Julia Navarro: "El siglo XX fue extremadamente terrible y violento"

Invitada a la Feria Internacional del Libro de Santiago, la escritora superventas española se refiere a su última y exitosa novela, "Dime quién soy". Hablará este miércoles.  

Maureen Lennon Zaninovic 

Un joven periodista recibe una propuesta para investigar la azarosa vida de su bisabuela, una mujer de la que sólo se sabe que huyó de España abandonando a su marido y a su hijo antes de que estallara la Guerra Civil. Ella es Amelia Garayoa, y "Dime quién soy" (Plaza y Janés), de la escritora española Julia Navarro (1953), es sobre todo la vida de esta bella mujer fuera de lo común, valiente y coherente con sus amores e ideales hasta sus últimas consecuencias.

"A través de este personaje me interesó revelar mi mirada del que considero un siglo terrible, extremadamente violento y que terminó convirtiéndose en una tragedia mayor. Desde mi punto de vista, el siglo XX se puede leer como la página más negra de toda la historia de la humanidad", dice Julia Navarro en un contacto telefónico a días de presentar su novela en la Feria Internacional del Libro de Santiago.

Autora de otras exitosas publicaciones como "La Hermandad de la Sábana Santa" y "La sangre de los inocentes", Navarro dice que, sin pretender hacer novela histórica, lo que le interesó fue revelar un convulso período marcado por los totalitarismos. "Los crímenes que se cometieron durante el nazismo y el estalinismo fueron tremendamente estremecedores. Este último terminó convirtiendo a una importante porción de Europa en una gran prisión, en un infierno".

Por ese motivo, en "Dime quién soy" quiso "coger a los lectores de la mano y llevarlos a lo largo de algunos de los acontecimientos más importantes de ese siglo en Europa, desde la segunda república en España hasta la caída del Muro de Berlín. Es una novela muy ambiciosa, pero no está llena de héroes o heroínas. Me interesó dibujar unos personajes que reflejen el amor, el odio, la generosidad, el espíritu de supervivencia, la capacidad de pensar y de equivocarse", señala.

-¿Cómo fue construyendo a Amelia Garayoa y su proceso de cambio, desde un republicanismo hacia un declarado espíritu antifascista?

"'Dime quién soy' tiene mucho que ver con mi historia personal, con algunas historias que escuchaba en casa desde muy niña. Por eso no me costó mucho darle una voz a Amelia, ya que me inspiré en algunos relatos familiares. Ella es un personaje fascinante, que tiene conciencia y que tiene el enorme valor de tomar las riendas de su vida en una época en que las mujeres no eran dueñas de su propio destino, ya que pasaban de la casa de sus padres a las de sus maridos. Amelia toma una opción: la de vivir y de equivocarse".

-Y de asumir también una dualidad.

"Ella viene de la burguesía republicana, pero está inmersa en una pugna entre dos mundos. Amelia termina tomando una opción por los más débiles, pero desgraciadamente su ideario, el comunismo, terminó convirtiéndose en un monstruo. Lo que pasó es que en aquellos años germinales el comunismo nació como una esperanza para conseguir una sociedad mejor y más igualitaria. Sin duda planteó una tesis muy hermosa, pero finalmente terminó convirtiéndose en una cárcel para millones de personas. Yo salvo la idea del comunismo, lo que no salvo es la mala praxis , cómo los dirigentes de este movimiento terminaron bastardeando una idea hermosa de la igualdad".

-¿Fue muy exhaustiva la documentación?

"Afortunadamente el siglo XX fue antes de ayer; es decir, para muchos sigue siendo muy reciente. Todos tenemos memoria, por ejemplo, de la caída del Muro de Berlín, ya sea porque lo vivimos o porque nos lo contaron nuestros padres o nuestros abuelos. En ese sentido, este libro me resultó más o menos fácil de investigar, entre otras razones porque tuve a mi disposición una enorme cantidad de documentación: libros, cintas de radio y documentales sobre la Segunda Guerra Mundial y Guerra Civil Española. Quizás este último episodio fue el más difícil, no por falta de información, sino porque aún resulta muy doloroso para los españoles".

 Vocación tardía

La periodista Julia Navarro sólo había publicado libros dedicados a la política cuando en 2004 se atrevió con la ficción. Su debut fue con "La Hermandad de la Sábana Santa" (Random House Mondadori), que le significó permanecer durante semanas en el ranking de los más vendidos.

"Partí tarde en la escritura literaria y fue casi por una casualidad", cuenta. En las vacaciones de verano, mientras supervisaba a su hijo pequeño, que fácilmente podía pasar horas disfrutando de la costa española, Navarro comenzó a dedicar un importante tiempo a la lectura. "Para aprovechar el tiempo, leí prácticamente todo, hasta los obituarios de los diarios y de la lectura de un obituario nació mi primera novela", cuenta.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Mi protagonista es el símbolo de una emancipación femenina. Ella abrió la puerta a codazos para que entraran las mujeres a la vida pública.
"Mi protagonista es el símbolo de una emancipación femenina. Ella abrió la puerta a codazos para que entraran las mujeres a la vida pública".
Foto:J. M. Fernández

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales