de los políticos, que dicen, en Chile lo "sacaban de quicio".

Su arribo a Canal 13

Sus condiciones de "arbitrador" fueron las principales fortalezas que vio Andrónico Luksic para designar a Nicolás Eyzaguirre al mando de Canal 13, aseguran asesores del empresario. Éste fue el principal foco que movió su extensa búsqueda, la que manejó en estrecho contacto y acuerdo con el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, y que también abarcó nombres como los del ex presidente del Banco Central, José De Gregorio; Daniel Fernández, los ex ministros José Pablo Arellano, Juan Andrés Fontaine y Carlos Hurtado.

Luksic estima -dicen fuentes cercanas- que el presidente del canal debe saber arbitrar entre dos socios, el empresario y la UC, cuyos intereses no siempre coinciden, un amplio directorio -que ahora creció de 9 a 11 miembros- y las presiones propias de un canal de TV.

En este sentido, el dueño del canal siempre consideró a Eyzaguirre una gran carta, y lo había contactado antes.

Aunque la señal política en la designación haya producido molestia en el Gobierno, desde el entorno de Luksic reafirman su compromiso por la imparcialidad de la estación televisiva, más aún en períodos electorales como el municipal, tema que le preocupa.

De hecho, según su entorno, Luksic conversó de este tema con Fabio Valdés, uno de sus directores más cercanos junto a Rodrigo Terre. Con ellos ha abordado los temas de gestión al interior de la mesa, así como las materias que saben interesan a la UC, que las maneja con sus directores Sylvia Pellegrini, Patricio Donoso o Marcelo von Chrismar. Aunque la evaluación de la mesa es muy positiva, señalan, ésta resentía la ausencia de técnicos en regulación y telecomunicaciones, y eso habría motivado el ingreso de los ex ministros Rodrigo Álvarez y Alejandro Jadresic, creciendo de 9 a 11 los directores.

Mirando hacia la política

Sin embargo, la nostalgia no es la única razón por la que Eyzaguirre volvió a Chile. Según cuentan sus cercanos, el ex ministro de Hacienda tenía ganas de retornar a "un cargo público". En otras palabras, a volver a ser una figura central en la política chilena.

La gente que lo conoce más expresa que "él ve la política en su futuro" y que su llegada a Canal 13 es "una estación de tránsito".

Una muestra de esto es que el ex secretario de Estado nunca ha dejado de interesarse por la política chilena. En su entorno cuentan que es muy crítico con el gobierno de Sebastián Piñera y que habla muy seguido, y con especial pasión, de la Reforma Tributaria, que cree que los gobiernos de la Concertación debieran implementar.

Asimismo, sus nexos políticos siguen siendo fundamentalmente concertacionistas -como Lagos e Insulza- con los que solía reunirse seguido en Washington. Por el contrario, casi nunca asistió a los actos a los que la embajada de Chile lo invitó.

Su principal opción de regreso a la política sería en un eventual gobierno de Michelle Bachelet, con quien está totalmente reconciliado, al punto de reconstituir totalmente la estrecha relación que tenían antes de que en una entrevista, en 2005, se refiriera a la entonces candidata como "mi gordi".

Así es como Eyzaguirre tomó la posibilidad que Luksic le dio de volver a Chile, con una buena remuneración, desde la que probablemente salte nuevamente hacia la arena política.

 Liberal y cercano a la ex Presidenta

"Con mi gordi sí lo sé". La frase, pronunciada en 2005, provocó el enojo de la entonces candidata presidencial Michelle Bachelet y congeló una amistad de años, que se había iniciado a fines de los 90, en Estados Unidos, cuando él era director ejecutivo del FMI y ella estudiaba un Máster en Defensa. Luego, su amistad se consolidó cuando ambos fueron parte del gabinete de Ricardo Lagos.

Ese exabrupto, hoy superado, es parte del estilo de este economista de la Universidad de Chile, liberal, que toca guitarra, que fue parte de una banda de rock, es bueno para bailar y algo hippie .

Eyzaguirre -hijo del arquitecto Joaquín Eyzaguirre y de la actriz Delfina Guzmán- inició su camino en política en el Partido Comunista, donde se hizo amigo, entre otros, de Ernesto Ottone.

En democracia trabajó como gerente y director de estudios en el Banco Central y como director ejecutivo en el FMI, hasta que Ricardo Lagos lo nombró su ministro de Hacienda. Ahí debió enfrentar las secuelas de la crisis asiática y encabezó la recuperación de la economía chilena, llegando en un corto plazo a una tasa de crecimiento de más de un 7%.

Por su gestión, fue uno de los ministros mejor evaluados en la encuesta CEP de diciembre de 2005, sonando incluso como presidenciable, a la par de Bachelet y luego en 2009.

Su opinión sobre los medios

En marzo de 2002 se realizó en Santiago un seminario sobre la globalización organizado por la Cepal y el Banco Mundial. En la ocasión se habló de la inversión extranjera, el uso de la tecnología y la gobernabilidad de los mercados internacionales, entre otros temas.

Uno de los conferencistas fue el entonces ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, quien fue muy crítico al evaluar el rol de los medios en la sociedad.

En la oportunidad, Eyzaguirre expresó que los gobiernos se sienten hostilizados por los medios, que, en su opinión, tendrían una gran influencia sobre el poder ejecutivo y sobre el Congreso.

Pese a que valoró el rol de algunos medios a la hora de denunciar y controlar algunas situaciones, pero además criticó la interferencia de éstos en la democracia.

Espetó además que falta control estatal sobre el funcionamiento de los medios, cuyo poder, para él, es utilizado de forma irresponsable, cosa que afecta la gobernabilidad. También, expresó que los medios de comunicación reemplazaron el rol de los partidos políticos.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:MANUEL HERRERA

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales