La empresa homérica del Winnipeg

Mario Valdovinos 

La aventura del barco Winnipeg constituye una de las odiseas marinas más impactante del siglo pasado. Julio Gálvez Barraza, autor de Neruda y España (2003), sigue la estela de la embarcación en el presente ensayo, parte de la literatura testimonial. No deja rastro por seguir, entrevista a los sobrevivientes de los hechos acaecidos hace más de setenta años, se sumerge en archivos, cartas y documentos; husmea, deduce, relaciona y excluye el criterio sentencioso para dejar la ventana, o el ojo de buey, abierta a otras investigaciones.

Su documentado estudio no soslaya, imposible hacerlo, la participación en los hechos del cónsul especial para la inmigración española, Pablo Neruda, considerado por este solo suceso un héroe civil, un humanista y un luchador por la causa de los derechos fundamentales. Dice el poeta en sus memorias que la crítica puede negar toda su poesía, pero la empresa homérica del Winnipeg no la borra nadie.

Pero no es Neruda el centro del estudio sino los más de dos mil hombres y mujeres que llegaron a Valparaíso en septiembre de 1939, tras la derrota republicana en la guerra civil. Gálvez no elude aspectos polémicos en la preparación de los hechos: ¿Discriminó el cónsul Neruda a los anarquistas, usando como criterio básico de selección la militancia comunista de los inmigrantes? Neruda recibió empellones de todos lados antes de que su inspirada misión alcanzara éxito. Desde los sectores conservadores opuestos al gobierno de Aguirre Cerda que prohijó la empresa, hasta de la propia embajada de Chile en España donde algunos funcionarios boicoteaban su tarea.

Mención especial merecen los pasajes donde relata la biografía de la nave mercante, un paquebote construido en 1918 y habilitado para el viaje transoceánico. Terminó su noble existencia bombardeado por un torpedo en la Segunda Guerra. ¿Antes de ser hundida navegaba solitaria, timoneada por el espectro del capitán, como en el poema del cónsul "El fantasma del buque de carga"?

A Chile llegaron, en edad adolescente, Roser Bru, José Balmes, el crítico y caricaturista Antonio R. Romera, el diseñador Mauricio Amster, el profesor Eleazar Huerta y el dramaturgo José Ricardo Morales, uno de los fundadores del Teatro experimental de la Universidad de Chile, en 1941, a quien le escuché en una clase del Pedagógico decir que los del Winnipeg habían venido no a hacerse la América, sino a contribuir a que América se hiciese.

El centro del estudio son los más de dos mil hombres y mujeres que llegaron a Valparaíso en septiembre de 1939.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Winnipeg Testimonios de un exilio Julio Gálvez Barraza Ediciones Cal Sogas, Santiago, 2012, 350 páginas, $18.000.
Winnipeg Testimonios de un exilio Julio Gálvez Barraza Ediciones Cal Sogas, Santiago, 2012, 350 páginas, $18.000.


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales