Reiner Stach, su biógrafo

 

Tras su Kafka. Los años de las decisiones , Reiner Stach publicó el segundo tomo y prepara el tercero (cronológicamente, el primero), de su proyecto biográfico sobre Kafka. Responde desde Berlín.

-Su último volumen se promete para 2014. ¿Pudo ver los papeles de Max Brod?

-La herencia de Brod sigue siendo inaccesible porque el juicio sobre sus documentos aún no termina. Afortunadamente, tengo algunas copias, todavía inéditas, no demasiadas, pero muy importantes para el último volumen de la biografía. Tomará años para evaluar toda la herencia, ya que el así llamado "archivo Brod" es de hecho un departamento en Tel Aviv lleno de cartas, manuscritos y libros.

-La sentencia sobre el caso ¿le ayudará en su investigación?

-Es sólo una sentencia de primera instancia. No me ayudará a mí ni a otros investigadores. El juicio continúa en un tribunal superior, e incluso la próxima sentencia puede no ser la última. En el peor de los casos pasarán años antes de que se transfiera a un archivo público.

-Usted destacó la importancia de la Gran Guerra en Kafka.

-El impacto de la Primera Guerra Mundial en Kafka ha sido muy subestimado, ya que él rara vez escribe sobre política y porque ni siquiera estuvo en el frente. Pero la guerra fue el mayor desastre en la vida de Kafka. En agosto de 1914 se convirtió en una especie de "prisionero" en Praga por años, no podía dejar su trabajo, perdió importantes contactos literarios en Alemania, y perdió todos sus ahorros, los que tal vez le habrían permitido una vida como escritor. La guerra destruyó muchas de sus opciones de vida, y él nunca logró recuperarse del todo de este desastre.

-También estudió en profundidad a Felice Bauer. ¿Le habría servido a Kafka leer su libro?

-Felice ocultó algunos "escándalos" en su familia, y hubiera sido muy útil para Kafka, sin duda, haberlo sabido en el momento. El hermano de Felice, por ejemplo, tuvo que huir a los Estados Unidos por haber cometido un robo, y Felice financió el viaje. Kafka creía que sólo él tenía la culpa del comportamiento distante de Felice, lo que reforzó sus sentimientos de culpa e incluso influyó en sus textos literarios. Pero, en realidad, ella quería evitarle vivir estos problemas particulares. En este aspecto, era muy conservadora.

-En su segundo volumen aborda los años finales del escritor. ¿Fueron Milena Jasenká o Dora Diamant tan importantes como Felice?

-Las experiencias con Milena y Dora fueron igualmente importantes, pero en un nivel diferente. La historia con Felice fue la mayor derrota personal de Kafka , y tardó años en recuperarse. Con Milena y Dora tuvo experiencias positivas con mujeres por primera vez en su vida, y se dio cuenta de que él también era capaz de sentir "pasión". Si hubiera vivido más tiempo, probablemente habría cambiado bajo la influencia de Dora, se habría vuelto más "relajado", estoy seguro, y esto habría influido en su desarrollo como escritor.

-Si tuviera que mencionar algo poco conocido de Kafka entonces, ¿qué sería?

-Primero, la pobreza de Kafka. A causa de su tuberculosis, obtuvo una pensión, pero en 1923 hubo una "hiperinflación" en Alemania, por lo que ni siquiera podía pagar el tratamiento médico. Realmente tuvo mala suerte. En segundo lugar, el hecho de que haya llenado unos 20 pequeños cuadernos en su último año. Estos cuadernos fueron posteriormente confiscados por los nazis en el departamento de Dora. Todavía no es del todo imposible que encontremos esos cuadernos en un archivo en algún lugar de Europa del Este, lo que sería, por supuesto, la mayor sensación sobre Kafka nunca experimentada.

-¿Kafka inventó el casco de seguridad?

-Esa historia no es cierta, por desgracia. Pero en una carta a Felice, Kafka inventó el contestador automático.

-¿Y el humor de Kafka?

-Es un elemento muy importante en la prosa de Kafka (y en sus cartas). Incluso en su novela El proceso , que se dice es tan triste y depresiva, hay pasajes humorísticos y payasadas. Pero he aprendido que algunos lectores no tienen acceso a este tipo de humor. Para ellos los problemas aterradores y graves permanecen en primer plano, en todo momento, y olvidan que el sentido e importancia de la literatura no sólo se encuentran en sus temas, sino también en su lenguaje, su estilo, sus formas. En la literatura moderna incluso los problemas existenciales y temores más profundos son tratados con humor lacónico. Beckett, por ejemplo: ha heredado este método de Kafka, y lo radicalizó. El humor es un alivio, que da libertad, incluso bajo la amenaza de muerte.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Kafka. Los años de las decisiones Reiner Stach Trad. C. Fortea, Editorial Siglo XXI, Madrid, 709 pp. En Prosa & Política
Kafka. Los años de las decisiones Reiner Stach Trad. C. Fortea, Editorial Siglo XXI, Madrid, 709 pp. En Prosa & Política

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales