Gobierno de Turquía dona tres murales para la estación Alcántara del metro

Las obras fueron realizadas con cientos de azulejos creados con una técnica usada en el Imperio Otomano entre los siglos XV y XVII y recuperada por la fundación Iznik.  

Josefina Marambio Márquez 

Llegaron en diciembre a Chile en valija diplomática, en un vuelo desde Turquía. Inmediatamente los trasladaron a la estación Alcántara del metro. Venían en varios cofres de madera que tenían asas de soga para poder ser transportados con precaución. Dentro de cada caja, decenas de azulejos cuadrados de 23 cm estaban envueltos en sobres plásticos, protegidos por plástico con burbujas y plumavit. "Sacar cada azulejo era como sacar una joya", cuenta el director ejecutivo de MetroArte, Javier Pinto, al recordar la instalación de los tres murales que donó el Gobierno de Turquía a Metro.

Las obras están compuestas por cientos de azulejos de la fundación Iznik, que se dedica a recuperar la técnica ancestral de creación que se ocupaba en el Imperio Otomano entre los siglos XV y XVII. "Desde Turquía enviaron a un maestro especialista y a su asistente para que colocaran los murales. Trabajamos cinco noches en la instalación en Alcántara", recuerda Pinto.

Las conversaciones para definir dónde se colocaría este regalo comenzaron hace más de un año. Había que encontrar un lugar apropiado para poner los dos murales de 3 x 1,80 metros y el mural de 5 x 2 metros.

Finalmente se escogió la estación Alcántara, por estar próxima al monumento a Mustafa Kemal Ataturk, primer Presidente de la República de Turquía. Además, la palabra "Alcántara" proviene del árabe "Al Qantarat" que en español significa "puente". Los dos murales, que están instalados en las paredes norte y sur de la estación, representan las dos orillas de Estambul. "Para nosotros, el puente de Estambul que cruza el Mar de Mármara es la mesanina (nivel boletería) de la estación. Dos de los murales que nos regalaron representan el Estambul europeo y el asiático. Entonces aprovechamos la mesanina como puente natural", explica Pinto.

El mural más grande está ubicado en la salida sur de la estación y muestra una flota otomana en el mar -diseño clásico de Iznik- en tonos azules y rojo, color que es particularmente difícil de conseguir utilizando las antiguas técnicas. "La fundación Iznik realizó investigaciones para poder desarrollar la misma técnica de siglos atrás, pero sin incorporar procedimientos nuevos", explica Pinto sobre los azulejos compuestos por un 85 por ciento de cuarzo.

Otra de las particularidades del mural es que cada palmeta pesa más de 1.200 gramos y fue hecha completamente a mano. "Si te fijas en detalle, encuentras algunas imperfecciones en los azulejos. Ellos las exhiben con orgullo, porque eso demuestra que es un proceso manual, sin máquinas de por medio", cuenta Pinto.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Las obras</b> son la intervención artística número 33 que se realiza en una estación de Metro.
Las obras son la intervención artística número 33 que se realiza en una estación de Metro.
Foto:SERGIO ALFONSO LÓPEZ

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales