Matthew McConaughey protagoniza primer traspié de Cannes

"The Sea of trees", dirigida por el ganador de la Palma de Oro Gus Van Sant, no logra convencer a los estrictos críticos en el festival francés.  

Ernesto Garratt Viñes Enviado especial 

Cannes.- Matthew McConaughey se acaricia la barba que luce en la conferencia de prensa para hablar de su nueva película, "The Sea of trees", un drama con tintes místicos que recibió abucheos de parte de los críticos y periodistas acreditados en su presentación en la 68 {+a} edición del Festival de Cannes.

"Bueno, todos tienen derecho a ovacionar o a abuchear", fue la lacónica respuesta del ganador de un Oscar por "Dallas Buyers Club" y quien goza de un segundo y saludable aire en su carrera, antes atomizada en roles de comedias románticas de Hollywood. Ahora, su currículum exhibe papeles más arriesgados, como su protagónico en la serie de HBO "True detective" o en la cinta de Christopher Nolan "Interestellar".

En competencia por la Palma de Oro, "The Sea of trees" es la historia de Arthur, un estadounidense que decide emprender un viaje a Japón con intenciones suicidas. Su destino es el bosque de Aokigahara, conocido como "el bosque de los suicidas", y su viaje se intercala con flash backs sobre la tortuosa relación con su esposa, interpretada por Naomi Watts.

Filme con más criterio y brújula hollywoodense que las previas piezas autorales de Van Sant -entre ellas "Elephant", una historia que reflexionaba sobre la matanza de Columbine; o "Milk", la biopic de un defensor de los derechos por la diversidad sexual-, "The Sea of trees" se pierde en un bosque de melodrama fácil y predecible. Algo inusual en los filmes de un cineasta como Gus Van Sant, acostumbrado a las sutilezas y a una labor de joyería más fina a la hora de retratar la condición humana.

Las interpretaciones tanto de Naomi Watts como de McConaughey están a la altura de sus talentos, pero un guión débil y sin los miramientos adecuados han convertido a este filme en el blanco de los críticos presentes en la Riviera Francesa. "Cuando mostré 'Elephant' pasó lo mismo, creo", reflexiona Gus Van Sant sobre su nueva cinta. "Hubo buenos comentarios y malos. Y muchos me criticaron porque se supone que estaba convirtiendo en entretenimiento un tema como la matanza de Columbine".

En este punto Van Sant habla de cómo el periodismo ha convertido hechos de muerte en objetos de real entretención, y de que no hay demasiadas críticas al respecto. "Creo que hablar de la muerte en el cine puede ser una manera de expresar un trabajo artístico", dice.

En tanto, Matthew McConaughey, consultado por la oposición entre ciencia y espiritualidad que se desprende del filme, comenta. "Mi personaje se mueve al borde de los dos mundos: razón y espiritualidad. Y a diferencia de mi rol en 'Interestellar', en donde el personaje sabe lo que busca, en este filme esas cosas se le van dando paso a paso".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Matthew McConaughey y Naomi Watts, los protagonistas de la criticada cinta.<br/>
Matthew McConaughey y Naomi Watts, los protagonistas de la criticada cinta.

Foto:EFE


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales