Gobierno señala que apertura de nuevos mercados y mejoras en productividad ayudan a compensar escenario cambiario:
Productores de fruta trabajan con un dólar efectivo que se acerca a los $300

Estudio de IMTrust muestra que productos como la uva necesitarían un tipo de cambio a $704 para recuperar la competitividad promedio de los últimos 10 años. Pablo Obregón  

 

Si sólo se considera el tipo de cambio, definitivamente los exportadores chilenos no lo están pasando bien. Y si además se toman en cuenta la falta de mano de obra, el mayor costo de la energía y la sequía que afecta a algunas zonas del país, hay una actividad que enfrenta una suerte de tormenta perfecta: el agro.

Un estudio realizado por el director de estrategia de IMTrust, Matías Braun, muestra que el sector frutícola, por ejemplo, necesitaría un dólar de $658 para recuperar la competitividad promedio de los últimos diez años. En el caso de la uva -principal producto frutícola de los campos chilenos-, se necesitaría un dólar a $704, y en el caso de la actividad forestal, de $613.

El análisis aborda cuál sería el precio necesario del dólar para que determinados productos de la canasta exportable de Chile (ver infografía) alcanzaran la misma competitividad que mostraron en promedio durante los últimos 10 años.

Dados que los precios de los productos y los costos de producción también han variado considerablemente en este tiempo, es como si estos sectores estuvieran operando con un tipo de cambio efectivo de $379, en el caso de la celulosa; $330 la uva, y $353 la fruticultura en su conjunto.

"Durante el año, hemos experimentado un deterioro en la balanza comercial; esto es, el reflejo de un menor nivel de precios para las exportaciones en general y un tipo de cambio más apreciado. Sin embargo, existen matices respecto del desempeño de los distintos sectores. La fruta, la uva, el vino y la celulosa necesitarían un tipo de cambio bastante mayor al actual para volver a ser tan competitivos como antes. Y si bien es cierto que la mayoría de los sectores han perdido competitividad, los que han sufrido menos son, precisamente, los ligados a la minería, que sólo necesitarían un tipo de cambio de alrededor del 9% superior al actual, señala Braun.

Para el ministro de Agricultura, Luis Mayol, efectivamente el actual tipo de cambio afecta la competitividad de la agricultura, tanto de exportación como de la que sustituye importaciones; pero a su juicio, hay otras variables que ayudan a aminorar el efecto del dólar bajo: "Hay que tener presente que la política de apertura de mercados que ha aplicado el país en los últimos años y los últimos mercados que se han abierto han generado múltiples opciones de destinos, que han permitido obtener mejores precios y compensar en parte el menor valor del dólar".

Además, en el Gobierno señalan que cada cultivo presenta una realidad de precios distinta. Cifras de la Oficina de Estudios Agropecuarios (ODEPA), dan cuenta que durante la temporada 2011-2012, el precio de las manzanas ha sido 23,3% más alto que en la temporada 2002-2003, y el de las cerezas, 13,5% más alto. A la vez, el precio de la uva es 3,8% más bajo.

La gerenta de Estudios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Ema Budinich, en tanto, considera que a pesar de los esfuerzos por mejorar la productividad y de la reconversión hacia cultivos más rentables, el sector enfrenta una temporada a lo menos incierta: "Con un costo de la mano de obra creciendo 10% y un dólar al actual nivel, la actividad frutícola, por ejemplo, pierde un 6% de competitividad", señala Budinich.

El factor mano de obra

El costo de la mano de obra en el campo viene creciendo a tasas del 10%, y para este año, la situación se presenta similar; sobre todo, si se considera la condición de pleno empleo por la que atraviesa el país. Además, el agro compite por trabajadores no calificados con industrias que han incrementado fuertemente sus salarios, como la construcción.

En la zona de Romeral (Provincia de Curicó), un agricultor que el año pasado contrató 900 temporeros para la cosecha, dice que con el actual ritmo de crecimiento de las remuneraciones, este año probablemente contratará una dotación 10% menor: "nosotros pagamos generalmente entre $12 mil y $15 mil diarios a los temporeros, pero el año pasado llegamos a $24 mil en algunas frutas, como las cerezas, por ejemplo, las que no se pueden atrasar un solo día arriba del árbol. Este año no aguantamos esos sueldos, así que habrá que trabajar con menos gente".

Sobre este tema, Mayol señala que el Gobierno sigue trabajando para establecer algún sistema de visas que permita el ingreso de extranjeros por tiempo determinado y a zonas también determinadas, tal como hoy ocurre en Australia y Nueva Zelandia. "Lo anterior, sin contar el proyecto para modificación de la legislación laboral en el ámbito agrícola, que está en el Parlamento".

Falta de agua

La sequía que golpea al país es el tercer ingrediente: a nivel nacional hay 108 comunas declaradas en emergencia agrícola por sequía.

El estudio consideró los precios de los productos de exportación, los costos internos de producirlos y el valor del dólar.

$330

es el tipo de cambio efectivo que están enfrentando los productores de uva.

$368

es el precio del dólar con que trabaja la industria del vino , según IMTrust.

$353

es el precio del dólar con que está operando la fruticultura en general.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales