El DT del City inició su carrera técnica mientras jugaba en la U y trabajaba en su empresa constructora:
La azarosa ruta de Pellegrini, el futbolista-ingeniero-entrenador

Hace 40 años, aún activo en la cancha, viajó a Italia por el título de coach . Pero, para convertirse en DT en suelo propio, debió homologar sus estudios europeos y su caso, curiosamente, fue resuelto en una votación en la que participó Miguel Nasur. Con el buzo puesto vivió dos calvarios: descenso con la U y estigma con la UC. Cuando nadie le daba empleo en Chile, asomó el pase-gol del hoy ministro Jorge Burgos, hombre clave en su desembarco en LDU, club que marcó su despegue internacional.  

Antonio Valencia 

Manuel Pellegrini fue hasta 1959 hincha de Wanderers, se inició en la juvenil de Audax y pudo fichar por Colo Colo. "Pero la tarde que iba a firmar no me decidí. Sí lo hice cuando me ofrecieron en la U. A esas alturas ya era hincha azul", decía en 1974.

Entonces tenía 21 años y era el líbero del equipo universitario en el que había debutado en agosto del 73. "No son muchos los que creen en Pellegrini", advertía la crónica cuyo título, en letras grandes, decía: "Quiero ser el mejor".

Cuarenta años más tarde, el ingeniero está al borde de coronarse como DT en la cuna del fútbol, oficio que comenzó a edificar a principios de los 80, en las postrimerías de su carrera como jugador y en los primeros años de su trabajo como ingeniero civil, carrera que estudió luego de quedar fuera de Medicina por un punto.

En 1978, pese a sufrir con cálculo estructural, Pellegrini se tituló en la Universidad Católica y su rutina en los años siguientes fue agotadora. "Me levanto a las 7 a.m. para supervisar las obras y luego voy a los entrenamientos, para volver después de almuerzo a mi oficina de ingeniería: ahí trabajo hasta las nueve o diez de la noche", resumía en 1986.

Pellegrini tenía una doble vida y comenzaba una triple: futbolista, ingeniero y estudiante de fútbol.

El jugador-ingeniero trabajaba junto a un hermano en proyectos inmobiliarios en la Constructora Pellegrini -que estaba en Pedro de Valdivia con Eliodoro Yáñez-, y vivía en una propiedad en Providencia en cuyas obras él mismo participó (ver foto).

El jugador-entrenador, en tanto, comenzaba a moldearse. Pellegrini realizó en 1982 el curso de iniciador, y entre 1983 y 1984, el de monitor.

Europa, allá voy

Y fue en 1985, en un viaje iniciático, cuando se vinculó por primera vez con Europa, en particular con Italia. Cerca de Florencia, en Coverciano, la federación de fútbol local tenía sus centros de formación de técnicos.

Cuarenta y cinco días más tarde obtuvo su cartón "que lo habilitaba para dirigir equipos regionales", recuerda Luis Rodoni, PF que también pasó por Coverciano.

"En esos tiempos, el curso permitía dirigir escuadras semiprofesionales. Para dirigir en Primera había que hacer el curso de instructor. A Coverciano no entra cualquiera. Allá han estado solo cuatro chilenos", dice Rodoni.

"Yo hice el mismo curso que hizo Manuel, pero en 1996, y ese habilita para dirigir en Segunda División allá y se homologa acá. Tal vez en 1985 era distinto", comenta Felipe Pedemonte.

A su regreso, Pellegrini resumía su primera experiencia europea. "Me gustó mucho el curso en Italia. Allá existe gran despliegue físico, pues en Europa las exigencias son mayores y hay más profesionalismo. En Chile se alaba al jugador hábil. El problema es que la habilidad no es aprovechada en función de un sistema técnico".

El primer triunfo: 3-1

Pero su curso en Coverciano no bastaba para dirigir en Chile. Debía validarlo ante la Federación de Fútbol y el Colegio de Entrenadores.

"Lo que hice yo como presidente del colegio fue actualizar el curso que hizo Manuel en Italia, curso que no se lo reconocía acá por una cuestión más de forma que de fondo: no había una relación de federación a federación para validar ese perfeccionamiento. Por eso tuvimos que votar", recuerda Caupolicán Peña.

-¿Quién votó?

"Miguel Nasur, presidente de la Federación de Fútbol, Orlando Aravena y yo votamos por reconocer el curso de Manuel en Italia, frente a la negativa de Pedro (Morales), que era director nacional de los cursos de entrenador. El resultado fue 3-1 a favor de Manuel".

No era el primer partido que jugaría Pellegrini en su ascenso como técnico.

De Robson al potrero

Título en mano, el ingeniero continuó forjando sus cimientos. Retirado como futbolista en 1987, debutó como entrenador al mando de la U en 1988 para empezar un calvario que terminó con el primer y único descenso del club a la 2ª División.

Uno de los tantos factores que derivaron en su tragedia fue el viaje de tres semanas a Inglaterra que emprendió en mayo de ese año. Ese mes, a cargo de sus ayudantes, la U perdió esos tres partidos y, al cabo, se fue a la "B" por un gol de diferencia.

Al Reino Unido viajó para realizar el curso de perfeccionamiento en Lilleshall, de la Federación de Fútbol inglesa. El episodio, además de los conocimientos técnicos, dejó la foto junto al legendario sir Bobby Robson, a la fecha entrenador de la selección británica.

En un artículo publicado en 2006 por el diario Telegraph de Belfast, Pellegrini daba cuenta de otra ilustre leyenda con que se topó en dicho viaje. "Asistí a un curso de que dictaba la Federación de Fútbol inglesa en Lilleshall, en 1988, a través de sir Alex Ferguson", recordaba.

El encuentro con Ferguson también fue reflotado en 2013 por el diario británico The National. "Mucho tiempo después de Lilleshall, Ferguson y Pellegrini coincidieron en una conferencia de DT de la UEFA. 'Él (Ferguson) se acordaba del curso', dijo Pellegrini y añadió con una sonrisa: 'Pero no estoy seguro de que él se acordara de mí'".

El camino de vuelta a Inglaterra no sería sencillo.

Tras dirigir a la U hasta comienzos de 1989, Pellegrini tomó Palestino (1990-1992) y O'Higgins (1992-1993) hasta firmar contrato con la UC. Allí condujo el "Dream Team" con Gorosito y Acosta. Pero fue dos veces segundo en 1994 y 1995: el título se lo quitaba la U, el club del que fue hincha desde niño.

Ya fuera de la Católica, lo contrató el mismo club que lo acogió tras el descenso azul: Palestino. Fue en 1998 y solo por unos meses.

Chile parecía tierra maldita. "No le daban trabajo", recuerda un reportero, hasta que un año más tarde sonó el teléfono. Llamada desde Ecuador.

¿Conoce un DT?

Rodrigo Paz, ex alcalde de Quito e histórico directivo de la Liga Deportiva Universitaria (LDU), entabló amistad política con el chileno Jorge Burgos, incluso antes de que el actual ministro de Defensa fuera embajador chileno en Ecuador.

Pero un día de fines de 1998, LDU se quedó sin técnico.

"Estaba yo de visita un fin de semana en la casa de Rodrigo Paz y me comentó que quería contratar a un entrenador. Me preguntó y le dije que conocía bastante a uno, Arturo Salah, y algo a Manuel. Cuento corto, Arturo no podía (tomar LDU), pues en ese tiempo era entrenador de Cobreloa, pero lo contacté y él me dio el celular de Pellegrini", narra Burgos.

Casualidad o no, la imposibilidad de asumir de Salah por su vínculo con Cobreloa le abrió la puerta a Pellegrini en Ecuador.

Prosigue Burgos. "Yo no conocía personalmente a Manuel, pero hablé con él y lo contacté con Rodrigo Paz. Al poco tiempo, ya había firmado por la LDU (1999), donde estuvo año y medio. Nos hicimos amigos y jugábamos tenis. Paz me agradeció el dato: ese año fueron campeones e hicieron una buena Copa Libertadores", comenta el ministro.

Desde su casa en Quito, Paz completa la escena. "Jorge (Burgos) nos recomendó a Pellegrini y su éxito acá catapultó su extraordinaria carrera internacional. Después se fue a San Lorenzo de Argentina, River Plate, Villarreal de España, Real Madrid, Málaga y ahora el Manchester City, donde espero que sea campeón", dice el octogenario directivo.

Burgos cierra el círculo. "Yo lo recomendé, pero lo mío fue una mera casualidad. Por la capacidad que tiene Manuel habría triunfado en cualquier parte. Su carrera estaba destinada al éxito".

El primer partido lo ganó 3-1: fue el resultado de la votación que validó su curso en Italia para ejercer como DT en Chile.

En el Saint George aprendió inglés. En los Padres Franceses y el Instituto Chileno-Canadiense, la lengua gala. Alentado por su mentor, Fernando Riera, siempre quiso estudiar fútbol en Francia.

"Rodrigo Paz me preguntó y le dije: Conozco bastante a uno, Arturo Salah, y algo a Manuel. Cuento corto, Arturo no podía (tomar LDU), pues era entrenador de Cobreloa, pero lo contacté y me dio el celular de Pellegrini". JORGE BURGOS, ministro de Defensa.

"Ferguson se acordaba del curso de Lilleshall en 1988. Pero no estoy seguro de que él se acordara de mí". MANUEL PELLEGRINI.

"Jorge (Burgos) nos recomendó a Pellegrini, y su éxito acá en 1999 catapultó su extraordinaria carrera internacional. Después se fue a San Lorenzo, River Plate, Villarreal, Real Madrid, Málaga y ahora el Manchester City". RODRIGO PAZ, directivo de LDU de Ecuador.



 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<b>Lilleshall, 1988. Salah y Pellegrini junto a la leyenda Bobby Robson,</b> entonces seleccionador de Inglaterra, y que entre 1992 y 1997 tendría como ayudante técnico a José Mourinho.
Lilleshall, 1988. Salah y Pellegrini junto a la leyenda Bobby Robson, entonces seleccionador de Inglaterra, y que entre 1992 y 1997 tendría como ayudante técnico a José Mourinho.
Foto:REUTERS

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales