En 2014 los aportes sumaron $22.100 millones, cerca de mil millones menos que el año anterior:
Donaciones a universidades caen por tercer año y 70% de los recursos proviene de empresas

U. de los Andes, U. Católica y U. de Chile fueron las instituciones que más fondos filantrópicos captaron: el 80% de los donativos fue para ellas. Planteles dicen que es un signo de confianza.  

Javiera Herrera Y. 

Cuarenta y tres páginas detallan las más de 1.400 donaciones que ex alumnos, empresas e incluso fundaciones realizaron el año pasado a las distintas universidades. De las 59 instituciones que hay en el país, 49 recibieron alguna donación, y si estas se suman, los aportes superan los $22.168 millones.

A pesar de lo abultada de la cifra, los donativos tuvieron una caída de casi $1.200 millones (5%) en relación con el año anterior. La baja incluso es de un 11% en comparación con 2011, año en que las recaudaciones superaron los $25.000 millones, siendo la más alta de la década.

En esta oportunidad, y según información a la que accedió "El Mercurio" por Ley de Transparencia, 224 personas entregaron $6.800 millones, lo que representa un 31,5% de los ingresos que tuvieron los planteles por esta vía. Entre los benefactores se encuentran Andrónico Luksic, Rafael Guilisasti, Patricia Matte, además de los ex ministros Sergio Bitar y José Joaquín Brunner, quienes donaron a la U. Alberto Hurtado.

El 68,5% restante llegó desde las empresas, y fueron los bancos -principalmente el Banco Santander- y las mineras los que más desembolsaron recursos. También hubo importantes fondos cedidos por parte de inmobiliarias y constructoras (al menos $1.300 millones).

El registro de donaciones también muestra que firmas de abogados como Cariola, Diez, Perez Cotapos y Cía, y Ferrada Nehme dieron sus aportes a la U. de Chile; la U. de los Andes y la Santo Tomás hicieron aportes a la U. Católica.

¿Y quienes fueron las más beneficiadas? Las universidades privadas, luego las tradicionales no estatales (G9), y después las del Estado (ver infografía).

Tal como ha ocurrido los últimos años, la U. de los Andes fue la que más donativos recibió (cerca de $7.800 millones) y los principales aportes vinieron de la familia Fernández-Mac Auliffe, que juntos entregaron cerca de $4 mil millones.

"Desde antes que naciera la universidad ya estábamos solicitando donaciones para poder sacarla adelante. Ahora pedimos para consolidarla y realizar nuevos proyectos. Uno de ellos es la Clínica U. de los Andes, que requirió de una campaña de varios años para poder concretarla. De hecho, la mayor parte de las donaciones buscadas y obtenidas durante el año pasado se explican por la clínica", asegura Francisco Lavín, vicerrector de comunicaciones de esa institución.

Añade que los donativos que reciben son una manifestación de confianza: "Quiere decir que la comunidad confía en la universidad y le entrega parte de sus ingresos para que los destine a sus fines propios. Por otra parte, da tranquilidad a los donantes actuales y futuros en que la universidad no ha tenido nunca fines de lucro y que el destino de los recursos esté patente en su campus, edificios, biblioteca, becas e investigación".

Reputación

El segundo plantel que más captó donaciones fue la U. Católica de Chile, recibiendo cerca de $6.900 millones, cifra similar a la que captó el 2013.

A pesar de que la cifra es un "porcentaje pequeño" del presupuesto de la institución, Patricio Donoso, asegura que ellos logran captar un alto porcentaje del apoyo, pues "se dispone de proyectos de alto interés para la sociedad, y la institución cuenta con una reputación de calidad en sus labores de investigación y de formación".

Según detalla, en 2014 fueron más de 600 los aportes que tuvieron, y los principales proyectos que se vieron beneficiados se relacionan con la creación de conocimiento en áreas como la oncología y enfermedades crónicas, además de fondos para becas.

Más atrás, pero igual en tercer lugar, se ubicó la U. de Chile, al captar $2.560 millones, cerca de $1.100 millones más que 2013. Con estos resultados se posiciona como la única estatal que está entre los 10 que más fondos filantrópicos recibieron.

Los recursos que esos tres planteles obtienen superan los $17 mil millones, lo que representa el 80% de todas las donaciones de las instituciones. El panorama es tan dispar que hubo otras 10 universidades -estatales y privadas- que no lograron donaciones por sobre los $10 millones.

La U. Finis Terrae ocupó el quinto lugar de los planteles que más recursos captaron ($447 millones) y Óscar Sastré, vicerrector de desarrollo y comunicación, cuenta que lograr captar esa cantidad de recursos es un "trabajo profesional" que se realiza al igual que en las mejores universidades del mundo.

Las donaciones en ese plantel representan hasta el 3% de todo el presupuesto y cuenta que son utilizadas en becas para los alumnos o en infraestructura. Agrega que por ejemplo en Latinoamérica las colaboraciones "se dan muy poco para la educación superior, sobre todo en universidades privadas, porque existe un prejuicio equivocado, que es que tienen mucha plata y quienes no perseguimos fines de lucro y que no recibimos ningún tipo de subsidio del Estado vivimos de lo que podemos cobrar y recaudar para desarrollar académicamente la universidad".

''Las universidades, para crecer y llegar a un buen nivel, necesitan muchos recursos, por lo que tienen que estar siempre innovando y ampliando sus fuentes de ingresos".
FRANCISCO LAVÍN Vicerrector de comunicaciones U. Andes

''La UC logra captar una cantidad importante de recursos por la vía de donaciones (...) porque se dispone de proyectos de alto interés para la sociedad".
PATRICIO DONOSO Prorrector de gestión institucional UC

''Las donaciones en Latinoamérica se dan muy poco para la educación superior, sobre todo en universidades privadas, porque existe un prejuicio equivocado, que es que tienen mucha plata".
ÓSCAR SASTRÉ Vicerrector de desarrollo U. Finis Terrae

 Disminución de aportes en varias instituciones

El año pasado hubo 32 donaciones menos (de 1.436 a 1.404) y los montos entregados cayeron en más de $1.200 millones para todo el sistema universitario. "Independiente de lo que hayan hecho las instituciones para captar donaciones, es evidente que las donaciones, grandes y pequeñas, son sensibles al crecimiento económico del país", afirma Francisco Lavín, el vicerrector de comunicaciones de la U. de los Andes.

Ya con los donativos de 2013 se hablaba de que hubo una redistribución de los recursos entre las universidades y en esta oportunidad la situación se repitió. Por ejemplo, la U. del Desarrollo recibió cerca de $421 millones, un 79% menos que lo captado el año anterior.

Mientras que la U. de Atacama, plantel que el año pasado se pegó un "salto", cuando captó más de $420 millones, en esta última entrega tuvo un retroceso al captar solo $20 millones. Y la U. Alberto Hurtado, que había logrado recursos por cerca de $1.200 millones en 2013, también vio caer sus ingresos, pues recibió recursos filantrópicos por $443 millones. Quien sí recibió más dinero fue la U. de Chile.

La redistribución de los recursos también se evidencia en el hecho de que la U. Gabriela Mistral tampoco recibió donaciones, cuando sí había tenido el 2013. Lo mismo ocurre con la U. Miguel de Cervantes, que este año no tiene registro de haber captado donativos.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales