Ex canciller García Sayán:
"Siempre habrá algo que ajustar, pero a todas luces nada esencial"

"Que se haya dado fin a la controversia es muy importante y crucial", dice el jurista peruano Diego García Sayán, ex canciller, presidente y juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.  

Tamara Avetikian Desde Lima 

-¿Cuál es su evaluación del fallo?

-Son positivas tres cosas. Primero, que el contexto de la decisión es muy saludable; ambas partes han repetido hasta la saciedad y al más alto nivel que la decisión de la Corte debe ejecutarse. Segundo, que la decisión haya abordado frontalmente el asunto planteado y le haya dado solución estableciendo el límite marítimo para los dos países. Se ha dado fin, pues, por medio del derecho a esta controversia entre dos países hermanos y vecinos. Tercero, que al ser un fallo equitativo no dé la señal de una decisión tan aplastante a favor de una de las partes que pueda dificultar su plena y pronta ejecución.

-¿Cómo evalúa la actuación de los jueces?

-No he tenido ocasión de leer aún los votos singulares de los jueces, de manera que no tengo cómo hacer un comentario al respecto. Estimo, sin embargo, que como debe ser el caso en un tribunal de esa jerarquía, que todos deben haber construido su razonamiento con independencia y basándose en lo que obra en el expediente.

-¿Qué significa para Perú?

-Obviamente que se haya dado fin a la controversia es muy importante y crucial. Además, significa el reconocimiento de la soberanía peruana para el íntegro del llamado "triángulo externo" y una variación de la línea de statu quo antes vigente para aplicar la equidistancia a partir de las 80 millas. No era esa la pretensión peruana, pero es lo que la Corte ha determinado y a ello hay que atenerse. No solo porque así corresponde hacerlo, sino porque reconoce buena parte de lo que era la pretensión peruana.

-En cuanto a la implementación, ¿anticipa dificultades? ¿Cambia alguna norma o reglamento peruano?

-No debiera haber dificultades. Podría haber habido más complejidades si se hubiera referido a ese espacio hoy bajo soberanía peruana y zona de alta densidad pesquera. Pero esta zona es la que está más cerca de la orilla y, por cierto, dentro de las primeras 80 millas, de manera que por este lado no parecerían presentarse muchos asuntos a reordenar en cuanto a licencias pesqueras y demás.

En cuanto a normas a cambiar, por cierto que siempre habrá algo que ajustar, pero a todas luces nada esencial. Las normas fundamentales se encuentran desde hace años redactadas en concordancia con los aspectos esenciales del nuevo derecho del mar y de lo estipulado en la Convención sobre Derecho del Mar. Normas administrativas de la legislación secundaria no son un asunto que, creo, debe generar procesos muy complejos.

-Sobre el Hito 1 y el Punto Concordia, ¿emergerá una nueva controversia?

-La Corte estableció el inicio de la frontera marítima en la intersección de la proyección del paralelo que pasa por el Hito N° 1 con la línea de baja marea. Esto no afecta ni prejuzga la frontera terrestre, fijada conforme al Tratado de 1929 y la Comisión Demarcadora de Límites de 1929-1930 en el Punto Concordia.

La Corte se pronunció sobre el límite marítimo, pero no sobre el emplazamiento del Punto Concordia, que es el punto final del límite terrestre. La Corte ha citado expresamente que en el Tratado de 1929 se estableció el límite terrestre, que termina en el Punto Concordia. No es un asunto sobre el que se pronuncia la Corte Internacional de Justicia ni era una materia sujeta a su jurisdicción. Cualquier diferencia que pudiera surgir en cuanto a la interpretación del límite terrestre fijado en 1929 tendría que resolverse por los procedimientos allí establecidos.

-¿Puede decirse hoy que ya no quedan asuntos de límites pendientes entre Chile y Perú?

-Se puede entender que los asuntos de límites están resueltos por los tratados vigentes y por esta sentencia de la Corte Internacional de Justicia. Cosa distinta, sin embargo, es que en la interpretación de uno u otro aspecto de esos instrumentos pueda haber puntos de vista diferentes, lo que tendría que ser resuelto, de ser el caso, por el mecanismo que en los mismos se haya establecido.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>Diego García Sayán, presidente y juez de la Corte Internacional de Derechos Humanos.</p>

Diego García Sayán, presidente y juez de la Corte Internacional de Derechos Humanos.


Foto:FELIPE GONZÁLEZ P.


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales