ELMERCURIO.COM Volver

Gobierno eliminó requisito de cinco años de permanencia en Chile para postulantes extranjeros:
Inmigrantes reciben récord de 1.251 subsidios habitacionales en 2014 y prevén nuevo aumento

Martes 19 de mayo de 2015

Desde 2008, el 89,5% de los 6.555 aportes estatales entregados ha sido para peruanos, bolivianos, ecuatorianos y argentinos. Entre los beneficiarios hay dos norcoreanos.
 


Manuel Valencia 

Si los extranjeros que viven en Chile se reunieran en una ciudad, esta tendría más habitantes que Valparaíso, Concepción, Antofagasta o Viña del Mar.

Con un aumento sostenido en los últimos años y un número total que ya supera las 441 mil personas, según el Departamento de Extranjería y Migración (DEM) del Ministerio del Interior, los inmigrantes comienzan a integrarse a la demografía nacional y dejan de ser minorías circunscritas a determinados barrios de Santiago.

Recogiendo este fenómeno, en 2004 el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) permitió que extranjeros postularan a los subsidios habitacionales, aunque la demanda y la asignación de los mismos recién cobraron fuerza en 2008, con la nueva política de vivienda. Así, el año pasado se llegó a un récord de 1.251 beneficios otorgados a inmigrantes.

Según un catastro al que "El Mercurio" accedió a través de la Ley de Transparencia, entre 2008 y 2014 el Gobierno entregó 6.555 subsidios a extranjeros, la mayoría de ellos (64%) a peruanos.

Un ejemplo es la familia de Alma Cebreros (27). Junto a su marido, Héctor, llegó a Chile hace ocho años para instalarse en Independencia. Obtuvieron un subsidio en 2011. "Con eso pudimos comprar nuestra casa y tener una seguridad. Los dos trabajamos y ya tuvimos un hijo aquí", explica la mujer.

Los inmigrantes bolivianos son los segundos mayores receptores de subsidios, con 805. Les siguen 463 ecuatorianos (7%) y 426 argentinos (6,5%).

En el Minvu estiman que la cantidad de subsidios para extranjeros podría aumentar a tasas aún más altas desde este año. "Una de las medidas más importantes que contribuirá significativamente al acceso de los inmigrantes a una vivienda es la liberación de la exigencia de contar con cinco años de permanencia definitiva en el país para optar a un subsidio", explica José Luis Sepúlveda, jefe de la División de Política Habitacional de la cartera.

Para Idenilso Bortolotto, vicepresidente ejecutivo del Instituto Católico de Migración (Incami), el cambio facilitará la entrega de beneficios. "Es una medida que beneficia y ayuda a acceder a la integración y debe ir acompañado de otras factibilidades para que se queden en forma regular y cumplan tanto sus deberes como sus derechos", dice.

Francisco Irarrázaval, ex subsecretario de Vivienda durante el gobierno de Sebastián Piñera, añade que estos beneficios no tienen, necesariamente, una reciprocidad para chilenos residentes en otros países. "Nacen más bien de la preocupación del Estado chileno por la situación compleja que muchos migrantes viven, con altos grados de hacinamiento, en condiciones difíciles", explica.

En la lista de subsidios entregados a ciudadanos de 50 países (ver infografía) llama la atención la presencia de dos norcoreanos, así como de inmigrantes de países con mayor desarrollo económico como Estados Unidos (16), Francia (15), Japón (4) o Gran Bretaña (1).

También figura el caso de una persona apátrida.

Fomento al arriendo

Entre los subsidios más asignados a estas personas dominan los de clase media (DS40, DS1 y Leasing), con 2.863. Les siguen los destinados a familias vulnerables (Fondo Solidario y de Elección de Vivienda), con 2.248, y los de reparación (1.438).

Slaven Razmilic, experto en vivienda del Centro de Estudios Públicos, señala que se debe fomentar la postulación de extranjeros al subsidio de arriendo. Explica que la encuesta Casen 2013 demostró que si bien los extranjeros tienen altos niveles de hacinamiento, sus niveles de pobreza no son especialmente altos, lo que refleja que una gran proporción viene a Chile por empleo y deja a sus familias en sus países de origen. "Para los casos en que no haya intenciones de radicarse definitivamente, pareciera que lo más razonable es apoyar el pago de un arriendo antes que entregar un subsidio de compra", plantea.

En cuanto a la aplicación de los 6.555 subsidios, el 49,3% fue pagado y se materializó en una vivienda o en su reparación. El 50,6% no ha sido pagado. De ellos, 683 han sido renunciados por los beneficiarios que los obtuvieron.

''Una medida que contribuirá es la liberación de la exigencia de contar con cinco años de permanencia definitiva en el país".
JOSÉ LUIS SEPÚLVEDA Jefe División Política Habitacional Minvu

''Para los casos en que no haya intenciones de radicarse, pareciera que lo más razonable es apoyar el pago de un arriendo".
SLAVEN RAZMILIC Experto en Vivienda CEP