Presidente de la UDI, Ernesto Silva, sobre nuevo marco regulatorio que norme la relación entre política y negocios:
"Después de meses de doble estándar, la Nueva Mayoría entendió que este es un problema de todo el sistema político"

El diputado afirma que las materias de financiamiento de campañas deben abordarse a través de una propuesta institucional que se traduzca en una ley que tenga "sentido común y se cumpla", y que se haga cargo de una regulación "que no funciona".  

Patricio Yévenes y Nicolás Guzmán 

"Es valorable la propuesta del Gobierno, pero esperábamos que la hubiese planteado antes". Esta es una de las frases que más reitera el presidente de la UDI, Ernesto Silva, al referirse al anuncio del Ejecutivo sobre crear un nuevo marco regulatorio para normar la relación entre la política y los negocios.

El diputado enfatiza que cuando explotó el caso Penta, en septiembre del año pasado, la UDI enfrentó el tema "con transparencia total", y desde entonces afirmó que los problemas de financiamiento de campañas afectaban a todos los sectores políticos. "Antes la Nueva Mayoría apuntaba con el dedo cuando se mencionaba a algún dirigente de la UDI. Hoy creen en la presunción de inocencia", sostiene.

Respecto de las declaraciones del ministro del Interior (s), Mahmud Aleuy, quien dijo que los dirigentes políticos no pueden "darse el gustito" frente a los problemas del país, Silva afirma: "Durante meses la Nueva Mayoría intentó darse gustitos. Eso fue una irresponsabilidad. No fue sino hasta el caso Caval que entendieron que el país necesitaba una respuesta institucional, cuestión que la UDI ha dicho siempre".

-El ministro (s) Aleuy afirmó que este era un problema ético que se debe enfrentar con todas las instituciones, algo que la Presidenta Bachelet planteó el lunes. ¿Lo comparte?

-Las sociedades van revisando y van realizando una reflexión ética de las conductas que tienen que ser éticas y aceptables. El debate tiene que permitir que esa revisión se traduzca en cambios en las normas para que se incorporen a la institucionalidad. La ley debe reflejar las conductas que son exigibles para las personas, y las sociedades deben reflexionar sobre esas normas para ir modificándolas a futuro. No se puede dejar a criterio de algunos el estándar ético.

-Aleuy también habló de un problema de la sociedad en su conjunto, que se debe solucionar con la participación de todos

-Cuando una sociedad enfrenta el riesgo de una crisis institucional deben ser todas las instituciones las que participen de la respuesta y del cambio. En eso lo que se necesita es liderazgo político para convocar, movilizar y, a pesar de las múltiples diferencias, generar los acuerdos para producir los cambios.

-En ese sentido, ¿cuál es su opinión respecto del marco regulatorio que el Gobierno se comprometió a presentar para normar la relación entre política y negocios?

-Valoramos que la Nueva Mayoría haya entendido que este es un problema grave, que afecta al sistema político en su conjunto, que hay que abordarlo con altura de miras y mirando hacia el futuro. Entendemos que esto se ha hecho más tarde de lo que se debiera, pero valoramos que se haga. Hoy lo que vemos es que toda la clase política acusó el golpe, porque ha comprendido que este es un problema generalizado. Si queremos recuperar la confianza en las instituciones y en la política, tenemos que entender que se necesita dar una respuesta de futuro.

-¿Cuál debe ser esa respuesta?

-Hace meses planteamos que el país necesitaba un nuevo rumbo de confianza. Dijimos que nuestro país ha tenido éxito porque su desarrollo y crecimiento se ha centrado en tres pilares fundamentales: instituciones fuertes, un sistema político confiable, y una economía libre y competitiva. Después de un año de la Nueva Mayoría esos tres pilares se han debilitado. Se necesita abordarlos con mucha fuerza para mirar hacia delante. Momentos como estos requieren de liderazgos políticos para enfrentar los desafíos y dar respuestas de futuro.

-¿El Gobierno ha tomado contacto con su partido para iniciar un trabajo prelegislativo respecto del proyecto que se comprometió a presentar?

-En enero debatimos con el Gobierno sobre estos temas, y a raíz del llamado que ha hecho la Presidenta, desde ya la UDI pone su trabajo y sus propuestas para trabajar hacia el futuro. En nuestra propuesta que le entregamos al Gobierno en enero se abordó el financiamiento de la política y los partidos. En ella planteamos cuatro ejes centrales: la transparencia de todo tipo de aportes, sean de personas naturales o jurídicas; fortalecer las capacidades de fiscalización, y una buena propuesta que hemos visto son las superintendencias; planteamos la necesidad de incentivar a las personas a aportar más; y poner incentivo a recursos para formación de jóvenes e inclusión de mujeres. Hoy lo central es conocer lo que el Gobierno proponga, para luego evaluar y debatir a fondo los contenidos de estos temas.

-En un contexto en el que ha aumentado la desaprobación a los partidos políticos, y la ciudadanía ha reprochado casos como Penta y Caval, ¿considera suficiente un acuerdo transversal para avanzar en una respuesta de futuro sobre esta materia?

-Creo que la ciudadanía distingue lo que pueden ser temas donde la ley electoral no funciona y donde el sistema político en su conjunto tiene problemas. Tal como lo dijo la UDI hace meses atrás, cuando la izquierda la apuntaba con el dedo, está claro que aquí hay un problema generalizado en el sistema de financiamiento de las campañas dado que la ley no funciona. Algo muy distinto y que la ciudadanía separa es el enriquecimiento personal basado en influencia o poder. Hoy se requiere trabajar para abordar el sistema político y la institucionalidad para tener una ley efectiva. Necesitamos una ley que tenga sentido común y se cumpla, y eso requiere un nuevo paso. El salto que se dio en 2003 fue un paso importante pero insuficiente. También se requiere controlar el gasto de una manera efectiva, y es necesario endurecer las sanciones para quienes puedan incumplir el financiamiento electoral.

-¿Comparte lo que dijo el presidente del PS, que quienes han vulnerado las normas del financiamiento deben dejar sus cargos?

-En casos de incumplimientos graves de la ley electoral se deben perder los cargos de elección popular. La ciudadanía espera que existan respuestas contundentes, que se hagan cargo de una ley que no funciona.

-¿Cuál es la urgencia para avanzar en esta materia? Hay elecciones municipales en 2016.

-Esto no es un tema de elecciones. Quien no esté consciente de que hay riesgo de una grave crisis de institucionalidad y de credibilidad, no entiende lo que está pasando en el país. Lo que hoy se requiere, más allá de una elección municipal, parlamentaria o presidencial, es entender que acá hay un problema generalizado por leyes que no funcionan.

-Desde el oficialismo y la oposición han pedido a la UDI señales claras sobre sus militantes involucrados en el caso Penta. ¿Es suficiente esperar una resolución judicial cuando uno de los parlamentarios involucrados reconoció que hubo irregularidades en el financiamiento de su campaña?

-La UDI, a diferencia de la izquierda y otros partidos, ha tenido una posición nítida desde el día uno. Mientras la izquierda cuando se mencionaba a dirigentes de la UDI apuntaba con el dedo, ahora aparecen dirigentes de la Nueva Mayoría y se les ocurrió que existe el principio de presunción de inocencia. Después de meses de doble estándar, la Nueva Mayoría entendió que este es un problema de todo el sistema político. En la UDI todos nuestros cargos están siempre a disposición de decisiones institucionales. Y hemos establecido un criterio institucional que es respetar la presunción de inocencia y acatar con rigor las decisiones que puedan tomar los tribunales de justicia.

-¿La presunción de inocencia es válida cuando se reconoce el uso de boletas ideológicamente falsas?

-La presunción de inocencia obviamente vale en un proceso judicial donde se investigan delitos, y lo que se ha planteado es la posibilidad de irregularidades. Lo que corresponde en este caso es respetar las decisiones de los tribunales de justicia y del Ministerio Público. Eso la UDI lo ha dicho siempre y espero que la Nueva Mayoría y la izquierda tengan el mismo actuar ahora que sus dirigentes y que diversas situaciones los involucran a ellos.

-Usted ha sido vinculado a Carlos Eugenio Lavín a través de correos electrónicos; a Carlos Alberto Délano por una situación familiar, y a Pablo Wagner en una sociedad. Si su nombre genera un daño a la UDI, ¿está disponible para dar un paso al costado?

-Me he referido en innumerables veces a ese tema. Tengo claro mi rol como presidente de la UDI. Creo que lo he ejercido con fuerza y lo voy a ejercer con más fuerza hoy, porque creo que la UDI es un partido fundamental para aportar a resolver los problemas que el sistema político tiene.

-¿Está conforme con la gestión que ha llevado su directiva en este primer año, o habría hecho algo distinto?

-Ha sido un año de mucha complejidad. Primero porque las reformas de la Nueva Mayoría han producido un daño en la clase media enorme, y creo que la UDI cumplió un rol importante y lo va a seguir haciendo, y también porque a raíz de las investigaciones judiciales se ha producido un escenario muy difícil, pero creo que la UDI ha tenido el liderazgo, la unidad y la capacidad para proponer, que permite que podamos ser pronto una alternativa de gobierno.

-¿Se hipoteca la capacidad de fiscalizar de la UDI en su rol de oposición por este caso?

-Creo que la UDI ha tenido la legitimidad para representar a la ciudadanía y fiscalizar cualquier acto que vaya en un perjuicio de la gente o que implique una conducta indebida en el sector público. Lo hemos hecho y lo vamos a hacer con más fuerza.

''Quien no esté consciente de que hay riesgo de una grave crisis de institucionalidad y de credibilidad, no entiende lo que está pasando en el país. Lo que hoy se requiere, más allá de una elección municipal, parlamentaria o presidencial, es entender que acá hay un problema generalizado por leyes que no funcionan".

''La ley debe reflejar las conductas que son exigibles para las personas, y las sociedades deben reflexionar sobre esas normas para ir modificándolas a futuro. No se puede dejar a criterio de algunos el estándar ético".

''Durante meses la Nueva Mayoría intentó darse gustitos. Eso fue una irresponsabilidad. No fue sino hasta el caso Caval que entendieron que el país necesitaba una respuesta institucional".

''Tengo claro mi rol como presidente de la UDI. Creo que lo he ejercido con fuerza y lo voy a ejercer con más fuerza hoy, porque creo que la UDI es un partido fundamental para aportar a resolver los problemas que el sistema político tiene".

 "Debemos instalar lo más pronto posible a nuestros candidatos para las elecciones municipal y parlamentaria"

-Desde RN se ha criticado el acuerdo por una nueva oposición que firmaron con el PRI y Evópoli. ¿Están dadas las condiciones para avanzar en una federación de partidos?

-Apoyo todas las iniciativas de unidad. Creo que el país y ante la marea ideológica de la Nueva Mayoría, necesita una oposición unida. Creo que el paso de enero fue fundamental. Ahora se requiere dar mucho contenido y proyección hacia el trabajo y el futuro y eso lo tenemos que hacer en marzo y abril. Ese camino puede derivar en una instancia como una federación de partidos, pero creo que lo relevante es el actuar unidos en los temas que les importan a los chilenos, y esos temas tienen que ver con el empleo, con la delincuencia, con la salud, con el transporte y obviamente, con la confianza en la institucionalidad política.

-¿Cuáles son los principales desafíos de la oposición para 2015?

-Lo primero es asumir los desafíos del país y eso significa dar una respuesta a la crisis institucional que estamos viviendo por leyes que no funcionan. Como sector, creo que tenemos que consolidar en unidad nuestro rol opositor, explicándole a la ciudadanía nuestras diferencias con la izquierda y nuestras alternativas a los problemas que tiene Chile. Y en tercer lugar, avanzar con fuerza en la selección de los candidatos, debemos instalar lo más pronto posible a nuestros candidatos para las elecciones municipal y parlamentaria, para volver a ser gobierno en 2018.

-¿Considera necesario potenciar esta campaña con liderazgos presidenciales, como lo ha planteado RN?

-Nuestro sector tiene muchas tareas y lo primero que tiene que hacer es retomar el impulso que hizo en materia educacional que es volver a sintonizar con la ciudadanía. Esa sintonía con la ciudadanía se encuentra en representar a la clase media que se siente desplazada por la izquierda, haciendo esa tarea bien y defendiendo con fuerza y con nitidez a los chilenos que no se sienten representados con la Nueva Mayoría, vamos a tener más tiempo para hacer los demás temas.

-¿Está disponible para realizar un consejo de directiva ampliado en marzo?

-El lunes tenemos reunión de directiva, iniciamos nuestro trabajo y vamos a definir un itinerario relevante, porque son muchos los temas que tenemos que abordar en materia programática, en materia para enfrentar la coyuntura, en materia para preparar la elección municipal y parlamentaria.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:HÉCTOR ARAVENA


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales