"Tacones y algo más...":
Rutilante show revisteril

PEDRO LABRA HERRERA 

No exageraban los informes previos. El espectáculo revisteril "Tacones y algo más..." impresiona con su despliegue no menos que lujoso de fantasiosos trajes, plumas y brillos, de una suntuosidad nunca vista en una producción local (y no pensamos sólo en su género). Apuesta por la seducción visual y lo logra con elegancia, impecable buen gusto y un exquisito cuidado por cada detalle. Un aporte que no es menor, ya que sube el nivel de exigencia estética en el área de la entretención ligera, tanto de los gestores como del público.

Creada, coproducida, dirigida y protagonizada por el uruguayo Marcelo Álvarez (Nicole Gaultier es su nombre artístico), se plantea desde su típica gran escala al fondo, como una revista frívola. En el desfile que brinda de brillantes cuadros musicales con coreografías y canto en fonomímica, el bien entrenado cuerpo de baile -seis esculturales chicas y cinco apuestos chicos con poca ropa- agrega mucho para distraer la vista. Se suman un número de trapecio suspendido sobre el pasillo de platea, y cuatro rutinas de los desopilantes Hermanos Quintana con su habitual humor grotesco.

Es un espectáculo 'blanco', que elude en forma deliberada el incentivo sexual, salvo por un detalle: las vedettes aquí son talentosos transformistas. La ilusión que crean es tan perfecta, que a más de alguien se le puede pasar por alto que la hermosa y rutilante fémina que admira en escena es, en realidad, un actor travestido. Con todo, bordea derivar a un show abiertamente gay en sus tres cuadros andróginos, que ponen el toque trasgresor e inquietante (pero siempre con categoría) de sexualidad equívoca o indefinida.

Se da en una discoteque adaptada a sala de teatro, lo que explica que el estrecho escenario no ayude a lucir la opulenta producción; a las coreografías sin duda les falta aire, se ven apretadas. Molesta, por lo demás, que se perciba el movimiento del elenco entre cajas. Peor aún es que los cuadros parezcan sucederse sólo para dar paso a un nuevo y más deslumbrante tipo de diseño en vestuario -el tributo a Broadway, el tango, la onda disco, tropical u oriental, el carnaval de Venecia (maravilloso)- y mostrar más trajes y plumas.

Además de esa planicie en la estructura, se echa de menos una mayor creatividad. Reciclando su aplaudido rol de Maestro de Ceremonias en "Cabaret", el actor Francisco Medina provee un endeble hilo conductor a la entrega, con textos también flojos, en tanto que todos los sketches de Los Quintana ya se vieron en sus anteriores espectáculos. Aún otra objeción: la iluminación suele abusar del contraluz, con efectos a veces enceguecedores.

Centro de eventos Bunker. Bombero Núñez 159, Bellavista. Jueves a sábado a las 20:30 horas. Desde $8.000. Venta de entradas en Ticketpro y tiendas Blockbuster.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:HAROLD CASTILLO


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales