Crítica de teatro:
20 años de Santiago a Mil, vitrina internacional para las artes escénicas

Agustín Letelier 

Hace veinte años Carmen Romero y Evelyn Campbell tuvieron un sueño, crear un festival que pudiera acoger lo mejor del teatro y hacerlo accesible a personas que quizás nunca habían tenido la oportunidad de ver arte de calidad. Al comienzo participaron sólo tres compañías nacionales. Hoy es un festival internacional en el que compañías de teatro y danza del mundo aceptan con gusto la invitación a venir.

Al recuperarse la democracia el año 1990, uno de los temas políticos y sociales que se debía retomar era el desarrollo de la cultura y de la libertad de expresión en el arte. Un primer paso fue crear una institucionalidad cultural y darle un espacio apropiado. En la imponente estructura del terminal ferroviario al norte, ya en desuso y en camino al deterioro, se creó el Centro Cultural Estación Mapocho. Utilizarlo era a la vez una atrayente posibilidad y una necesidad para no convertirlo en un "elefante blanco". Al amplio espacio de su hall central llegaron obras de Alfredo Castro, Mauricio Celedón y La Troppa.

Su crecimiento ha sido sostenido y sorprendente. Cada vez más invitados internacionales, grandes espectáculos de calle, presentaciones gratuitas en comunas de Santiago y extensiones a provincias. La cantidad de recursos que se requiere es de tal magnitud que su sistema de gestión debió cambiar. Se creó para ese efecto una fundación sin fines de lucro que garantice el apropiado empleo de los aportes del Estado y de las empresas privadas.

El año 2003, el actor y ex director del Berliner Ensamble, Martin Wuttke, nos impactó con "Artaud recuerda a Hitler y el Romanische Café". Dentro de una caja de vidrio, mostró la crispación del espíritu de ese loco genial. Cada sílaba de su monólogo, cada inflexión de su voz y hasta su respiración, se traspasaban al público a través del sonido amplificado. Mostró la extraordinaria fuerza expresiva a que puede llegar un gran actor.

El año 2004 se establece a Francia como primer país invitado y la obra más impactante de toda su delegación fue "Le tas", dirigida y actuada por Pierre Meunier. Sólo con ir colocando piedras en un montón, primero en el suelo y luego en unas redes que colgaban, produjo tal sentido de peligro relacionado con las leyes del equilibrio y el peso, que nos hizo repensar qué es el teatro y cómo se llega al dramatismo.

El año 2005 fue marcado por la presencia de Jan Fabre, artista plástico y director de danza que admiró con la belleza y fuerza de "Quando l'uomo principale e una donna". En la selección nacional Héctor Noguera tuvo una actuación memorable en su unipersonal "Novecento pianista".

2007 fue un gran año para el festival. Pina Bausch, maestra indiscutida del ballet contemporáneo, presentó "Masurca Fogo", expresión de su pasión por la vida. Peter Brook envió una obra dirigida por él, "El Gran Inquisidor": basada en el capítulo V de "Los Hermanos Karamazov" de Dostoievski, en ella un cardenal de la Inquisición española interroga a Jesús, y lo condena. La forma en que el actor Bruce Mayers presentó el castigo injusto a un inocente fue una extraordinaria muestra de actuación superior. Ese mismo año llegó por primera vez "La Pequeña Gigante", que por cuatro días buscó al rinoceronte escondido. La vio un millón de personas. También fue un muy buen año para el teatro chileno: Patricio Pimienta presentó "Ayer", una discusión sobre arte planteada por Juan Emar, Constanza Brieba dirigió "El Ansia" de Sarah Kane y el Teatro Cinema sorprendió con "Sin Sangre".

El año 2008 vino el Piccolo Teatro de Milán con su mayor éxito por décadas, "Arlequín, servidor de dos patrones". Desde el punto de vista de la creatividad en el teatro moderno, las mejores expresiones fueron "El libro de Job" de la compañía brasileña Da Vertigem, "Noche de Reyes" de Shakespeare en la versión rusa de Declan Donellan, y "Bruxeles BR #04" de la Societa Raffaello Sanzio.

El año 2010, Bicentenario de la Independencia, el festival estuvo centrado en presentar lo mejor del patrimonio teatral chileno. Como coproducciones de Santiago a Mil se presentaron 17 obras entre las que estuvieron "Los que van quedando en el camino" de Isidora Aguirre, "Hechos consumados" de Juan Radrigán, "La Negra Ester". Ese año la Compañía de Pina Bausch trajo "...Como el musguito en la piedra", última obra de su directora, inspirada en los paisajes del sur de Chile y en la música de Violeta Parra. Con un récord absoluto de público, ese año vino otra vez Royal de Luxe con su Pequeña Gigante, esta vez fue vista por 3.600.000 personas.

El festival de este año 2012 será recordado por la visita de la ya mítica Ariane Mnouchkine con su Théâtre du Soleil. La obra que para muchos fue el aporte principal de este festival fue "El alma de las termitas", dirigida y actuada por el actor belga Josse de Pauw. Su duda acerca de las ventajas reales de la investigación científica, la música de dos instrumentos de cuerdas y su voz que cantaba la historia en forma de jazz fueron sobrecogedoras.

En veinte años Santiago a Mil ha pasado a ser la expresión más visible, respetada e influyente de nuestra cultura escénica. Es un ejemplo de iniciativa privada que al asumir necesidades claras de nuestra sociedad se convierte, paso a paso, en una gran institución que es hoy vitrina internacional para las artes escénicas de Chile y de Latinoamérica.

Santiago a Mil

Fecha: 3 al 20 de enero

Revisar sitio web para la extensa programación, horario y precios de entradas.

www.santiagoamil.cl



 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Los náufragos de la loca esperanza</b>, de Ariane Mnouchkine y su Théâtre du Soleil, fue una de las obras destacadas del Festival Santiago a Mil 2012.
Los náufragos de la loca esperanza, de Ariane Mnouchkine y su Théâtre du Soleil, fue una de las obras destacadas del Festival Santiago a Mil 2012.
Foto:LA SEGUNDA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales