Actualidad La situación de los cristianos en el Medio Oriente
Joannes Zakaria, obispo copto: vivir bajo el dominio de los Hermanos Musulmanes

El arzobispo de la diócesis de Tebas-Luxor de la Iglesia Copta-Católica de Egipto relata en primera persona lo que está sucediendo con las comunidades cristianas en medio de los cambios que han devenido de la Primavera Árabe y el surgimiento de gobiernos de corte islámico. Monseñor Zakaria visita Chile invitado por la fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre.  

María Soledad Ramírez R. 

Cuando el 25 de enero de 2011 comenzaron las protestas en la plaza Tahrir de El Cairo -precedidas por lo sucedido en Túnez a inicios de ese mes-, pocos vislumbraron el rumbo que tomarían los acontecimientos en el Medio Oriente. Un año y 10 meses después, la "Primavera árabe" es un hecho incontrarrestable que se ha extendido por toda la región.

En esta nueva realidad, los acontecimientos egipcios han sido relevantes. Tras la caída del gobierno de Hosni Mubarak y un período de transición encabezado por la junta militar, en junio de este año se realizaron elecciones presidenciales. Ganó Mohamed Mursi, el líder del partido Hermanos Musulmanes, quienes también tienen mayoría legislativa.

Es a este nuevo orden al cual debe adaptarse la minoría cristiana egipcia, un 10% de una población de 80 millones de habitantes. La tradición señala que fue San Marcos quien llevó el evangelio a estas tierras. Los coptos descienden de los antiguos egipcios.

La iglesia copta se distanció de la romana en el concilio de Calcedonia, en el año 451, por el tema de las dos naturalezas de Cristo. Tras la conquista árabe musulmana y luego bajo el imperio otomano, se refugiaron en el alto y medio Egipto, donde viven hasta hoy.

A partir del siglo XVIII empezaron a llegar misioneros franciscanos y jesuitas buscando la conversión al catolicismo romano. Hoy existe un patriarcado y tres diócesis copto-católicas en Egipto, junto a la Iglesia Copta Ortodoxa (la más grande) y una Iglesia Copta Protestante.

Monseñor Joannes Zakaria es el arzobispo copto-católico de la diócesis Tebas-Luxor, que llega hasta la misma frontera con Sudán. Viven 4 millones de personas en la región, de las cuales 18 mil son copto-católicos.

Monseñor está de visita en Chile para participar en el seminario "La primavera árabe y la libertad religiosa", que organiza la fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre. Es un testigo en primera línea de la actual tensión entre cristianos y musulmanes.

En su diócesis se han quemado tres iglesias en los últimos cuatro años, todas bajo condiciones sospechosas. Los hechos así se multiplican en una región en donde la minoría cristiana ha vivido siglos bajo el dominio político-cultural musulmán.

Al preguntarle cómo están las cosas, recita los hechos país por país; en su patria "la presión contra los cristianos se ha incrementado en todas partes. Extremistas islámicos atacaron y quemaron, en algunos pueblos, iglesias, casas, negocios y tiendas de cristianos. Se raptó a un grupo de niñas, las cuales fueron convertidas al Islam y casadas con musulmanes. En otros pueblos, cristianos coptos han sido obligados a dejar sus casas y sus negocios e irse a vivir a otro pueblo".

-Después de la elección de Mohamed Mursi como presidente de Egipto, usted expresó su esperanza de que la situación del país mejoraría. ¿Tras cuatro meses, cómo ve la situación?

"Por mi carácter, yo soy optimista y cuando escuché los discursos de Mursi antes y después de la elección, me gustó su punto de vista y su manera de pensar. Ahora me doy cuenta de que hay un montón de problemas sobre seguridad, derechos humanos, economía, asuntos sociales, educación y otros que todavía están sin ninguna solución y, en general, la situación en Egipto es peor que antes. El principal problema de Mursi es que él siente más conexión con las ideas del movimiento de los Hermanos Musulmanes que las que siente como presidente de todos los egipcios. Él prometió gobernar protegiendo los derechos de las mujeres, los niños, los cristianos y los musulmanes. Sus promesas sonaron bien para millones de ciudadanos, pero hasta este momento, no ha realizado ninguna de ellas".

-¿Existe alguna mejoría con respecto a la minoría cristiana?

"Sí, existe un pequeño progreso y mejoramiento en las relaciones entre musulmanes y cristianos, especialmente en los pueblos más pobres, donde viven y trabajan juntos. Sobre el futuro, realmente confío en la Divina Providencia. Tengo fe en nuestro Dios, que es para mí el Señor de toda la historia. Jesús dijo a sus discípulos y a nosotros: 'El mundo los hará sufrir, pero tengan valor, yo he vencido al mundo' (Juan 16, 33). Las persecuciones, problemas y obstáculos que encontramos al vivir nuestra fe en Egipto podrán darnos sufrimientos y limitar nuestra misión, pero nunca detendrán nuestra alegría en vivir y proclamar la fe en nuestro Señor Jesucristo. La persecución purifica nuestros corazones y nuestras vidas y nos da la gracia y fuerza para continuar viviendo nuestra fe cristiana. Vivimos en Egipto que es tierra bendecida en la Biblia, por la visita de la Sagrada Familia. Amamos nuestro país y a pesar de la persecución, debemos permanecer acá, sin emigrar. Tenemos una misión especial de testigos, con nuestra fe y buen ejemplo, del amor y la salvación de nuestro Dios para nuestros vecinos y amigos".

-El Presidente Mursi nombró a un copto como asesor en el Consejo. ¿Es esto un paso para reconstruir la relación con el gobierno?

"Tener un copto en el consejo presidencial es un buen paso, pero temo que esto sea una forma decorativa sin injerencia en los asuntos de gobierno. Lo que necesitamos ahora, para reconstruir la relación, es una persona muy inteligente que represente a los coptos, con autoridad ejecutiva para presentar y explicar nuestros problemas y encontrarles una solución".

-El papa copto ortodoxo recién elegido, Tauadros II, dijo que quería llevar a la Iglesia desde el activismo político hacia un trabajo más espiritual. ¿Usted está de acuerdo con esta visión? ¿Cuál debe ser el rol de la Iglesia en este nuevo Egipto?

"En sus afirmaciones iniciales, el papa Tauadros II ha dicho que su trabajo urgente es poner orden y organizar la iglesia, primero hacia adentro y luego hacia fuera. Pero el nuevo Papa no puede escapar de su rol en los asuntos políticos vinculados a la relación de la iglesia con el nuevo gobierno y con los derechos de los coptos. Él podría quizás romper con el pasado (mucha gente piensa que el papa Shenuda, que murió en marzo, hablaba por todos los coptos), con un perfil político menor y permitiendo a la feligresía copta hablar por sí mismos en la defensa de sus derechos".

-¿Y cómo debe ser la relación con el nuevo gobierno?

"Depende de las capacidades de las personas a cargo, en la Iglesia y el gobierno. Ambos lados necesitan tener muy buena voluntad y colaborar juntos por la paz y la prosperidad de los egipcios, musulmanes y coptos".

-¿Cómo puede la iglesia copta católica ayudar en mejorar los valores democráticos en la población joven?

"La Comisión de Justicia y Paz de la Iglesia copta católica está trabajando en todas las diócesis con los jóvenes, organizando reuniones con un programa especial de educación política. He participado de éstas y, con mucho agrado, me he dado cuenta de que hay un buen número de jóvenes, algunos musulmanes, otros cristianos. La atmósfera es buena y trabajan juntos con un espíritu de paz y amor".

-Usted dijo, durante la última elección, que un cristiano podía votar por un musulmán si una persona es buena; una idea que no fue bien recibida por algunos. ¿Por qué dijo eso?

"Sí, lo dije en una reunión con jóvenes y les expliqué por qué. Primero, como cristianos debemos ser más tolerantes y no fanáticos, debemos amar a nuestros hermanos musulmanes y colaborar con ellos. Segundo, pienso que la mayoría de la población musulmana en Egipto son buenas personas".

-¿La Primavera árabe se ha convertido en una pesadilla para los cristianos del Medio Oriente?

"Musulmanes y cristianos estaban juntos en la plaza El-Tahrir en El Cairo para protestar contra el régimen del Presidente Mubarak y pedir libertad, dignidad y un nuevo gobierno democrático. El movimiento llevó a elecciones democráticas en Egipto, donde partidos políticos de inspiración islamista ganaron. Los Hermanos Musulmanes y los islamistas extremistas, los Salafistas, quieren crear un gobierno islámico y aplicar la Sharia (la ley islámica). Esta tendencia islámica y la atmósfera fanática harán las cosas difíciles no solo para la minoría cristiana, sino también para los musulmanes moderados".

"Sobre el futuro, realmente confío en la Divina Providencia", señala Zakaria.

 Actividades

El jueves 15, a las 19:00 horas, monseñor Zakaria participará junto a Juan Emilio Cheyre y Antonio Bentué en la conferencia "La primavera árabe y la libertad religiosa" en la Casa Central de la Universidad Católica. Con entrada liberada y traducción simultánea.

El sábado 17 estará junto a Juan Emilio Cheyre en el Edificio Transoceánica (Avenida Santa María 5888) en la conferencia "Cristianos árabes: entre el temor y la esperanza", a las 11:00 horas. Con entrada liberada y traducción simultánea.

El domingo 18 concelebrará con el nuncio apostólico, monseñor Ivo Scapolo, la misa en la Catedral de Santiago por el Domingo de Oración por la Iglesia Perseguida.

Hasta el 30 de noviembre estará abierta la exposición fotográfica "Héroes de la fe: cristianos perseguidos en el siglo XXI", en el centro de extensión de la UC.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:ALFREDO CÁCERES

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales