Obra almacenará 600 millones de m {+3} :
A fines de año se licita embalse Punilla, que triplicará riego en Ñuble

Beneficiará a cinco mil agricultores. Se oponen un municipio y ambientalistas.  

FABIÁN ÁLVAREZ 

Una promesa, una necesidad, una amenaza. Todo eso representa el embalse Punilla para unos y otros en la provincia de Ñuble. Una promesa, porque en los tres últimos gobiernos se ha dicho que esta obra, que almacenará 600 millones de m {+3} , se concretará. Una necesidad, porque cinco mil agricultores esperan triplicar la superficie de riego, al pasar de 20 mil a 60 mil hectáreas las que surtirá el río Ñuble. Y una amenaza, porque el municipio de San Fabián de Alico y ambientalistas temen por el impacto en la naturaleza y recurrieron a tribunales.

En ese contexto, desde el Ministerio de Obras Públicas intentan dar certezas. Afirman que la obra, de US$ 387 millones y ubicada 30 km hacia la cordillera del pueblo de San Fabián de Alico, se licitará antes de fin de año. Hay seis consorcios en proceso de precalificación para levantar el embalse.

"Confiamos que esta vez sí se concesionarán las obras", dice Margarita Letelier, presidenta de la Junta de Vigilancia del río Ñuble.

El 66% de los cinco mil agricultores de la zona tienen menos de 12 ha, poco terreno que lo dedican más que nada a la plantación de trigo y praderas. Con el triple de área a regar podrían cambiar sus cultivos y cosechar más dinero desde sus campos. Los frutales, sobre todo los cerezos, los tienen en la mira. "Actualmente, muchos, ante la falta de agua, han abandonado sus tierras, dejándolas en manos de las empresas forestales", asegura Margarita Letelier.

El Punilla no solo inundará 1.700 ha para permitir surtir de agua a los campos, sino que además generará electricidad.

Una potencia de 94 MW tendrá una central hidroeléctrica que también aprovechará el río. Así, será un embalse mixto, como sus vecinos Laguna del Maule y Lago Laja.

La promesa de más riego y electricidad no entusiasma a todos. La alcaldesa de San Fabián de Alico, Lorena Jardua, expone que hay variables ambientales que cambiaron o no fueron bien estudiadas desde que el proyecto obtuvo su permiso ambiental, en noviembre de 2010, por lo que pide reevaluar el proyecto.

Llevó sus aprensiones a la justicia y en el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia se tramita una reclamación.

En el escrito se expone que las familias que requieren ser relocalizadas no son 68 sino 372, que la zona desde junio de 2011 es Reserva de la Biósfera, declarada por la Unesco; que el 27-F causó cambios geológicos en el área a construir, y que no se ha evaluado el riesgo volcánico del complejo Nevados de Chillán -conformado por 14 cráteres- y que está a 8 km de donde se emplazará el Punilla.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales