Biografía | A 80 años de su nacimiento:
Teillier, en un vaho de fantasmas

Con una perspectiva más celebratoria que polémica, más narrativa que analítica y tan periodística como literaria, Luis Marín y Carlos Valverde reconstruyen la vida del poeta lautarino en Nostalgia del futuro .  

MARIO VALDOVINOS 

Más disidente de lo que parecía, Jorge Teillier (1935-1996) hizo de la amistad un culto y del silencio un arte, a la vez que una forma de resistencia, durante la época del apagón cultural y de la sospecha contra las formas de oposición humanista. El costo fue alto: varios integrantes de su familia debieron exiliarse y el poeta soportó el inxilio, refugiándose en el universo que había construido con sus versos, una casa levantada con tejuelas de alerce, llena de gatos y de presencias espectrales, como él mismo; de perdedores y de amores sin porvenir. Fueron los años sin ventura, que sucedieron a los venturos, todos ellos examinados por los biógrafos del poeta, Luis Marín y Carlos Valverde, en Nostalgia del futuro . La perspectiva es más celebratoria que polémica; más narrativa que analítica y tan periodística como literaria, lo que acerca, por su formato de crónica fusionado con capítulos propios de una biografía, al lector curioso, no especializado, sin alejar al habitante del universo de Teillier ni a los residentes en el País de Nunca Jamás.

Este punto de vista, favorable al perfil del vate, no es reverencial ni elude el análisis de los aspectos conflictivos de su personalidad: la indiferencia para integrar a su creación una forma de compromiso social que le exigía el medio, no el miedo, si bien no estaba obligado a ello. Lo suyo era la crónica del paisaje y de los seres olvidados, un tipo de lírica enraizado en la voz de la tierra más que en la de la tribu. Por otra parte, Marín y Valverde rastrean por una ciudad adicta a la amnesia los pasos de un viajero invisible y memorioso. Tarea nada fácil en el País de no me acuerdo, donde se borran vestigios y huellas para dejar la tierra baldía y reverenciar lo nuevo y el llamado progreso.

Dentro de la abundante producción crítica en torno al mundo lárico, destaca Teillier, arquitectura del escritor , de Hernán Ortega-Parada, que ofrece un torrencial cuestionario sobre el oficio, la personalidad y los libros publicados por el lautarino. Esta reflexión incluye ensayos, iconografía y bibliografía de y sobre el poeta y, al igual que Nostalgia del futuro , destila amor por la causa teillieriana, a la vez que ambos libros vienen a refrendar su aporte a la poesía en lengua española, pues ha logrado instalarse como parte del imaginario de la lírica en nuestro idioma, desde la segunda mitad del siglo XX hasta hoy.

Los autores de Nostalgia del futuro logran una unidad estilística, difícil cuando se escribe con dos plumas, e indagan, investigan y entrevistan a los amigos, compañeros de generación, lectores, esposas y amadas, musas y doncellas, para reconstruir los pasos de una sombra inquieta, de un blanco móvil. Desfilan por los capítulos las cónyuges: Sybila Arredondo y Beatriz Ortiz de Zárate; su última pareja, Cristina Wenke; los amigos del alma: Teófilo Cid, Eduardo Molina, el sin ventura, y Rolando Cárdenas; el paisaje de los bares visitados, el vino, la tinta de su embriaguez perpetua, la eternidad de su alcohol, como dijo Gonzalo Rojas; los paisajes clínicos de sus internaciones en hospitales para curarse de una sed insaciable; el delirium tremens , el hígado perdido, el Gato Pedro, y el deambular del poeta en la niebla, porque escribía, como la Mistral, en medio de un vaho de fantasmas. La marginalidad fue su sino y su signo, pero una marginalidad sin resentimientos. La biografía pone al autor en relación con su entorno, de Lautaro a Santiago; un poeta situado, que cultivó filias y fobias, entre las últimas, la distancia de diecinueve años con Lihn, por causas literarias y sentimentales. Entre las literarias, lo que comentara despechado el autor de La pieza oscura : "Escribe con sonido y con furia sobre cosas que no significan nada", y entre las sentimentales las nupcias de Teillier con Beatriz Ortiz de Zárate, quien fuera prometida de Enrique Lihn, novia disputada y razón de duelos y quebrantos.

En la barra del bar La Unión Chica, de Nueva York 11, gastaba Teillier sus codos y su vida, bebía sin tregua y soñaba con embarcarse en una de las nubes harapientas del verano.

NOSTALGIA DEL FUTURO
Luis Marín y Carlos Valverde

Del Aire Editores, Santiago, 2015, 122 páginas, $12.000.
Biografía

TEILLIER. ARQUITECTURA DEL ESCRITOR
H. Ortega-Parada

Ediciones Universitarias de Valparaíso, PUCV, 2014, 293 páginas, $13.000.
Ensayo

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales