Medida busca también aumentar la transparencia del sector:
Clínicas establecerán precios "a todo evento" a 20 cirugías para contener costos de salud

Recintos estandarizarán sus procedimientos para hacer comparables los valores con los de sus pares.  

René Olivares 

La idea es simple de explicar: las clínicas estandarizarán todos los procedimientos de 20 cirugías, de manera de hacer comparables para los usuarios los precios entre centros de salud distintos, para que éstos puedan decidir informadamente dónde atenderse.

Sin embargo, recién luego de un trabajo de casi un año, las clínicas de las dos asociaciones gremiales existentes (Clínicas de Chile y Asociación de Clínicas) llegaron a un acuerdo con la Asociación de Isapres para que los tres millones de afiliados de estas últimas cuenten con la certeza de saber cuánto pagarán antes de entrar a un recinto asistencial privado.

El porqué de la demora es que cada clínica interpretaba conceptos como "día cama", "fármacos" o "insumos" a su manera. Así, había exámenes físicos que en una clínica eran incluidos dentro de la consulta, mientras en otra eran considerados un procedimiento separado.

Con esas normas técnicas establecidas, los centros de salud privados se comprometieron a entregar un precio "a todo evento" para esas intervenciones, que incluye algunas de alta frecuencia de uso, como el parto y cesárea, las operaciones de vesícula y cataratas (ver nota relacionada).

Sin embargo, este precio conocido previamente tendrá un tope: si el gasto extra supera el 50% del precio de la atención, la diferencia restante deberá ser asumida por el paciente.

Un ejemplo para entender esto es que si una cirugía cuesta $1 millón y los insumos ocupados en ella hicieron que su costo fuera de $1 millón 550 mil, la clínica asumirá $500 mil y el paciente los $50 mil restantes.

Con este sistema -que se espera extender a mediano plazo-, las autoridades de Salud y de Economía intentan avanzar en una modalidad que en Chile tiene poco impulso y que en los países desarrollados se utiliza como medida de contención del gasto médico. Esto es, traspasando parte del riesgo desde el seguro de salud (isapre) al prestador (clínica). El único método similar es el PAD (Pago Asociado a Diagnóstico) del Fonasa.

Estas "cuentas exactas" (que empezarán a regir en junio de 2013) serán sólo para usuarios de isapres, y sobre ellas se aplicarán los descuentos de los planes de salud, por lo que un usuario podrá comparar efectivamente y se le dará mayor transparencia al sistema, según expusieron las autoridades de Salud y de Economía.

El acuerdo firmado incluye además la publicación de precios de los centros de salud privados, tanto en papel como en internet.

También funcionan desde septiembre un servicio telefónico permanente de parte de las isapres para resolver dudas de parte de los afiliados sobre estos temas, y la publicación periódica de un ranking de reclamos a las clínicas, que elaborará el Sernac dos veces al año, entre otros.

Origen El trabajo que culminó ayer había iniciado su labor debido a la diferencia de hasta 2.000% en los precios de los fármacos en las clínicas detectada por el Sernac. Diez preguntas para comprender el cambio que viene

¿A quiénes beneficia la iniciativa de que 20 cirugías cuenten con precios previamente conocidos?

Esta medida está pensada para transparentar los precios a los usuarios de isapres, quienes representan alrededor del 50% del total de pacientes que se atienden en las clínicas. Ellos podrán cotizar, en términos comparables, los precios que ofrece cada prestador.

¿Cuáles son las intervenciones incluidas y por qué se seleccionaron éstas y no otras?

Se hizo una selección de intervenciones, incluyendo algunas de muy alto consumo, como los partos, con otras de menor demanda pero que sus riesgos son relativamente pronosticables. La lista incluye las siguientes cirugías: cesárea, parto, histerectomía total, conización o amputación de cuello uterino, colecistectomía por videolaparoscopía, hemorroidectomía, hernia inguinal, amigdalectomía, rinoplastía o septoplastía, cirugía fotorrefractiva o Lasik, cataratas con lente intraocular, chalazión, hernia del núcleo pulposo, meniscectomía, hallux valgus o rigidus, adenoma prostático, litotripsia extracorpórea, circuncisión, safenectomía y mastectomía parcial.

¿Qué estará incluido en el precio?

Todas las clínicas pasaron meses poniéndose de acuerdo en qué cosas serían cobradas, de manera que todas incluyan lo mismo: sólo las atenciones de salud. Así, se estandarizó una consulta de especialista, qué se entiende por derecho a pabellón, qué materiales se usan, entre otras variables.

¿Qué cosas deberán cotizarse aparte?

La hotelería (tipo de habitación, comida) no está incluida, ni ningún servicio anexo a la atención de salud.

¿Cambiará la forma en la que los usuarios deberán pedir una cotización?

No. Sin embargo, la recién promulgada Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes obliga a éstos a incorporarse en la toma de decisiones sobre su salud, y a los centros asistenciales a entregar información fidedigna y entendible para sus usuarios.

¿Se reajustarán los precios de estas cirugías?

En su mayoría, las clínicas actualizan sus precios dos veces al año y estas prestaciones no estarán exentas de ello. Sin embargo, deben mantener el mismo formato siempre, de manera que sus precios continúen siendo comparables.

Ante pacientes con condiciones de riesgo distintas (por ejemplo, fumador/no fumador, adulto mayor/adolescente), ¿cambiará el precio?

No, pero el máximo riesgo que asumirán las clínicas será el 50% por sobre el precio previsto en el presupuesto. El cargo sobre esta cifra será de responsabilidad del usuario.

¿Podría generar esta medida un alza de precios para que ese riesgo sea asumido también por los pacientes?

Nada lo impediría salvo la competencia misma del mercado. Sin embargo, las autoridades de salud aseguraron que habrá medidas paralelas -como el IPC de Salud- que deberían ayudar a garantizar que eso no ocurriera.

¿Qué pasará con los convenios ya existentes de los planes de isapres?

Los precios que se incluyen en estos paquetes serán considerados como los máximos a cobrar, por lo que si existiera un convenio con valores más atractivos para los pacientes serán éstos los que regirán.

¿Cómo ayudará esta medida a que los costos de la salud no sigan creciendo como hasta ahora?

La idea es incentivar a las clínicas a contener los gastos haciéndolas asumir el riesgo de entregar una tarifa fija, que podría no cubrir los gastos en caso de que los pacientes se compliquen.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
La presentación del acuerdo que firmaron las clínicas y las isapres tiene a representantes de Gobierno como garantes. De izquierda a derecha, Mauricio Cortés (Asociación de Clínicas); Mario Rivas (Clínicas de Chile); el subsecretario de Economía, Tomás Flores; el director del Sernac, José Peribonio; el superintendente de Salud, Luis Romero; el ministro de Salud, Jaime Mañalich, y Hernán Doren (Asociación de Isapres).
La presentación del acuerdo que firmaron las clínicas y las isapres tiene a representantes de Gobierno como garantes. De izquierda a derecha, Mauricio Cortés (Asociación de Clínicas); Mario Rivas (Clínicas de Chile); el subsecretario de Economía, Tomás Flores; el director del Sernac, José Peribonio; el superintendente de Salud, Luis Romero; el ministro de Salud, Jaime Mañalich, y Hernán Doren (Asociación de Isapres).
Foto:Álex Valdés


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales