ELMERCURIO.COM Volver

Presidente de La Polar explica razones de su renuncia y defiende su gestión
César Barros: "Desafío a alguien a que me diga qué habría hecho que no hicimos o hicimos mal"

Domingo 22 de marzo de 2015

El próximo 31 de marzo,
César Barros dejará La
Polar luego de más de
cuatro años en el cargo.
Foto:Héctor Flores

Reconoce que bajo su gestión se cometieron errores, como el plan en Colombia. Pero por sobre todo destaca que transformaron "un gran fraude en una empresa que es el cuarto retailer de Chile", dice.
 


María José Tapia Balmaceda 

El primero de abril, Cesar Barros ya no realizará la ruta habitual que por más de cuatro años lo mantuvo viajando casi a diario a las oficinas centrales de La Polar, en Renca. Ese día, lo más probable es que el destino del actual presidente de la multitienda sea Santiago centro. "Tengo una oficina en la Bolsa de Productos y me voy a arranchar por allá", destaca.

El martes, quien liderara la compañía después del escándalo financiero que remeció al retailer en 2011, comunicó al mercado que el 31 de marzo daría un paso al lado. "Esta fue una decisión súper pensada. La verdad, es raro que haya sido sorpresa, porque lo había hablado con mucha gente. No me voy porque tenga una pega espectacular; me voy porque me tenía que ir", dice.

-¿Por qué se tenía que ir?

"Cumplí una etapa. Aquí había una empresa que estaba quebrada y mi misión era tratar de arreglar esto. Creo que durante estos años lo hicimos; no solo yo, sino que el equipo ejecutivo y los otros directores. Para adelante viene una etapa nueva de La Polar. Hoy (viernes) en la comisión de acreedores pidieron el alzamiento del Convenio Judicial Preventivo. Ahora, es una empresa que parte sin deuda, que sigue siendo el cuarto retailer del país, con sus riesgos de cartera acotados, que sigue funcionando con buenos márgenes, progresando en todas sus cifras. Misión cumplida, cargo terminado".

-¿Por qué elegir como fecha el 31 de marzo y no una vez finalizado el canje?

"La decisión mental la tomé el día en que terminamos la junta de acreedores en que se aprobó la capitalización de la deuda. El efecto económico se produjo ahí, ya está, aunque no figure necesariamente en este balance. ¿Por qué ahora? Porque quería ver cómo funcionaba el sistema de canje y también para darles tiempo a los accionistas. Es importante provocar un cambio de directorio, escuchar la voz de los accionistas y provocar una nueva elección de directores, cosa que el nuevo directorio se sienta realmente empoderado de lo que viene".

-Dado ese análisis, ¿se prevé que la mesa se renueve completamente?

"Mi impresión es que va a haber cambios, pero tienen que dejar también a alguien que siga la hebra. Creo que un cambio total puede ser malo para la empresa. Pero es una opinión personal; los accionistas son los que deciden".

-El día después de su renuncia, la acción subió 45%. ¿Cómo lee eso?

"Sí, a todos les he dicho que voy a renunciar a los directorios para que suba la acción (ríe). No puedo hablar en nombre del mercado, a mí me gustaría pensar que el mercado valoró que se abra una nueva etapa en la compañía".

-Ha habido muchas críticas que señalan que su gestión no fue tan buena. La acción perdió el 97% de su valor en los cuatro años...

"Yo reconozco... no soy Dios todopoderoso. Esto es una obra humana, pero el período en que la acción ha estado más baja, que podría ser ahora, es cuando la empresa ha sido más sustentable. Cuando (la acción) estaba en $500, esta empresa estaba con el Sernac encima, sin convenio judicial preventivo, sin equipo ejecutivo, sin directorio, sin nada. Y ahora, que está a $20, es cuando la empresa no tiene operación en Colombia, no tiene el Sernac, no tiene deudas, los márgenes están creciendo y el riesgo de la cartera ha bajado de 30% a 10% y se ha estabilizado. Hoy uno puede decir con algún orgullo que esta empresa tiene un futuro asegurado".

-¿Cómo se explica que la acción haya caído de $533 cuando usted asume en 2011 a $16,5 hoy? ¿El mercado no le cree?

"Es difícil juzgar. Por un lado, uno cree en el mercado, pero por otro, es bien inconsistente la evolución del precio, versus la evolución de la compañía. Es cierto que podríamos haber salido de Colombia antes. Es cierto que nos equivocamos al proyectar una venta de 10 UF el metro cuadrado y lo reconozco hidalgamente. Son errores que cometimos. Si yo no soy monedita de oro. Hay gente también, incluso cercana, que se alegra cuando la acción baja y que se pone triste cuando sube".

-¿A quiénes se refiere?

"Hay gente que se alegra cuando baja, porque creo que también hay un interés por comprar esta compañía. Es primera vez que podemos decir que acá hay una posibilidad de que alguien lo haga".

-¿Se han acercado interesados?

"No, pero se siente. Creo que la misma salida mía va a despertar esa inquietud. El hecho de decir que entramos en una nueva etapa se va a ir notando en el tiempo. Hay procesos, como la reducción de gastos, que ha sido brutal. Es una compañía súper interesante. Hoy se está valorando a menos que valor libro".

-¿Hubo exceso de optimismo?

"Hubo exceso de optimismo con Colombia, ya que hacer un negocio en otro país es muy difícil. Se ha cumplido todo el plan Aconcagua, con excepción de las ventas por 10 UF el m {+2} . Hubo un error de cálculo. Así de simple".

-¿Estima que las críticas son injustas?

"Creo que son frívolas. Yo desafío a alguien a que me diga qué habría hecho que nosotros no hicimos, o qué hicimos muy mal. Yo estoy diciendo dos cosas: Colombia y ventas por m {+2} . Desafío a que me digan qué otra cosa. Creo que también la gente se cansa de una empresa que realiza un gran ajuste, pero lo que no se dan cuenta es que recibimos una empresa que era nada. Decía que tenía un gran negocio financiero, que era una mentira, y un negocio retail, que era un desastre; gerentes corruptos y una dirección que era enloquecida. La empresa que estaba a $500 en julio del año 2011 no sé ni siquiera si puede ser calificada incluso de empresa, porque era un fraude. Nosotros transformamos un gran fraude en una empresa que de verdad es el cuarto retailer de Chile. ¿Cuánto se va a demorar el mercado en reconocerlo? Se va a demorar. ¿Cuánto me van a echar la culpa a mí? Un rato, pero es inevitable".

-¿Cómo proyecta la compañía después del canje, entendiendo que hay muchos que están convirtiendo y retirándose?

"Había bancos que tenían castigado el 100% del crédito; entonces, ellos querían salirse del tema y olvidarse. Pero creo que después de haber visto la fluctuación que se pegó, todos van a ser un poquito más cuidadosos. Todos van a estar wait and see , ver cómo evoluciona la empresa. La capitalización que ha habido hasta ahora ha sido bajita (cerca del 10%)".

-¿Quién debería liderar la empresa? ¿Alguien ligado al retail ?

"Sí. Tiene que ser de retail . Este directorio está compuesto en su mayoría por personas ligadas más bien al lado financiero o las leyes. Ahora llegó el minuto de dedicarse al retail . El plan estratégico nos dijo: 'ustedes son una empresa C3-D. Dedíquense con ahínco a ella. Deben saber súper bien qué quiere ese segmento'. Por primera vez tenemos un plan que no es un 'pensé que, creí que'".

-¿Cuándo fue ajustado ese plan?

"Partimos en noviembre y luego comenzamos su ejecución. No puedo adelantar las metas de m {+2} porque está en el estado de resultados, pero es más que ahora y mucho menos que las 10 UF. Es importante haber dejado la empresa con un plan a tres años caminando, porque esta empresa no se la puede comprar ni Falabella ni Paris ni Ripley".

-¿Quién podría tomar el control de la compañía?

"A este precio, cualquiera".

-¿Cuánto sería la plata adicional que habría que inyectarle?

"Esta empresa necesita crecer. Esta es una gran oportunidad".

-Pero La Polar con la caja que tiene, ¿puede crecer o solo mantenerse?

"Sí, puede desarrollarse, pero el desarrollo puede ser más lento o más rápido".

-O sea, hoy no está en quiebra, puede mantenerse con la caja que tiene y el aumento de capital sería solo para crecer más rápido. ¿Ese es el panorama?

"Así es. Ese es el panorama".

- ¿Se han acercado empresarios después de la firma con acreedores?

"La SVS lo aprobó en diciembre y se ejecutó en enero, por lo cual tendrían que ser magos para venir tan rápido. Pero yo me imagino que después van a venir. Tengo confianza".

-¿Esta empresa podría funcionar si no se la compra alguien o entra un socio?

"Podría funcionar. Potencialmente, aquí los dueños son grandes bancos, grandes AFP y gente muy rica. Esos son los dueños de los bonos convertibles. Dudo que esos dueños dejen caer una empresa".

"El engaño de La Polar es mucho más grande y cuantitativo que Cascadas, Penta, y SQM juntos. Pero creo que (estos) van a tener penas muy superiores".

"Nosotros vamos a hacer todo lo posible para que haya un castigo contra los ex ejecutivos de La Polar, pero no creo que vayan presos".

 Su futuro: "Yo no tengo la solvencia económica para decidir no trabajar"

"No tengo ningún maldito plan". Así de tajante es César Barros a la hora de hablar de su futuro laboral. Según asegura, lo más inmediato es la posibilidad de tener más tiempo para dedicarle a una multiplicidad de cosas, principalmente su familia. Hoy el empresario -además de tener un campo en Valdivia- es director de la Bolsa de Productos y de Empresas Sutil. Además, participa en Agrícola Mollendo, brazo agrario del grupo controlador de Socovesa, que se encarga de la producción de wagyu.

Barros no descarta volver a asesorar a empresas en riesgo. "Siempre he estado metido en cosas así o cosas nuevas y no sé qué irá a llegar. Pero mi plan es seguir mi vida profesional. O sea, 'cabra coja no puede dormir siesta'. Yo no tengo la solvencia económica para decidir no trabajar e irme a viajar. Si es interesante un caso, lo tomaría, aunque lo pensaría más", dice. Y añade que si bien no lo han contactado aún, porque su renuncia es muy reciente, "algo va a llegar. No me siento tan desamparado".