Antes del dictamen arriesgaba 15 años de prisión; ahora, como máximo, podría ser sentenciado a 11 años:
Luciano Pitronello es condenado por tenencia de bomba, pero absuelto de delito terrorista

Tribunal concluyó que el joven colocó el explosivo con el fin de causar daños, y no temor en la población. Voto de minoría avaló el carácter terrorista del atentado.  

María José Soler A. 

En menos de un mes, la Fiscalía Metropolitana Sur sufrió un nuevo revés en un caso en el que se intentaba probar la ocurrencia de un delito terrorista.

El primero fue la absolución de los seis acusados del caso Bombas en julio pasado y ahora el de Luciano Pitronello Schuffeneger (23), el joven anarquista acusado de colocar una bomba con fines terroristas en una sucursal bancaria en 2011. El joven, quien sufrió la amputación de una de sus manos y ceguera parcial cuando el artefacto le estalló encima, fue absuelto del delito de colocación de artefacto explosivo terrorista, principal ilícito por el que fue acusado. El Cuarto Tribunal Oral en lo Penal acreditó, sin embargo, que Pitronello colocó una bomba en la sucursal Ñuble del Banco Santander, la madrugada del 1 de junio de 2011, y que fue el causante de los destrozos que sufrió el local tras la explosión.

Por estos últimos dos hechos, el tribunal decidió -por mayoría- dictar sentencia condenatoria por los delitos de tenencia ilegal de artefacto explosivo y daños por $5 millones al banco. Además, se lo condenó por adulteración de placa patente en la moto de su hermano, la que condujo la noche del atentado.

A la postura de desestimar el carácter terrorista del ataque a la sucursal bancaria adhirieron el juez presidente Mauricio Olave y la jueza Graciela Gómez, quien redactará la sentencia que se dará a conocer el próximo 15 de agosto. La decisión se basa, según el fallo, en que la naturaleza de la bomba y los efectos que ésta causó no fueron suficientes para producir el "justo temor en la población", norma que contiene la Ley Antiterrorista. El tribunal puntualizó que en el atentado se utilizó un "artefacto explosivo de tipo artesanal". Los jueces concluyeron que las características del ataque de Pitronello, por el tipo de explosivo, su potencia, la hora del hecho (2.30 A.M.) y otros elementos, "llevan a concluir que la intención del acusado fue causar daños, buscando mediante la selección de estos factores evitar-dentro del referido plan criminal- la posibilidad de que la población sufriera".

Voto disidente

El voto de minoría es del juez Antonio Ulloa, quien respaldó al Ministerio Público y a los querellantes, el Ministerio del Interior y el Banco Santander, y concluye que la actuación de Pitronello sí podía considerarse terrorista. Es esta postura la que podría sustentar, en palabras del fiscal regional Sur, Raúl Guzmán, un eventual recurso de nulidad ante los tribunales superiores.

Ulloa fundamentó su voto en que el ataque en cuestión sí provocó temor justificado en las personas y que esta exigencia no debe tomarse en función de "actos drásticos o definitivos", como el cierre de un local que haya sufrido un ataque con bomba. Además, avaló las pruebas de los acusadores en cuanto a que Pitronello "sigue y participa de una corriente ideológica 'anarquista', que justifica y utiliza la vía violenta y armada como método de expresión para infundir temor en la población". Agrega el juez que queda en evidencia que "el acusado pertenece a una corriente anarquista extrema como es la 'insurreccionalista'".

Por los tres ilícitos por los que fue declarado culpable, el joven podría ser condenado como máximo, sin considerar ninguna atenuante, a once años de prisión. En su alegato de apertura, la Ficalía Sur solicitó 12 años de cárcel por la colocación de artefacto explosivo y 3 años por la falsificación de la patente; sin embargo, ayer, tras cambiarse la calificación del delito, se rehusó a pedir penas.

En los próximos días, la Fiscalía Sur debe formular acusación en contra de Hans Niemeyer, que ayer fue reformalizado por fabricación y colocación de otras tres bombas, además del atentado en 2011 a un banco en Macul, por el que fue detenido.

Penas
Durante el veredicto, la fiscalía sólo pidió 3 años y un día por la adulteración de patente. La defensa pidió 541 días por tenencia, 61 días por la patente falsa y pena remitida por daños. El tribunal deberá resolver entre la pena máxima asignada a cada delito, en total 11 años, y lo que propuso la defensa.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Satisfecho.- Luciano Pitronello sonrió y habló con sus cercanos varias veces durante la lectura del veredicto. Fue absuelto del delito terrorista del que se le acusaba y ahora arriesga como máximo 11 años de cárcel.
Satisfecho.- Luciano Pitronello sonrió y habló con sus cercanos varias veces durante la lectura del veredicto. Fue absuelto del delito terrorista del que se le acusaba y ahora arriesga como máximo 11 años de cárcel.
Foto:JORGE SEPÚLVEDA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales