Dispositivos electrónicos: ¿Amigos o enemigos de nuestros niños?

Por un lado, aumentan las cifras de déficit atencional en escolares y, por otro, los celulares y tabletas están cada vez más al alcance de los más chicos. Aún no está del todo claro el verdadero impacto que esta tecnología está teniendo en las nuevas generaciones.  

ANDREA MANUSCHEVICH 

Como si estuvieran hipnotizados por el poder de la pantalla, cada vez es más común ver a niños de distintas edades -algunos ni siquiera saben hablar- jugando con tabletas y teléfonos inteligentes. Se los piden a sus padres, se los pelean y se turnan con sus hermanos, y algunos son capaces de armar pataletas y berrinches si no se los ceden.

Por otro lado, las cifras de déficit atencional con hiperactividad en los escolares han aumentado. En Estados Unidos hay quienes hablan del trastorno como si fuera una epidemia, con seis millones de niños diagnosticados en la última década, de acuerdo a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de ese país.

En Chile, la prevalencia de este trastorno es de 15,1% en niños de entre cuatro y 18 años, según una investigación publicada el año pasado en la Revista Médica de Chile.

"Las cifras han ido aumentando en el tiempo. Tenemos una prevalencia más alta que la europea", dice Valeria Rojas, neuróloga y presidenta del Comité de Medios de la Sociedad Chilena de Pediatría.

Aún es incierto el impacto que pueden tener los dispositivos electrónicos en los niños. Sin embargo, algunos expertos afirman que sí podrían tener consecuencias en su capacidad de atención si estos son mal utilizados.

Otros problemas

El brillo de la pantalla táctil, los sonidos que producen o el hecho de que los usen "los grandes". ¿Qué les llama tanto la atención a los más chicos de los aparatos electrónicos?

"En la infancia, el conocimiento del mundo se adquiere primero a través de las experiencias visuales", dice Viviana Venegas, neuróloga infantil de la Clínica Alemana.

Las pantallas captan la atención de los niños transformando la realidad con un exceso de estímulos. Cuando los niños pasan mucho tiempo frente a estos aparatos, explica la especialista, disminuye su capacidad motora. "Eso hace que puedan estar horas frente a la imagen sin mayor proceso, ya que no hay exploración, que es la etapa necesaria en el conocimiento del mundo real. Pierden interés en la exploración, disminuye la imaginación y la creatividad".

Según explica la doctora Rojas, la exposición a las pantallas de los aparatos electrónicos no genera déficit atencional, aunque sí altera la función de la atención. "Sin embargo, afecta más a quienes tienen el trastorno, los que son más vulnerables a tener una adicción".

A la especialista le llegan muchos padres que consultan por déficit atencional, pero en realidad el diagnóstico es malos hábitos de sueño y alta exposición a las pantallas electrónicas. "Se les ordenan los hábitos y la baja concentración desaparece", aclara Rojas.

Francisco Aboitiz, director del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad Católica, también cree que el que los niños se distraigan con celulares y tabletas no sería un factor que por sí solo desencadene un trastorno de déficit atencional. Esta condición, explica, tiene una base hereditaria y existen otras características ambientales que también influyen.

Sin embargo, advierte que a través de la tecnología se exponen a situaciones de refuerzos y recompensas inmediatas. Como, por ejemplo, si están jugando van recibiendo vidas, premios y suman puntos.

"Se da una intolerancia al retardo del refuerzo, por lo que después les es muy difícil esperar una gratificación tardía", dice Aboitiz, quien también es profesor del Departamento de Psiquiatría de la UC.

Otro problema que ve el especialista con los dispositivos electrónicos es que atentan contra las habilidades sociales de los niños, "si todos juegan con un celular, el que no lo hace se queda afuera". Según recomienda, no se trata de excluir a los más chicos de la tecnología, pero sí de tener criterio, ejercer autoridad y tener control del uso que los niños le dan.

"Las pantallas táctiles están muy a la mano de los niños hoy en día. Los veo jugar con ellas mientras esperan en la consulta", dice la doctora Rojas. "Y cuando los papás tienen dos celulares están cada uno con uno".

Es mucho más cómodo, dice, cederle el aparato al niño que tratar de entablar una conversación con él. "Los padres tienen que ser un modelo y no al primer rato de ocio sacar el celular".

La exposicióna las pantallasde los dispositivos no generael trastorno de déficit atencional, pero sí altera la capacidad de atención de los niños, según los especialistas.Los videojuegos exponen a situaciones de recompensas inmediatas, al recibir vidas, premios y puntos. "Se da una intolerancia al retardo del refuerzo y después les es difícil esperar una gratificación tardía", según el neurobiólogo Francisco Aboitiz. Que pasa con la TV

Con internet, los teléfonos inteligentes y los videojuegos, pareciera que la televisión ha pasado de moda en el mundo infantil. Sin embargo, no hay que olvidar que el impacto que esta genera también fue tema en su momento. Sin embargo, según la neuróloga Valeria Rojas, es más fácil regular el tiempo que tiene un niño para ver televisión que el que le dedica a estos otros aparatos electrónicos. "La diferencia es que los programas de TV tienen un principio y un fin, por lo que se pueden controlar más", dice la especialista. "Además, los niños frente a la pantalla de televisión son espectadores y no protagonistas, como en los juegos. En estos hay un refuerzo positivo y requieren de una atención absoluta".

Un trabajo, publicado en Pediatrics en 2010, que estudió a 1.323 escolares de entre 6 y 12 años en Estados Unidos, concluyó que quienes se exponían más de dos horas a la televisión o a jugar videojuegos en ella, tenían un 67% de riesgo de presentar trastornos en la función de atención.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales