El activo trabajo del escultor Hernán Puelma

El artista colchagüino cumplió setenta años y está completando un ciclo de esculturas monumentales en Santiago. Prepara, además, dos nuevas exposiciones de obra gráfica en Europa.  

Marilú Ortiz de Rozas 

El señor del impermeable y los anteojos polarizados -"el espía"- ha vuelto a aparecer en la obra reciente del escultor Hernán Puelma. "Este personaje nació cuando vivía en Berlín, en plena Guerra Fría, pero ha regresado, porque los poderes fácticos no han cambiado. Supuestamente se acabaron las policías secretas, pero el mundo sigue igual", manifiesta el artista.

Sin embargo, si en los 80 el personaje posaba con un aire inquisidor, simbolizando represión y oscuridad, ahora rompió ataduras con la Tierra para subirse a escaleras, cohetes y bicicletas aéreas con un catalejo, escudriñando el firmamento. ¿Buscando esperanza en otros planetas? Su autor solo confirma que a él le atraen, tanto como a su personaje, los misterios cósmicos y el movimiento perpetuo. "Hoy podría llamarse 'el espía del universo'", reafirma este artista/viajero.

Este año, que celebra su septuagésimo aniversario, Hernán Puelma completa un importante ciclo de esculturas monumentales en Santiago, con la próxima inauguración, en la intersección de Costanera y Pedro de Valdivia, de "Oda a la Ciclovía". Le anteceden "El Espiral", en el Parque Bustamante, de 2009; "La Búsqueda" (2011), en el Parque Bicentenario; "Homenaje a la Caballería del 79" (2011), en el Parque Inés de Suárez; "Homenaje al Pionero" (2013) en el Edificio Transoceánica, y "Pórtico", que acaba de concluir, camino a San José de Maipo.

Son obras realizadas en fierro y fibra de vidrio, de inmenso formato (la más grande mide 22 metros), por lo que el espía creció en este tercer milenio. Puelma es también el autor del Cristo a la entrada del Campus San Joaquín UC (1982), también de uno en Palmilla (Colchagua, 2013), así como de numerosas otras obras públicas y privadas, en Chile y el extranjero.

El artista comenzó a trabajar, hace 46 años, en forma autodidacta en la escultura, y posteriormente estudió arte. Su obra ha evolucionado respecto a materiales y temáticas, incursionando en la pareja, la política y la espiritualidad americana.

"Tengo pendiente una escultura monumental en Magallanes, donde cuento con un valioso mecenas, y quiero también llevar a cabo un proyecto de hitos demarcatorios, emplazando obras en pasos fronterizos del norte, del centro y del sur", revela sobre su futuro.

Apasionado desde joven por las culturas precolombinas, las plasmó en la serie escultórica "Chamanes de Lolol" (1997). Hoy su faceta mística, en la que se funden íconos cristianos, amerindios, hindúes, budistas y héroes patrios, se concentra en su obra gráfica: se prepara para exponer una serie de serigrafías, en septiembre de 2015, en una galería de Palma de Mallorca y en la Universidad de Göttingen, Alemania.

Entre las numerosas otras labores desempeñadas, Puelma cofundó y dirigió, de 1981 al 2001, el Museo Arqueológico de Santiago, así como el Centro Cultural Plaza Mulato Gil de Castro, participando de la creación del Museo de Artes Visuales, MAVI. Con este mismo equipo forjaron el Valle de los Artistas, en sus tierras, en la comuna de Lolol, Colchagua.

Muy cerca de allí, en una casona colonial de sus antepasados, es donde Puelma reside y trabaja. "Las piezas monumentales me hicieron replegarme al campo, donde adapté como taller un galpón de 3 mil metros cuadrados", cuenta. Hoy disfruta creando su propio aceite de oliva; también está levantando un museo, y prepara un libro que sellará sus siete décadas de intensa vida.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Hernán Puelma (1944) está completando un importante ciclo de esculturas monumentales en<br/>Santiago. Arriba, La Búsqueda, en Parque Bicentenario, de unos<br/>18,50 metros de altura.<br/>
Hernán Puelma (1944) está completando un importante ciclo de esculturas monumentales en
Santiago. Arriba, "La Búsqueda", en Parque Bicentenario, de unos
18,50 metros de altura.

Foto:COMPOSICIÓN DIGITAL: MACARENA DEL REAL


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales