Doctorado en Oxford y Cambridge, hoy le corresponderá presentar la gran relación del caso:
Crawford, el influyente australiano que lidera la artillería legal de Chile

Su informalidad algo excéntrica ya es familiar para la delegación chilena, a la que se sumó desde Londres, donde participa en el arbitraje más cuantioso del momento: US$ 20.000 millones que Ecuador le reclama a Chevron. Experto en todas las aristas del derecho internacional, y dueño de una ironía y agudeza famosas en la Corte, el abogado de 64 años será el plato fuerte de la jornada de hoy.  

 

Es el primero en llegar cada día a la Corte. Solo, vistiendo su toga negra -sin peluca, al estilo de los juristas australianos- y mirando siempre su teléfono celular, el abogado James Crawford entra directo a la sala donde esta semana comenzó la fase oral en la demanda marítima que Perú interpuso en contra de Chile, ajeno al glamoroso mundo de los litigantes top, del cual, no obstante, es uno de sus protagonistas.

Esa faceta algo excéntrica del principal abogado de la defensa chilena sorprendió inicialmente a la delegación nacional con la que se aloja en el Hotel Carlton Ambassador de La Haya.

Pero después de casi una semana de reuniones y conversaciones, ayer no llamó la atención que el abogado de 64 años entrara a la última reunión de coordinación con el canciller Alfredo Moreno vistiendo un deportivo polerón azul con grandes letras blancas, mientras comía un galletón de avena.

Nada en su apariencia algo encorvada y gruesa haría pensar que es uno de los litigantes más influyentes en el mundo del arbitraje internacional.

A La Haya llegó solo, como le gusta viajar, procedente de Londres, donde la semana pasada defendió a la estadounidense Chevron en la millonaria demanda interpuesta en su contra por Ecuador, por supuesta responsabilidad ambiental en el manejo de concesiones petrolíferas entre 1963 y 1994.

Nada menos que US$ 20 mil millones están en juego en esta causa, la más millonaria que se disputa por estos días a nivel mundial. Asistentes a la reciente audiencia comentan que Crawford hizo gala de su brillante e irónica elocuencia y que respondió sin titubear el interrogatorio del árbitro Alan Vaughan Lowe, el mismo que ahora es parte del equipo legal que asesora a Perú en su demanda contra Chile.

Crawford es un litigante que participa a menudo en una amplia gama de cortes y tribunales internacionales, como el del Derecho del Mar o la misma Corte Internacional de Justicia de La Haya, en la que posee una amplia experiencia: ha asesorado en 23 casos, incluyendo los de Timor Oriental (Australia versus Portugal), las plataformas petrolíferas (Irán versus Estados Unidos), Pulau Batu Puteh (Malasia versus Singapur) y la delimitación marítima en el Mar Negro (Rumania versus Ucrania).

¿Próximo juez en La Haya?

Nacido en Adelaida, en el sur de Australia, Crawford es dueño de una trayectoria internacional que a muchos les hace pensar que será el próximo en sentarse como magistrado en la misma Corte donde hoy expondrá a nombre de Chile, luego que en octubre fuera nominado para ese cargo con el apoyo del gobierno de su país.

Doctorado en Oxford y Cambridge, donde hoy dicta la cátedra de derecho internacional, es un sesudo académico y jurista al punto de que fue relator de la resolución 56/83 de la Organización de Naciones Unidas, emitida en 2001, que establece la responsabilidad del Estado por hechos internacionalmente ilícitos y es considerada una de las piezas más importantes en la historia de este tipo de derecho.

Allí radica precisamente su fortaleza, dicen los entendidos, porque domina todas las aristas del derecho internacional público -es autor del más importante libro en inglés sobre el tema- y también del derecho internacional privado y del common law. No por nada dirigió durante años el programa de doctorados en derecho de Cambridge.

A este nutrido currículum suma una inteligencia notable, dicen quienes han trabajado con él en la defensa chilena. Si a Alain Pellet, el líder del equipo jurídico peruano, lo precede su estilo avasallador, a Crawford lo caracteriza su capacidad analítica y detallista, que desenvuelve en las cortes con un hablar pausado y un acento marcadamente australiano.

De hecho aún resuena en el Palacio de la Paz de La Haya la célebre metáfora de Winnie The Pooh con que graficó "el voraz apetito" nicaragüense, en el reciente litigio entre la nación centroamericana y Colombia.

De ese estilo audaz y agudo, aseguran, hará gala hoy cuando intervenga en la primera jornada de alegatos chilenos. Crawford será el encargado de hacer la gran relación, que abarcará la historia completa del caso.

Ya lo hizo hace pocos días. A mediados de noviembre expuso las bases de la defensa chilena al Presidente Sebastián Piñera, en la reunión que el Mandatario sostuvo con todo el equipo legal en el cuartel central de Freshfields, estudio internacional de arbitrajes y principal asesor en este juicio, en plena city londinense.

En esa ocasión, el abogado australiano se ubicó en una posición preponderante, justo al frente de Piñera y rodeado por el canciller Moreno y los agentes Van Klaveren, Infante y Martabit. En el sector opuesto, estuvieron los expertos internacionales Moto Maeda, Ben Juratovich, Georgios Petrochilos y Samuel Wordsworth.

Aunque se dudaba que Crawford asistiera al encuentro, llegó. Y fue el más escuchado, el encargado de darle la bienvenida al Presidente y de explicarle las bases de la defensa chilena, con el apoyo de mapas y documentos. También respondió todas las preguntas que formuló el Jefe de Estado.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Autor de varios libros, James Crawford fue distinguido con el más alto honor por la Sociedad Americana de Derecho Internacional por sus logros en ese ámbito. Emily, la mayor de sus cinco hijos, heredó su vocación por las leyes y realizó una tesis doctoral que fue publicada por la Universidad de Oxford.
Autor de varios libros, James Crawford fue distinguido con el más alto honor por la Sociedad Americana de Derecho Internacional por sus logros en ese ámbito. Emily, la mayor de sus cinco hijos, heredó su vocación por las leyes y realizó una tesis doctoral que fue publicada por la Universidad de Oxford.
Foto:EL MERCURIO


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales