Estudio realizado por Conaset y Automóvil Club de Chile:
Más del 40% de los conductores reconoce que no utiliza las sillas de seguridad para niños

Gobierno prepara plan para intensificar el uso de estos aparatos y enseñar a los padres cómo se instalan correctamente.  

Manuel Valencia 

"Son incómodas", "no la puse porque el viaje es muy corto", "olvidé usarla", "el niño está más seguro en mis brazos que en una silla". Justificaciones de este tipo, esbozadas por conductores que transportan a menores, fueron las más recurrentes en un estudio realizado por la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset) en conjunto con el Automóvil Club de Chile para conocer si los padres utilizan las sillas de seguridad.

Según el análisis, efectuado a 500 conductores de Santiago, que transportan a niños, más del 40% de ellos reconoce que no las utiliza para menores de cuatro años.

La cifra aumenta si se trata de mayores de esa edad, pese a que la ley señala que las sillas deben ser utilizadas por niños desde 9 hasta 20 kilos, lo que equivale a los ocho años de edad.

"Hay una desidia importante. Incluso, hemos detectado que es hasta socialmente aceptado. Esto contrasta con lo que estudian países como Brasil, donde se podría quitar la tuición a los padres si reiteradamente son sorprendidos conduciendo con niños sin sillas", explica el gerente de asuntos públicos del Automóvil Club, Alberto Escobar.

Y agrega algunas evidencias: "Hemos visto que hay mamás que llevan niños en sus brazos, lo que es absolutamente peligroso. En el caso de un accidente de tránsito, ese menor tiene cuatro veces más posibilidades de morir o quedar gravemente herido porque sale proyectado. No es entendible que los padres se preocupen de instalar rejas en un balcón, y no piensen que un choque equivale a que su hijo caiga de un sexto piso", grafica.

Plan de difusión

El estudio muestra también que el 45% de los padres no instala la silla porque el viaje que realizó con su hijo "es en un tramo corto". También, el 25% respondió que olvida instalar la silla, y el 9,9 % opta por no hacerlo porque prefiere llevar a los menores en los brazos.

Además, sólo el 23% de los encuestados compró una silla con los estándares de seguridad adecuados. El 77% restante lo hizo por la marca, la apariencia estética y el precio.

Para la secretaria ejecutiva de Conaset, María Francisca Yáñez, la situación es preocupante y debe llamar a la reflexión.

"Hay un desconocimiento a todo nivel. Falta educación, conocimiento de la Ley de Tránsito y, sobre todo, no hay conciencia de que los elementos de retención, como las sillas para niños o los cinturones de seguridad, pueden salvar vidas", asegura.

Para enfrentar la situación, en el segundo semestre, Conaset lanzará un plan de difusión, educación y fiscalización, que tiene por objetivo aumentar el uso de las sillas de seguridad.

La primera parte de éste apuntará a educar en colegios o jardines infantiles administrados por la Junji. En ellos, un equipo de fiscalizadores de la Conaset enseñará a los padres que concurran a estos recintos sin las sillas de seguridad las disposiciones que establece la Ley de Tránsito y las consecuencias que puede tener la falta del dispositivo en un accidente.

Se contempla, asimismo, enseñar cómo se instalan correctamente estos elementos, en lugares de afluencia masiva, como los centros comerciales, puesto que, según cifras del Automóvil Club, el 90% de los padres instala mal las sillas.

"Eso equivale a no llevarla en el auto, por lo cual el esfuerzo es inútil", agrega Alberto Escobar.

 Lo que establece la ley

En Chile, la ley indica que hasta el año de vida y una vez alcanzados los nueve kilos de peso, los niños deben trasladarse en sillas mirando contra el sentido de la marcha. Con eso se busca proteger la columna vertebral del infante.

Luego, cuando crecen y llegan a los 20 kilos, deben utilizar la clásica silla de seguridad que se instala en el medio del asiento trasero, mirando hacia adelante.

Cuando son más grandes, y sobrepasan el tamaño de la silla, deben utilizar alzadores hasta que logren apoyar toda la espalda en el respaldo del vehículo, sus pies toquen el suelo y el cinturón de seguridad pase por la mitad del hombro.

Después, el menor deberá viajar en el asiento trasero hasta que cumpla los 13 años.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales