Felipe Bulnes, embajador en Estados Unidos y agente ante la CIJ para el caso con Bolivia:
"Un núcleo central del equipo va a estar constituido por quienes han estado a cargo del juicio con Perú"

El ex ministro explica que en esta etapa del caso su labor será organizar los equipos, y entrevistarse y elegir a los abogados extranjeros con los que se trabajará. Asimismo, anticipa que contará con la asesoría de Alberto van Klaveren y María Teresa Infante.  

Matías Bakit R. 

En diciembre pasado, el embajador en Estados Unidos, Felipe Bulnes, fue uno más de los chilenos que siguieron con atención el juicio entre Chile y Perú en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Cuatro meses después, sería nombrado para representar a Chile ante la misma Corte como agente para el caso con Bolivia.

"Me sorprendió la designación en el sentido de que no me estaba postulando ni promocionando. No es algo que yo estuviera buscando. Pero dicho eso, considero un tremendo honor representar a nuestro país ante La Haya y agradezco la confianza del Presidente y del canciller al haberme elegido", cuenta Bulnes a "El Mercurio", en su primera entrevista desde el nombramiento.

Totalmente abocado a sus, ahora, dos trabajos, prefiere no referirse a otros temas de la contingencia y se centra en sus próximos desafíos como agente y embajador (ver recuadro).

-Va a trabajar al mismo tiempo como agente y embajador. ¿Cómo lo va a hacer?

-Puedo asegurar que voy a desempeñar ambas funciones con toda la intensidad que estas requieren. Esto es, sin postergar ninguna en función de la otra. Hay que tener presente que el litigio con Bolivia está en una etapa muy preliminar, donde Bolivia recién presentó una solicitud de ir a juicio. Su demanda, propiamente tal, la vamos a conocer en algún tiempo más. Por lo tanto, en esta etapa hay requerimientos que son perfectamente compatibles con mis funciones de embajador. Además, cuento con un equipo excepcional. Incluso es más, para efectos de organizar los equipos de abogados extranjeros con los que trabajaremos, el estar en Estados Unidos representa una ventaja, dada la cercanía geográfica con los países donde ellos se encuentran.

-¿Cuáles son las labores que tendrá en esta primera etapa?

-En este período preliminar hay que organizar los equipos de trabajo y entrevistarse con los abogados extranjeros para ver con cuáles se trabajará el caso. Hay que recopilar antecedentes, desarrollar ciertas líneas de análisis, etc. Pero no podemos comenzar a contestar una demanda que todavía no se conoce.

-¿Existe la posibilidad de declarar la demanda como inadmisible?

-Lo único que puedo hacer en esta etapa es aludir a los derechos teóricos que le asisten a nuestro país. En ese sentido, Chile puede hacer objeciones de competencia y admisibilidad hasta tres meses después de presentada la demanda de Bolivia. Y puede hacerlo como un tema para que se resuelva previamente, antes de seguir con el juicio, o bien para que sea decidido junto con la sentencia final.

-Al poco de ser nombrado, usted visitó la oficina que se ha encargado de llevar el caso con Perú y conversó con el agente Alberto van Klaveren. ¿Colaborará él con este caso? ¿De qué se habló?

-Él tiene no solamente grandes capacidades y conocimientos, sino que la experiencia concreta de haber sido agente en el juicio que Chile mantiene con Perú. Es el primer referente en el que uno piensa al tratar de recabar experiencia y orientaciones.

"Respecto de quiénes van a trabajar en este caso, aparte de la posibilidad permanente de recurrir a su consejo, la Cancillería cuenta con profesionales de experiencia que claramente también van a estar en este juicio. Sería un profundo error no aprovechar sus capacidades y experiencias. Por lo tanto, nos vamos a apoyar en esos profesionales. Hay un capital humano extraordinariamente valioso que no podemos desaprovechar".

-¿Llamará también a gente nueva a trabajar en esto?

-Los nombres que van a ir integrando el equipo los vamos a ir dando a conocer con el tiempo, en la medida en que se vayan adoptando las definiciones. Siempre voy a estar abierto a sumar nuevos profesionales en la medida en que las circunstancias lo hagan aconsejable. Es un proceso gradual, pero claramente un núcleo central del equipo va a estar constituido por los profesionales que han estado a cargo de la unidad que llevó el juicio con Perú.

-¿Tiene ya nombres?

-Los daremos a conocer oportunamente. Estamos trabajando en esto. Pero desde ya puedo adelantar que personas como María Teresa Infante van a formar parte de la ecuación a todo evento por solo mencionar un nombre. Asimismo, espero contar permanentemente con la orientación y consejo de Alberto van Klaveren.

-¿Qué conclusiones obtuvo de la reunión que sostuvo en París con el equipo que se encargó del juicio con Perú?

-No quiero entrar en muchos detalles sobre reuniones que ya son propiamente de trabajo. Pero si bien ya había tenido la experiencia de trabajar con oficinas de abogados extranjeros, no deja de ser interesante la dinámica, la organización y el estilo que se implementó para el juicio con Perú, y eso, por supuesto, es una experiencia relevante para efectos del diseño que tenemos que hacer ahora para este nuevo juicio.

-¿O sea, se volvería a trabajar con Freshfields?

-No solo está la oficina Freshfields, sino que también otros abogados que intervinieron. Pero con respecto a eso vamos a ir definiendo cuáles son los mejores abogados y equipos para enfrentar el nuevo caso. Esa será la orientación. Puede ser que coincidan algunos de ellos o no, con los que ya estuvieron con Perú. Vamos a buscar a los más idóneos en función del tipo de caso que tenemos que enfrentar en esta oportunidad. Es un análisis integral, donde se pone en la balanza el tipo de discusión que se sostendrá con el otro país, quiénes se cree que son las personas más aptas para asumir la defensa dado el tipo de argumentación que le corresponde a Chile y se ponderan experiencias en casos anteriores. Esto corresponde resolver en la etapa que comenzamos a enfrentar ahora.

-El canciller dijo que, de cambiar el gobierno, usted debiera ser ratificado... ¿Qué opina?

-Soy el menos indicado para señalar si debo ser o no ratificado por un nuevo gobierno. Pero sí puedo decir que yo asumí este encargo con la disposición de trabajar por los intereses del Estado no solo con el gobierno que responde a mi afiliación ideológica, sino que con cualquier gobierno de Chile. Jamás haría distinciones políticas según el sector. En este tipo de asuntos no hay espacios, ni puede haberlo, para ideologías.

 "Los chilenos estaríamos viajando sin visa a EE.UU. durante 2014"

-En los primeros días de junio, el Presidente Piñera visitará Estados Unidos y se reunirá con el Presidente Obama. ¿Cuál es la importancia de esta visita?

-Primero, hay que destacar que la visita del Presidente es un claro reflejo de las excelentes relaciones entre ambos países. Durante este período, ambos presidentes se habrán visitado oficialmente. Esta situación se da con muy pocos países y tiene una significación mayor.

-¿Qué temas se tratarán?

Durante la visita se revisarán los distintos aspectos de la relación bilateral. Materias tales como intercambio educacional, transferencia de tecnologías, iniciativas en emprendimiento, innovación y energía. Eso, además de los avances en el Trans Pacific Partnership y el estado de progreso del Visa Waiver Program, entre otras materias.

-¿Ha habido algún avance específico en materia de intercambio energético?

-Estados Unidos ha vivido durante los últimos cinco años una verdadera revolución energética, a partir de la explotación del shale gas . En concreto, se desarrolló una tecnología de extracción que hizo posible comenzar a explotar gigantes reservas que antes no se podían alcanzar y que han colocado a Estados Unidos en situación de dejar en el futuro de ser un país importador de combustibles e incluso plantearse la alternativa de volverse exportador, con todas las consecuencias de menor precio asociadas. Nosotros estamos siguiendo este proceso con especial interés y pretendemos colocar a Chile dentro de los primeros países que tengan la opción de participar de este mercado, tan pronto Estados Unidos defina una eventual política de exportación. Es un trabajo de mediano plazo donde todo esfuerzo por avanzar vale la pena, dada la relevancia que tiene el tema energético para nuestro país.

-¿Cómo va el progreso de la postulación al Programa Visa Waiver?

-Hemos alcanzado progresos muy importantes. El año pasado bajamos nuestra tasa de rechazo de visas a menos del 3%. Por otra parte, la semana pasada, cumplimos con otro requisito, relativo al intercambio de notas diplomáticas entre ambos países a fin de cumplir con los compromisos internacionales en materia de reporte de pasaportes perdidos o robados. Para alcanzar esto logramos subir la tasa de reporte de pasaportes perdidos o robados, que inicialmente estaba en tres días al mes, a 29 días al mes. Esto implicó un trabajo de coordinación muy intenso entre el Registro Civil, la PDI e Interpol, donde la dirección consular de la Cancillería y la embajada jugaron un papel relevante. Tuvimos que trabajar mucho, pero logramos cumplir con la tasa de reporte que nos exigía Estados Unidos.

"Además, luego de varios meses de negociaciones, estamos próximos a suscribir los dos acuerdos de intercambio de información que requiere el Visa Waiver. El primero es sobre intercambio de información de delitos graves y el otro es un convenio de cooperación en materia de terrorismo. En definitiva, estamos a días de cumplir todos los requisitos, quedando solo pendiente el pasaporte electrónico, lo que debiera ocurrir en septiembre".

-Entonces, ¿cuándo podrían viajar los chilenos sin necesidad de visa?

-Nuestro gran objetivo es que Estados Unidos, en vista de los requisitos que hemos cumplido, declare que Chile pase a formar parte del Visa Waiver Program, que es una nominación. Una vez nominados, EE.UU. realiza una visita inspectiva para revisar nuestros distintos procedimientos migratorios, revisión de pasaportes, etc. De esa visita surgen algunas observaciones y, superadas las mismas, empieza a operar la exención de visas. Entre la nominación y esto último transcurren entre 6 y 8 meses. Estamos optimistas en cuanto a que el plazo sea breve, por cuanto el subsecretario de Homeland Security asumió por escrito con esta embajada el compromiso de realizar esta inspección en el menor tiempo posible, como un gesto con nuestra postulación.

"Dados estos plazos, se volvería una realidad que los chilenos estaríamos viajando sin visa hacia Estados Unidos durante 2014. Por eso, insisto, la gran meta es conseguir que nuestro país sea nominado durante este año 2013, superar esta vara, y estamos optimistas al respecto dado todo lo que hemos logrado avanzar".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<br/>


Foto:CÉSAR SILVA

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales