viernes 28 de diciembre de 2012  
 
El origen de wikén
 
Wikén surgió en 1976 como cuerpo especial de El Mercurio. Por eso, este año, en que celebramos tres décadas como revista propiamente tal.  

 

Era el 20 de agosto de 1976 cuando la página 35 de "El Mercurio" anunciaba el que sería el nuevo cuerpo de espectáculos y tiempo libre que se adueñaría de los viernes: "Espectáculo Wikén". En ese entonces, Canal 13 anunciaba su celebración de 18 años; Canal 4 programaba el espacio "Mundo joven"; Raquel Welch protagonizaba "Un fausto moderno" en Canal 7, y la teleserie "Simplemente María" era la flamante apuesta de Canal 9. Además, Jorge Pedreros hacía una adaptación de "My Fair Lady" para el espacio "Dingolondango", dirigida por Eduardo Ravani, y con Enrique Maluenda y Gloria Benavides en el elenco.

"Espectáculo Wikén" consistía en un cuerpo especial de tamaño estándar en el que se daba cuenta de los estrenos del cine y el teatro -por ejemplo "El Burlador de Sevilla", con la dirección de Ramón Núñez y las actuaciones de Alejandro Castillo, Elsa Poblete y Soledad Pérez- y le seguía la sección Quince Panoramas, en la que se detallaban cafés concert, misas, exposiciones, fiestas de música y exposiciones. Luego venían la guía de restaurantes y la crítica de largometrajes, con la firma de la reputada crítica María Romero. Para terminar, se incluía una entrevista a alguna figura -en su primera edición, el entrevistado era Silvio Caiozzi- y cerraban los datos de radio, panoramas infantiles y cartelera de televisión.

La exitosa fórmula de este nuevo cuerpo sufriría algunas modificaciones hasta quedar sólo bajo el nombre de Wikén. Lo que sucedió en 1977. Con su nuevo logo y posicionamiento de la marca por sí sola, Wikén ingresó con fuerza al mundo del cine, se comenzó a hacer entrevistas personales en la inaugurada sección "Ángulos de" y se dedicó una página completa al área "Juvenil". En 1978, la fórmula se mantendría, pero incluiría "Wikén Musical", un programa semanal con la mejor música del momento y datos para el fin de semana que se transmitía viernes, sábado y domingo por la emisora Pudahuel.

Estable en 1979 -sólo hubo un nuevo cambio en su logo central-, la década del 80 llegó para reestructurarlo casi por completo. Se incluyeron más críticas y se les dio espacio tanto al jazz como a los shows de revistas y "farándula", con secciones como "Flashes", y "Persona y Personaje" en la que se entregaban noticias como el nacimiento con escolta policial de la hija de Rod Stewart o el acuerdo firmado por el sindicato de actores. Notable sería una de las portadas del mes de octubre de ese mismo año: Bajo el título "Dónde viven los famosos" se incluían las fotografías de las fachadas de las casas de Mario Kreutzberger, Enrique Maluenda, Raquel Argandoña, César Antonio Santis, José Alfredo Fuentes, Horacio Saavedra, Raúl Matas, Coco Legrand y Antonio Vodanovic. El mismo año, el titular "¿Es afrodisíaca la comida árabe?" abría el recién inaugurado cuerpo E, que durante un año "se llevó" los contenidos de gastronomía y turismo que cubría Wikén, y que volverían al año siguiente.

En 1981 se inauguraron espacios nuevos como "Su Wikén Wikén", donde se regalaban invitaciones para espectáculos de teatro y ballet, conciertos y comidas. Éstas se repartían por orden de llegada en móviles que la revista sacaba a la calle. ¿El requisito para ganar? Presentar el suplemento junto al carnet de identidad. Las pistas del lugar de entrega, semana a semana, eran repartidas en diferentes páginas del suplemento. Una especie de mapa del tesoro.

Al año siguiente, el 16 de abril de 1982, se anunció la nueva era, con más color, más reportajes, más crónicas y comentarios: "Wikén cambia a tabloide; otro estilo y otra dimensión periodística", se publicó.

Fue entonces cuando Wikén se convirtió en lo que es hoy.

 

   
Términos y Condiciones de la Información
© El Mercurio S.A.P.