La evolución de los sitios web durante los 19 años de sus propios Oscar

La próxima semana se entregan los premios Webby, los Oscar de la web. En estas dos últimas décadas, las páginas han cambiado y evolucionado hacia los intereses de los usuarios.  

Lorena Guzmán H. 

El próximo martes será todo un evento. Con alfombra roja incluida, se entregarán los premios de la 19 versión de los Webby Awards, el equivalente al Oscar, pero de la red. En los albores de la web, estos reconocimientos buscaron destacar lo que se estaba haciendo bien y promover algo que en esa época era para unos pocos. Hoy es tanta su trascendencia, que no solo las páginas galardonadas anuncian con bombos y platillos su premio, sino también las que quedaron en la lista de los nominados.

Los Webby siempre han premiado la vanguardia, pero hace casi dos décadas, ese término definía algo muy distinto a lo que significa hoy.

Inicio plano

En un principio, en los 90, con Yahoo las páginas eran más que nada textos, con mucha letra y sin fotos, cuenta Carlos Aldunate, director de la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales. "Ya en el 2000, con el avance de la tecnología y el aumento en la masividad se agrega un segundo 'pantallazo' y aparecen las primeras fotos, aunque muy pequeñas o livianas. Solo a mediados de esa década pueden aumentar su tamaño y ganar protagonismo", explica. Así, el siguiente paso sería la introducción de los videos.

Luego, todos los sitios tendieron a escuchar lo que querían los usuarios y a permitir cierta participación. Y se perdió el temor al scroll ; es decir, a que el usuario tuviera que "bajar" para poder ver todo el contenido de la página de inicio. Los nórdicos fueron pioneros en esto, dice.

Por otro lado, la "democratización" de la red permitió que esta dejara de ser solo para una élite y comenzara a expandirse a públicos más diversos. Esto obligó a atender a toda esa variedad de personas.

"Aunque la interactividad estuvo casi desde el principio, las redes sociales cambiaron la manera en que se distribuyen los contenidos. Si antes una página web llegaba a cien personas, ahora podía llegar a mil", expresa.

Francisco Fernández, académico de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica, agrega que las redes sociales son la evolución de la participación de los ciudadanos. "Se basan en la posibilidad de que las mismas personas generen sus contenidos", explica. Y eso cambió lo que era relevante.

La evolución de la web siempre se ha desarrollado pensando en el usuario final, dice David Ruete, director de Ingeniería en Telecomunicaciones y del Magíster en Ingeniería Informática, ambos de la Universidad Andrés Bello. "Los mismos premios Webby muestran que el desarrollo de los sitios web apuntan a que el usuario tenga más bien una experiencia y que pueda sacar valor de ella", señala.

El mismo periodismo ciudadano que apareció hace unos diez años, agrega Francisco Fernández, es la mejor muestra de ello.

"Es así como surge la Web 2.0, cuyos sitios están basados fundamentalmente en los usuarios - en sus intereses, deseos, navegación, aspectos cognitivos, entre otros- y en su capacidad de trabajar de forma colaborativa y de compartir contenidos", asevera Lionel Brossi, académico del Instituto de la Comunicación e Imagen de la U. de Chile. "Estamos en un momento en que las estrategias de creación y diseño están centradas totalmente en los usuarios, ya sean páginas comerciales, sociales, de entretenimiento, educación o de cualquier otro ámbito".

Teléfonos inteligentes y apps

Considerando que en Chile es el teléfono inteligente y no el computador el dispositivo desde donde más se conecta la gente, dice Carlos Aldunate, el diseño responsivo, o que se pueda adaptar a estos aparatos, es vital. Esta es otra definición más que ha sido construida por los usuarios de hacia dónde van las cosas.

Si bien el desafío de concentrar el contenido para que sea visible en las distintas plataformas constriñe las posibilidades, opina Francisco Fernández, "la forma en que hoy la gente usa la red es justamente transitando por las distintas plataformas".

Por ello, coinciden los especialistas, si bien en algún momento el título o la frase de entrada era crucial para mantener el interés, hoy lo visual y la forma en que se presentan los contenidos tienen que llamar la atención a la primera en su conjunto. Si no, el usuario pasa a la siguiente página.

Las aplicaciones también son otro jugador que entró a la cancha. Si bien no deberían desplazar a las páginas web como tales, estas últimas siempre se deberán adaptar a las primeras según las preferencias de los usuarios.

Además de estos factores, la misma red aun no se ha estabilizado, opina Carlos Aldunate. Así como la televisión pasó del blanco y negro, al color, y luego a la alta definición, la web seguirá evolucionando, asegura.

Lo que hoy nos limita, agrega David Ruete, es la velocidad de transporte de datos. "Pero en el futuro podríamos estar hablando de holografía, por ejemplo", dice. "Incluso podremos tener sensores en los zapatos, los que al pasar por una tienda detecten lo gastados que están y, al instante, el negocio nos invite a pasar y comprar unos nuevos", continúa.

"La red estará integrada de forma natural en todos los planos de nuestras vidas y ya no se comprenderá como una entidad ajena a lo físico o corporal, sino que estará imbricada funcionalmente en los objetos que nos rodean y en nuestros propios cuerpos", dice Lionel Brossi.

Se trata de la web 4.0, donde aparece el término "Internet de las cosas". "Esto implica una hibridación entre los contenidos y las prácticas digitales y la vida cotidiana asociada a objetos materiales. Es decir, una hibridación del mundo on-line y off-line", explica.

En qué esferas se produzca dicha mezcla de la web y las vidas reales, y con qué profundidad dependerá, como siempre, del usuario.

Algunos de los mejores en la categoría premio de la gente:Arte: https://streetart.withgoogle.com/es/Portada: http://www.ted.com/Fotografía: http://proof.nationalgeographic.com/Experiencia de usuario: http://www.wikiwand.com/Comida y bebida: http://www.epicurious.com/

7.306.860.555
personas hay en el mundo

3.100.679.063
son usuarios de internet

926.530.422
suman las páginas web

344
páginas son ganadoras del Webby, según sus datos.

 Los premios Webby

Hace 19 años, la Academia Internacional de Artes y Ciencias Digitales, con base en Nueva York, creó un premio para reconocer a los mejores sitios web, impulsar el desarrollo de la industria y educar. Hoy, y con la evolución de este medio, premia a los mejores en cinco categorías: páginas web, medios y publicidad interactivos, películas y videos en línea, sitios móviles y aplicaciones, y redes sociales. Son más de mil expertos los que eligen a los ganadores en cada una de ellas, a lo que se suman los votos de medio millón de personas que otorgan el "premio del público".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales