En el trabajo:
La reserva está garantizada en las denuncias por acoso sexual

Con ello se pretende resguardar la honra y facilitar la acusación sin exponer a los involucrados antes de que concluya la investigación y se determinen las responsabilidades.  

 

A comienzos del año pasado, la Corte Suprema falló a favor de la enfermera Ximena V., en un juicio contra el IST, por el acoso sexual que ejerció sobre ella un médico de esa entidad. El dictamen marcó un precedente en la aplicación práctica de la Ley 20.005 y se confirmó -por primera vez en Chile- un delito de este tipo.

La Ley N° 20.005, publicada el 18 de marzo de 2005, y que modificó el Código del Trabajo (Art. 2), establece que se produce acoso sexual cuando un hombre o una mujer realiza en forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual no consentidos, que amenacen o perjudiquen la situación laboral o las oportunidades en el empleo del acosado.

Según señala la Dirección del Trabajo, el empleador tiene la obligación de incorporar en el Reglamento Interno un procedimiento para tramitar denuncias de acoso sexual, medidas de resguardo para el sujeto acosado y sanciones para el que acosa.

La víctima de acoso sexual debe reclamar por escrito ante su empleador o bien directamente en la Inspección del Trabajo. En tanto, el empleador puede optar entre hacer directamente una investigación interna o -en un plazo de cinco días- derivarla a la Inspección del Trabajo, la que tendrá 30 días para la indagación.

Si se decide por lo primero, el empleador cuenta con plazo de 30 días y corresponde realizar la investigación de manera reservada, garantizando el derecho a que ambas partes sean escuchadas. Una vez concluida la indagación, los resultados se envían a la Inspección del Trabajo.

En esa instancia se halla el caso de dos funcionarias de la PDI que hace unas semanas denunciaron a un prefecto por esta misma conducta, la que está siendo investigada internamente por el Departamento Quinto de la Policía Civil. En este caso, lo más probable es que la misma institución aplique las sanciones correspondientes al reglamento interno.

Francisca M., una joven que escribió a Línea Directa hace un par de años, contó que su jefe la acosaba en forma reiterada y consultó cómo proceder. Se le explicaron las alternativas y optó por hacer la denuncia directamente ante la Inspección del Trabajo, "porque no quiero volver a la empresa", dijo entonces.

Cuando ello ocurre, la Inspección debe efectuar una investigación y luego comunicar los resultados al empleador.

Sanciones

Si se comprueba el acoso sexual, el empleador tiene un plazo de 15 días -a partir de la recepción del informe con las eventuales observaciones de la Dirección del Trabajo- para aplicar las sanciones que correspondan y que estén contenidas en el Reglamento Interno. Entre éstas se contempla el despido del trabajador sin derecho a indemnización, ya que se incorporó el acoso sexual como causal de despido (Art. 160, N°1).

Cuando el acosador es el empleador, el afectado puede acudir al Tribunal del Trabajo, poner término al contrato y demandar el pago de las correspondientes indemnizaciones legales. Asimismo puede solicitar el incremento del 80% en sus indemnizaciones legales si el empleador no dio cumplimiento al procedimiento por acoso sexual.

La ley establece la reserva de los procedimientos, indicando que la investigación interna del empleador deberá "ser llevada en estricta reserva".

Además, la ley estipula que las causas laborales en que se invoque una acusación de acoso sexual deberán ser mantenidas en custodia por el secretario del tribunal, y sólo tendrán acceso a ellas las partes y sus apoderados judiciales. Esto pretende resguardar la honra y facilitar las denuncias por acoso sin exponer a los involucrados al escrutinio público antes de terminada la investigación y establecidas las responsabilidades.

¿Y si es una mentira?
Si el trabajador invocó falsamente la causal de acoso sexual como fundamento del autodespido, debe indemnizar los perjuicios que ocasione al afectado y podrá ser objeto de las acciones legales que procedan (responsabilidad criminal).
 Quiénes

¿Quiénes pueden cometer acoso sexual? Según la ley:

- El empleador o empleadora del sector privado o público.

- Un trabajador o trabajadora del sector privado o público que sea superior (en estas dos instancias se habla de acoso vertical).

-Un par del afectado o afectada (se le denomina acoso horizontal).

¿Quiénes pueden ser víctimas de acoso sexual?:

- Un trabajador o trabajadora del sector privado o público, subordinado al acosador.

- Un par del que comete acoso sexual.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales