Rudy Ulloa, ex secretario privado y asesor de Néstor Kirchner:
El chileno involucrado en la "ruta del dinero K"

Emigró de Puerto Natales a Río Gallegos a fines de los 70, donde pasó de ser junior de Néstor Kirchner a convertirse en la mano derecha del fallecido ex Mandatario, quien le recomendó consolidar un conglomerado de medios de comunicación. Sin embargo, Rudy Ulloa últimamente ha perdido influencia en el gobierno de Cristina Fernández y podría ser uno de los próximos blancos de Lanata.  

José Joaquín Suzuki Vidal 

"Nunca he concedido una entrevista. Solo voy a decir que a mí no me perdonan el éxito", dijo escuetamente Rudy Ulloa (53) al diario español El País cuando le preguntaron sobre las denuncias de lavado de dinero (cerca de 55 millones de euros) que el periodista Jorge Lanata denunció el 14 de abril. Los dardos apuntaban a un nombre: Lázaro Báez, estrecho colaborador de Néstor Kirchner.

Ulloa respondía la pregunta debido a que él también fue parte el círculo de confianza de Kirchner. Y los medios argentinos han vuelto a cuestionar -justo cuando se cumplen 10 años del nacimiento del "kirchnerismo"- cómo este hombre de 53 años, que partió como junior y chofer del ex Mandatario y que llegó a tener acceso ilimitado a la Casa Rosada, haya podido fundar un imperio medial en Río Gallegos.

"No me perdonan que empecé limpiando zapatos y repartiendo periódicos, y ahora tengo 200 empleados y una linda casa", agregó Ulloa. Algunos residentes de la localidad patagónica han notado su nuevo estatus de vida. "Yo lo veía como un compatriota más que vino como nosotros, muy de bajo perfil: al principio no mostraba su fortuna y vivía en un lugar normal. Pero los últimos cinco años ha cambiado: ahora anda en una camioneta 4x4 y su casa nueva es muy ostentosa", dice Arístides Chamorro, chileno residente hace 29 años en la localidad argentina.

En el centro del poder

Rudy Fernando Ulloa Igor nació en 1960 en Puerto Natales. Sumidos en la pobreza, su madre, Omina del Carmen junto a su padrastro José Heriberto decidieron mudarse con Rudy y sus hermanos a la localidad argentina de Río Gallegos, a 270 km de distancia, para iniciar una nueva vida.

Se instalaron en un barrio llamado El Carmen, a las afueras de Río Gallegos. Mientras Rudy estudiaba en la escuela, trabajaba como lustrabotas o repartiendo el periódico La Opinión Austral.

A fines de los 70, con cerca de 20 años y mientras trabajaba en un bar, conoció a Néstor Kirchner, quien había regresado de sus estudios de derecho en La Plata. Este lo invitó a ser su junior en el bufete de abogados, lo cual aceptó.

En 1981 supo de las intenciones de su jefe de iniciarse en la política. Ulloa, quien ya era su chofer y asesor, fue el principal gestor del grupo político Ateneo Juan Domingo Perón, una facción dentro del movimiento justicialista, como también de "Los Muchachos Peronistas", donde salieron muchos de los líderes actuales del "kirchnerismo". Seis años después, Kirchner ganó las elecciones para ser alcalde de Río Gallegos, en parte gracias a que Ulloa pudo conectar a Kirchner con las clases populares.

Aquí fue cuando el chileno comenzó a encargarse de la logística de los actos de Kirchner y de la seguridad. Siendo secretario privado del alcalde, cada vez que había problemas con sindicatos o huelgas, él salía a la calle con las fuerzas de choque y los dispersaba con golpes y garrotazos, según comenta la prensa argentina. En abril de 2004, luego de que Néstor ganara la elección presidencial, Rudy Ulloa renunció al cargo de secretario privado de la gobernación (posición que tenía desde 1991) para asumir la dirección de un centro comunitario en Río Gallegos. A su vez, también comenzó a dedicarse a sus negocios. Igualmente no perdió el contacto con Kirchner: cuando este estaba en la Casa Rosada, Ulloa asistía cuando él lo necesitaba y tenía acceso ilimitado al palacio de gobierno. También formó otras fuerzas políticas como el "Compromiso K" y en 2011 una nueva agrupación denominada los "Barrabravas K", compuesta por los líderes de las barras de los clubes de fútbol y políticos.

Cuando murió Néstor Kirchner en 2010, Rudy Ulloa fue el soporte para Máximo, el primogénito del matrimonio, y estuvo muy cerca de la Presidenta en un primer momento. Sin embargo, la influencia de Ulloa en el gobierno se fue debilitando: dicen que Cristina Fernández nunca lo vio con buenos ojos. "El nexo era entre Rudy y Néstor: él lo toleraba y lo aceptaba. Cuando fallece, Ulloa asume la paternidad adoptiva de Máximo, pero Cristina fue alejando a su hijo. No le daba confianza", dice Rubén Lasagno, director periodístico de un medio de Santa Cruz.

El mismo Lasagno comenta que "sabemos que Rudy también usufructuó de dineros públicos. En este momento el que está en la mira es Lázaro Báez, pero esto no significa que en cualquier momento Ulloa aparezca con algún ilícito que lo pondría en las primeras planas de los diarios".

El zar de las telecomunicaciones

Hace unas semanas, en el programa Periodismo Para Todos de Jorge Lanata, la ex secretaria de Néstor Kirchner, Miriam Quiroga, declaró que el fallecido Mandatario les había dicho a Ulloa y Cristóbal López, otro de sus cercanos colaboradores, que "invirtieran en el área comunicacional". Fue un consejo que Ulloa siguió al pie de la letra.

Todo partió en 1997 cuando fundó la radio FM Estación del Carmen. En los años posteriores, creó El Periódico -el cual cerró en 2012-, las productoras audiovisuales El Cielo y Sky Productions, FM Calafate, más un canal de TV abierta y uno de cable. Todos los medios tienen algo en común: obtienen dinero de la pauta publicitaria oficialista. Según La Nación, en el primer semestre de 2012 los medios de Ulloa recibieron 2,8 millones de pesos argentinos por ese concepto.

Desde Argentina aseguran que es muy difícil rastrear los negocios de Ulloa debido a que los tiene distribuidos entre sus familiares. Y si bien Lanata declaró que él sería el dueño del diario Página/12 y en 2007 intentó comprar el canal Telefé por US$ 350 millones, también ha invertido en otros rubros: el año pasado inauguró un supermercado en Río Gallegos, tiene cabañas para arrendar en El Calafate y un rent a car de autos de lujo en Buenos Aires.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
La casa de Ulloa en Río Gallegos está avaluada en casi US$ 1,3 millones y está ubicada a 400 m de la residencia de la Presidenta argentina.<br/>
La casa de Ulloa en Río Gallegos está avaluada en casi US$ 1,3 millones y está ubicada a 400 m de la residencia de la Presidenta argentina.

Foto:LA NACIÓN / Horacio Córdoba

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales