Entrevista Batallas contemporáneas
Michael Burleigh: "Gandhi no necesitó volar a gente para liberar a la India"

Políticamente incorrecto, especialista en historia contemporánea, el historiador inglés visitará Chile invitado por Red Cultural. Como anticipo, habla del terrorismo islamista, del multiculturalismo, de Estados Unidos, de las brutalidades de la Segunda Guerra Mundial: "No puedes equiparar el bombardeo estratégico de Alemania y Japón, o el lanzamiento de las bombas atómicas, con la barbarie de Auschwitz o Nankín", dice.  

Juan Rodríguez M. 

Hay quienes describen el período que va desde el estallido de la Primera Guerra Mundial (incluso desde 1890) hasta el fin de la Segunda, hace setenta años, como una guerra civil europea. En esa pasada, por más que algunos demoraran en darse por enterados, cayeron el imperio ruso, el otomano, el alemán, el austro-húngaro, el francés y el británico.

Sin embargo, 1945, lejos de suponer el fin del imperialismo y el comienzo de la paz, instaló a las dos potencias que se disputarían la hegemonía en lo que quedaba del siglo corto: Estados Unidos y la Unión Soviética.

Ambos dramas -el desmoronamiento de los imperios occidentales y la Guerra Fría-, conjugados, detonaron una serie de "pequeñas guerras" -entre luchas independentistas e intervenciones de las superpotencias- en lugares alejados del primer mundo. Desde la crisis del Canal de Suez y el conflicto en Oriente Medio hasta la guerra de Vietnam, pasando por la guerra de Corea, Afganistán, Cuba, Indochina, Argelia, Kenia y las luchas por controlar África.

Así lo muestra el historiador inglés Michael Burleigh en su libro "Pequeñas guerras, lugares remotos. Insurrección global y la génesis de mundo moderno".

Formado como historiador del medioevo y devenido en especialista en historia contemporánea, ha sido profesor en New College, Oxford; London School of Economics, Cardiff University, Standford y Rutgers. Y también es autor, entre otros libros, de "El tercer Reich. Una nueva historia", "Sangre y rabia. Una historia cultural del terrorismo" y "Combate moral. Una historia de la Segunda Guerra Mundial". Ha realizado documentales para la televisión y es columnista de asuntos internacionales en medios como el Daily Mail. Burleigh visitará Chile entre el 6 y el 10 de abril, invitado por Red Cultural, para dictar tres conferencias en las que hablará sobre el Estado Islámico, los 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial y la Europa actual.

Comunismo monolítico

Burleigh es etiquetado por algunos como de derecha, incluso reaccionario (se lo pone al lado de Andrew Roberts), por otros como liberal, y por él mismo como realista "a la vieja usanza". Es crítico de la izquierda europea y su antiamericanismo, y a la vez -ha dicho- es altamente escéptico respecto de los neo-conservadores, a quienes llama "neo-jacobinos".

-En "Pequeñas guerras..." se lee que la política exterior estadounidense durante la postguerra estuvo dominada por la idea equivocada de un "comunismo global monolítico". ¿La Guerra Fría fue un error?

"Lo que quise decir es que Occidente no tuvo en cuenta las diferencias culturales, económicas y políticas dentro del monolito. Debió aprovechar mejor las diferencias entre Rusia y China, China y Vietnam y así, sin mencionar la incompatibilidad del comunismo y el islam".

-¿Estados Unidos vive un declive y China lo reemplazará como potencia hegemónica?

"Probablemente las cosas serán menos claras de lo que eso sugiere. No estoy seguro de que Estados Unidos esté en declive, aunque a nivel federal el sistema político es cada vez más disfuncional, pero no a nivel estatal. Para mí, también, su economía se ve muy fuerte. Aparte del Asía-Pacífico (y en particular las múltiples disputas marítimas) no veo a China intentando ser una (única) potencia hegemónica, a pesar de que invierte mucho en África y América (y Europa). Hay también toda suerte de problemas económicos latentes en China (por no hablar de la escasez de petróleo y agua) y el Partido Comunista tiene que manejar transiciones increíblemente difíciles. Por otro lado, se trata de gente prudente, brillante, que ensaya cambios con mucho cuidado a nivel local o regional, y que tiene miles de grupos de reflexión para generar ideas y cambios políticos".

El mal radical

El Holocausto, la destrucción de ciudades completas, las atrocidades cometidas por los japoneses en Asia hacen de la segunda Guerra Mundial, se dice, una guerra justa. Mas, por el lado aliado hubo también bombardeos contra civiles y, claro, las bombas atómicas arrojadas en Hiroshima y Nagasaki. La cuestión moral respecto del conflicto no es tan simple, tal como muestra Burleigh en "Combate moral". Allí leemos: "A todos nos gustaría creer que no seríamos capaces de hacer algunas cosas, más o menos graves, ni por acción ni por omisión, descritas en este libro".

-¿Fue una guerra de buenos contra malos?

"Sí, aunque el bien tuvo que aliarse con Stalin para vencer al mal radical, con muy malas consecuencias particularmente en Polonia. No pienso que puedas equiparar el bombardeo estratégico de Alemania y Japón, o el lanzamiento de las bombas atómicas, con la barbarie de Auschwitz o Nankín. El bombardeo fue el medio más económico de golpear de vuelta a los enemigos que iniciaron estas guerras. Eso se vio ferozmente reflejado en el hecho de que los aliados buscaron el fin de la guerra tan rápido como fuera posible, y sabían qué nivel de bajas sufrirían en una invasión de las islas japonesas".

-¿Cualquiera puede ser un Eichmann? ¿Qué piensa de la tesis de Hannah Arendt sobre la banalidad del mal?

"Creo que Arendt subestimó la fertilidad del gran mal. Eichmann no fue un pequeño empleado implementando órdenes, sino que la persona que detalló las órdenes y les dio su alcance. Eso necesitó cierto tipo de imaginación. A él le gustaba alardear sobre ese tiempo durante sus años en Argentina. No estoy seguro de si cualquiera es capaz de hacer lo que él hizo, ya que muchas personas no son tan ambiciosas o sufren sus manías. Yo uso algo llamado la prueba del salero. Si le muestras a alguien un salero y él o ella dice: '¿sabías que los judíos controlaban el comercio de la sal en la Camarga del siglo XII?' (allí hay salares), y luego dice: '¿y sabías que actualmente controlan la producción de potasio (en realidad la controla Canadá), que es usado para fertilizantes, así es que ellos controlan la producción mundial de alimento?...'. No mucha gente piensa realmente así".

Cosmopolita

Nada de choque de civilizaciones. Según Burleigh, cuando se trata del terrorismo islamista la distinción es entre "civilización y caos". "Es una amenaza existencial para toda la civilización", se lee en "Sangre y rabia". Sin embargo, el historiador no cree que se trate de un fenómeno nuevo; de hecho, escribe que los terroristas -desde los nihilistas rusos o los anarquistas europeos de fines del siglo XIX, la Fracción del Ejército Rojo, las Brigadas Rojas o la ETA en el siglo XX, hasta el terrorismo islámista a principios del XXI- son "dementes morales". Aun así, dice ahora, el yihadismo actual "refleja el fracaso del nacionalismo y el socialismo en el mundo árabe (aunque en el baazismo -la ideología panarabista que promueve el Partido Baaz- se combinan ambos, por supuesto)".

-¿No hay ideología, religión, política y hasta racionalidad o cálculo detrás del terrorismo?

"Ciertamente la mayoría de ellos tienen una ideología, de tipo autoglorificante, y hay método en su locura, en el sentido de que si vuelo A entonces resulta B y C. Lo que quise decir fue que hay una enorme brecha entre los ideales y la sórdida realidad, como vivir de la asistencia pública en las sociedades que odian, además de una especie de visión de túnel que excluye otras maneras de conseguir sus objetivos. Quiero decir, Gandhi no necesitó volar a gente para liberar a la India de Gran Bretaña".

-Usted ha dicho que "la tolerancia multicultural europea ayuda a los terroristas". ¿Qué distingue el cosmopolitismo estadounidense del multiculturalismo europeo?

"Creo que no dije exactamente eso. Muchos de nosotros (incluido yo) somos cosmopolitas. En mi caso, como londinense, me siento mucho más 'en casa' en Berlín, Roma o Nueva York (probablemente también en Santiago, espero) que en la Inglaterra rural o del norte, aunque soy inglés. Tomo vino francés o café colombiano, leo novelas de todo el mundo, disfruto thrillers televisivos hechos en Dinamarca, Francia o Israel, y así. Pero el multiculturalismo es una ideología que nos obliga a respetar a todas las culturas y otorgarles igual respeto y estatus. Yo no siento eso respecto de Pakistán, Arabia Saudita o Somalia, y no veo razón por la que sus valores debieran ser diseminados o tolerados en nuestras sociedades. Encuentro ofensivo ver los rostros de las mujeres ocultos detrás de velos o tener una 'policía de la sharia' en las calles de las ciudades británicas o alemanas".

-¿Qué responsabilidad tiene Occidente en la aparición del terrorismo islamista?

"Desde que esta ola se originó, a finales de los 70, no mucha, aunque el golpe en Irán en 1952 o las invasiones a Afganistán (en 1980 -por los soviéticos- y por Occidente en 2002) no ayudaron, lo mismo con Irak en 2003 y Libia en 2013. Ellos tienen una idea muy simplista de que Occidente ha declarado la guerra a toda la umaah (comunidad de fe) musulmana, a pesar del hecho de que en Afganistán o Bosnia Occidente intentó apoyar a los musulmanes. Esto se usa para distraer la atención de fallas culturales en el propio mundo musulmán. ¿Qué harían si redujéramos masivamente nuestra dependencia del petróleo y el gas? La pregunta deja de lado el hecho de que muchos en Oriente también tienen un problema terrorista, sobre todo en China con los separatistas uigures en Sinkiang, algunos de los cuales se han unido a ISIS".

 Burleigh en Encuentros El Mercurio:

"EL ESTADO ISLÁMICO, UN NUEVO MODO DE TERRORISMO NOS PONE EN PELIGRO".
Martes 7 de abril, 19:30 horas, Teatro Municipal de Las Condes. $20.000 general, $10.000 Socio Club de Lectores de El Mercurio y Tarjeta Vecino Las Condes.

Informaciones: www.encuentroselmercurio.cl

El historiador dictará dos charlas más:

"Los 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial". Miércoles 8 de abril, 9:30 horas, entrada liberada.

"Europa hoy, una mirada geopolítica" .

Jueves 9 de abril, Hotel W, 8:30 horas.

Informaciones e inscripciones: bbustamante@uft.cl



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El humo tras un atentado suicida en Afganistán, el pasado 10 de febrero.<br/>
El humo tras un atentado suicida en Afganistán, el pasado 10 de febrero.

Foto:Reuters/Stringer

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales