Madres reconocen haber sentido "nervios" al enviar a sus hijos la primera vez

 

En la Región Metropolitana, las comunas de La Florida, Puente Alto y Maipú cuentan con la mayor cantidad de jardines y salas cuna dependientes de la Junji. En la población Nuevo Amanecer de La Florida se encuentra uno de estos establecimientos, que abre desde las 8:30 hasta las 16:30, cuando espera la llegada de los apoderados que retiran a sus hijos.

Verónica Fuentes tiene cuatro nietos que asisten a la sala cuna y al jardín . Dice que para su hija esto es una gran ayuda porque las tías cuidan a sus niños como si fueran su propia familia. "Ya tenemos la confianza con ellas y nunca nos ha pasado nada. Tenemos fe de que están seguros". El panorama cambia los fines de semana, cuando su hija va a trabajar a la feria y debe llevarlos con ella. "La acompañan los sábados y domingos, aunque haya frío o lluvia", comenta. "Los mete dentro del camión donde los deja con juguetes o con el celular. Por eso, en la semana este jardín es una gran ayuda porque además les dan desayuno, almuerzo y la leche en la tarde", agrega.

Otra apoderada del establecimiento es Carolina Flores. La joven de 18 años agradece el tiempo libre para buscar trabajo que tiene al enviar a su hijo al jardín, pero, a la vez, asegura que la desconfianza siempre estará presente. "Tengo que poner mi cuota de confianza o no lo mandaría", dice. Su cuñada, por ejemplo, no confía en la sala cuna porque "tiene miedo de que a su hijo lo maltraten o se enferme".

En el jardín El Despertar de Maipú, la mayoría de las madres concuerdan en que en un comienzo sentían "nervios" de dejar a sus hijos al cuidado de otros. Sin embargo, la experiencia ha sido, en general, positiva.

A Vitalia Díaz (50) le costó separarse de su hijo. "Fue terrible. Me las sufrí y lloré todas", asegura. Estaba trabajando en la feria con el niño cuando una educadora se le acercó para explicarle cómo funcionaba la sala cuna. "Me ayudó a tomar la decisión. Vine a conocer y, después de un proceso, lo dejé". Admite que si bien fue difícil, la experiencia ha sido positiva y su hijo ya ingresó al jardín.

Por su parte, la apoderada Denisse Cotien (25) vive en el sector de Los Héroes en Maipú y toma una micro diaria para llegar al establecimiento. Su hija ingresó a los 10 meses y hoy está por cumplir el año. Asegura que la necesidad de encontrar trabajo la impulsó a tomar la decisión. Si bien siempre dejó el jardín como última opción "por los casos que han salido en la televisión", dice que ha sido una buena experiencia.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales