Informes utilizados por Ministerio de Energía no respaldan el horario de verano

 

En las últimas semanas las cartas al Director de "El Mercurio" han reflejado inquietud por el horario de verano permanente que comenzó a regir esta semana.

La medida, que pretende generar un ahorro de 20% en energía para 2025, fue anunciada el 28 de enero por el Ministerio de Energía "tomando en consideración variados estudios sobre la materia".

Este diario, vía Ley de Transparencia, solicitó estos informes y, en respuesta, la subsecretaría de Energía envió cinco de ellos. Pero ninguno de los documentos a los cuales se tuvo acceso apoya la iniciativa de forma taxativa.

El más crítico al momento de hablar de ahorro energético se titula "Does Daylight Saving Time save energy?", y basa sus observaciones en un experimento realizado en 2008 en Indiana, Estados Unidos. El principal descubrimiento de este estudio es que "contrario al propósito de la política, los resultados del horario de verano presentan un general aumento en demanda eléctrica residencial".

En la misma línea, otro estudio realizado el mismo año, llamado "Impact of Extended Daylight Saving Time on national energy consumption", que fue realizado por el Departamento de Energía de Estados Unidos, afirma que efectivamente el horario de verano presenta ahorros de energía, pero "pequeños".

El informe canadiense "Effect of Daylight Saving Time on lighting energy use: a literature review", sostiene que la información existente acerca de cómo el horario de verano afecta la energía es "limitada, incompleta o contradictoria".

"Daylight time and energy: evidence from an Australian experiment", elaborado en Australia en 2007, demuestra que, mientras que el horario de verano reduce el consumo de electricidad en las noches, estos ahorros son anulados por el alza en la demanda durante las mañanas.

El informe "Efecto en el consumo de energía eléctrica del cambio de horario en Chile" del Programa de Estudios e Investigaciones en Energía de la Universidad de Chile llega a dos posibles soluciones. La primera -que fue la opción del Ejecutivo- reporta mayores ahorros de energía a nivel país, pero tiene como defecto el hecho de que en pleno invierno amanecería a las 9:00, lo que "afectaría seriamente el ritmo de la población en general". Por otra parte, la otra solución -que plantea posponer el cambio de horario establecido para marzo y adelantarlo en octubre- significaría un ahorro de energía menor que el anterior, pero se cree que la diferencia "no será muy significativa tampoco".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir

Foto:CLAUDIO CORTÉS


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales