Juan Villoro gana el Premio José Donoso

Un jurado internacional destacó la versatilidad de su obra. "Me gusta que por primera vez mi trabajo reciba un juicio de conjunto", dice el escritor mexicano.  

JUAN IGNACIO RODRÍGUEZ MEDINA 

La relación de Juan Villoro con Chile es recurrente. El primer Mundial del que tuvo noticia fue el de 1962; el primer gran futbolista extranjero que vio en México fue Carlos Reinoso; el primer acontecimiento político que lo sacudió fue el golpe de Estado de 1973; la primera manifestación a la que asistió fue en apoyo a la Unidad Popular; el primer "villano histórico" de su vida fue Pinochet; el primer amor fueron las chilenas que llegaron a su colegio; su primer amigo al llegar a Berlín Oriental fue el escritor Carlos Cerda; el primer viaje que hizo junto a su esposa fue a los glaciares chilenos.

Una recurrencia que agrega otra ocasión: el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso, que otorga la Universidad de Talca con auspicio del Banco Santander, y que ayer le fue concedido al escritor mexicano. La decisión la tomó un jurado integrado por Mechthild Albert, de la U. de Bonn, Alemania; Geneviève Fabry, de la U. de Lovaina, Bélgica; Anthony Stanton, de El Colegio de México, especialista mundial en Octavio Paz; Pedro Luis Barcia, presidente de la Academia Argentina de Letras, y Carmen Alemany Bay, de la U. de Alicante, España.

Al recibir la noticia, Villoro recordó su relación con Donoso, a quien conoció en México: "Era un hombre de un sentido del humor absolutamente formidable, que contaba historias legendarias de su hipocondría y del mundo de los escritores. Escribió la 'Historia personal del boom', pero en las tertulias hacía la historia íntima", señaló a través de un contacto telefónico. "Creo que toda mi generación se benefició de libros como 'El obsceno pájaro de la noche', 'Casa de campo', 'El lugar sin límites'".

"Sigo persiguiendo mi liebre"

Nacido en Ciudad de México en 1956, Juan Villoro estudió sociología en la UNAM. Entre 1977 y 1981 condujo el programa de radio El lado oscuro de la Luna. Es colaborador de medios como El País, La Jornada, Letras Libres y "El Mercurio". Tal como lo destacó el jurado, su obra destaca por su versatilidad. "Es autor de una obra extensa y varia que exhibe un diestro manejo lingüístico y literario en toda materia que aborda", dijo Pedro Luis Barcia. Ha publicado de novelas ("Arrecife", "El testigo"), cuentos ("Los culpables", "La casa pierde") crónicas y ensayos ("De eso se trata", "Dios es redondo"), literatura infantil y juvenil ("La calavera de cristal", "El libro salvaje"), traducciones (Lichtenberg, Beckett) y hasta canciones ("Sashimi" y "Laberinto", ambas para Café Tacuba).

-¿Qué significa para usted este premio?

"Tiene varias singularidades. Me gusta que por primera vez mi trabajo reciba un juicio de conjunto. Además, está asociado con José Donoso, a quien admiro como autor y a quien quise como persona. Por último, viene de Chile, un país con el que tengo numerosas afinidades y que ha marcado mi vida en forma determinante, como explico en el arranque de mi libro '8.8: El miedo en el espejo', que recoge mi experiencia durante el terremoto".

-¿Por qué es especial un premio a su obra?

"Me hace sentir, no precisamente viejo, pero sí que ya ha transcurrido un camino. Cuando escribimos un libro siempre tenemos la voluntad de arriesgar algo, de decir algo distinto, pero es difícil entender una obra en densidad, es decir, en la perspectiva que tiene un libro relacionado con otro. Entonces, que haya un aprecio por un conjunto de libros te hace pensar que no se reunieron de manera tan caótica y que pueden convivir unos con otros; hasta donde eso es posible: sabemos que todas las familias son relativamente disfuncionales y lo mismo pasa con la obra de un autor, todos los libros tienen lazos de sangre y están en una relación un poco tensa, pero muchas veces armónica".

En 2008, Juan Villoro firmó una columna con el título "No llegar a la meta", donde apuesta por la "posposición": "Si te retrasas lo suficiente, impides el drama de llegar", dice. Una tesis que ejemplifica con la anécdota de un galgo que alcanza a la liebre mecánica y se deprime; y con un amigo que ganó un importante premio, lo que lo abrumó. "Alcanzó su liebre", es la explicación.

-Con este premio y otros que ha ganado, como el Herralde, ¿no teme alcanzar su liebre?

"Por suerte la vida tiene muchos desafíos y siempre hay algo estimulante en el horizonte. El verdadero estímulo para un autor son los libros que desea escribir. No hay mayor aliciente que una página en blanco. En ese sentido, sigo persiguiendo mi liebre".

EL PREMIO

Villoro recibirá US$30 mil. Y anota su nombre junto a los de José Emilio Pacheco (el primero, en 2001), Isabel Allende, Ricardo Piglia, Javier Marías, Diamela Eltit y Sergio Ramírez, entre otros.



 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Juan Villoro recibirá el premio</b> durante la Feria del Libro de Santiago.
Juan Villoro recibirá el premio durante la Feria del Libro de Santiago.
Foto:RICARDO VÁSQUEZ


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales