"Reencuentro y pérdida de la Mandrágora":
Reeditan libro del surrealista chileno Enrique Gómez-Correa

En formato facsimilar rescatan una de las obras más difíciles de hallar del poeta y diplomático talquino que nació el 15 de agosto de 1915 y murió en 1995.  

Pedro Pablo Guerrero 

"Yo he querido ocultarme. El que quiera, con linterna me va a encontrar. Me gusta la luz del secreto", declaraba Enrique Gómez-Correa en una entrevista que dio en 1987. Fiel a este propósito, su obra circulaba en autoediciones "numeradas y firmadas por su autor". No más de 500 ejemplares, de los que entregaba unos pocos a librerías, y pasados tres meses mandaba a retirar los que no se habían vendido.

Algunos de ellos hoy alcanzan elevados precios, como es el caso de "Reencuentro y pérdida de la Mandrágora" (1955), que un anticuario parisino ofrece a US$266 por internet. Poema que ahora vuelve a circular en Chile gracias a la iniciativa de Mandrágora, una empresa de comunicaciones y editorial que acaba de publicarlo en formato facsimilar, con un prefacio del periodista Marcelo Mendoza.

La Mandrágora es el nombre del único grupo surrealista nacido en Chile que Gómez-Correa fundó junto a sus amigos Braulio Arenas y Teófilo Cid, el 18 de julio de 1938. Selecta cofradía en la que sólo fue aceptado un integrante más (Jorge Cáceres) y que se mantuvo ligada a los surrealistas franceses, así como a los poetas latinoamericanos César Moro, Aldo Pellegrini y Octavio Paz, entre otros.

Graduado en Derecho con una tesis insólita ("Sociología de la locura"), militante del Partido Radical, reconocido enemigo de Neruda y diplomático entre 1958 y 1972, Gómez-Correa fue, de acuerdo a Marcelo Mendoza, el único mandragórico que permaneció fiel a sus postulados originales. "Nunca dejó de guardar en su médula ese 'amor loco' de Breton, su creencia en lo onírico e irracional para comprender el mundo, la poesía negra..., la violencia 'como acto creador', con una particular atracción por la botánica, la alquimia y la magia".

Después de estar destinado en Yugoslavia, Suiza, El Líbano y Siria, Gómez-Correa regresó a Chile, donde sobrevivió a una riesgosa cirugía. Postrado a causa de un cáncer que afectó su columna, leía obras esotéricas y miraba las hojas que tapaban el ventanal de su dormitorio, reflexionando sobre su condición: "Yo, que he amado tanto a las plantas, y que las considero súper poderosas, ahora estoy terminando mis días como una de ellas".

La reedición del poema de amor alquímico "Reencuentro y pérdida de la Mandrágora" -inspirado seguramente en Walkiria, su esposa- inicia una serie de libros que busca la recuperación del surrealista chileno cuyo valor, así como el de los demás mandragóricos, fue destacado por Stefan Baciu, Martín Cerda y Octavio Paz.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Escrito en 1953</b>, el poema se publicó en 1955 y fue recogido en El AGC de la Mandrágora (1957).
Escrito en 1953, el poema se publicó en 1955 y fue recogido en "El AGC de la Mandrágora" (1957).

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales