Lugar sagrado desde hace más de 1.500 años:
Yihadistas arrasan con antiguo monasterio en Siria

El Estado Islámico demolió el templo para castigar a Mar Elian o San Julián -peregrino venerado por musulmanes y cristianos- por "adorar un dios que no era Alá".  

CATHERINE PHILP The Times 

Militantes del Estado Islámico (EI) derribaron con retroexcavadoras un antiguo monasterio en el centro de Siria, conocido por ser símbolo del entendimiento entre cristianos y musulmanes.

La destrucción del monasterio de Mar Elian en la localidad desértica de Quryatain se produjo dos semanas después de que yihadistas se tomaran el poblado y secuestraran a unas 200 personas, muchas de ellas cristianas.

En sitios de internet a favor del EI se subieron ayer fotografías de la demolición, que luego fuentes en el terreno en la provincia de Homs confirmaron como ciertas. Las imágenes muestran cuando llevan retroexcavadoras hasta el monasterio, que estaba construido en el lugar sagrado del siglo V de Mar Elian, o San. Julián, un peregrino mesopotámico considerado santo por musulmanes y cristianos.

"Es un lugar muy sagrado debido a su trabajo por la humanidad", indicó Nuri Kino, director de A Demand for Action, un grupo de defensa de la amenazada minoría asiria en Irak y Siria. "Es un monasterio con enorme valor simbólico".

Quryatain ha sido un centro de cooperación religiosa y armonía durante siglos. Musulmanes y cristianos visitaban el templo y dormían junto al sarcófago del santo, con la esperanza de beneficiarse con sus poderes de sanación.

Se dice que Mar Elian murió cuando volvía de un peregrinaje a Jerusalén. Su cuerpo fue colocado en una carreta y cuando esta regresaba a casa, los bueyes se detuvieron negándose a seguir. Él fue enterrado en ese lugar.

El EI declaró que demolió el monasterio para castigar a Mar Elian por "adorar un dios que no era Alá".

El lugar sagrado data del siglo V, pero el monasterio data de los siglos XIII al XIX.

Las nuevas excavaciones y la reconstrucción empezaron en 2001 a cargo de la arqueóloga británica Emma Loosley, con la supervisión de Paolo Dall'Oglio, sacerdote jesuita italiano que fundó la Comunidad de Al Jalil, un proyecto destinado a promover el diálogo entre musulmanes y cristianos.

Dall'Oglio desapareció en 2013 en un viaje a Raqqa; se cree que fue secuestrado por el EI. Las informaciones sobre su destino varían, y algunas sostienen que fue asesinado.

En mayo, el padre Jacques Mourad, quien estaba a cargo de Mar Elian, fue secuestrado en el monasterio por yihadistas que venían de Palmira. El destino del sacerdote se desconoce.

La comunidad cristiana de Mar Elian es la agrupación más reciente en convertirse en el blanco del EI, cuyos militantes han destruido varias iglesias en Siria e Irak y han tomado como rehenes a hombres, mujeres y niños cristianos. De esos, algunos han sido liberados previo pago de un rescate mientras que otros han sido esclavizados o ejecutados.

El destino de los rehenes de Quryatain se desconoce. El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos informó que varias docenas han sido liberados, pero Kino señaló que aún no se han contactado con nadie de la comunidad cristiana asiria.

Familiares que lograron escapar a la ciudad de Homs han tratado de llamar a los teléfonos móviles de los desaparecidos, pero ha sido en vano; lo cual es distinto a los secuestros masivos anteriores cuando los teléfonos eran reactivados después de un par de días y ya se habían pedido los rescates.

Una preocupación adicional es que los hombres, mujeres y niños fueron separados cuando los tomaron. Lo mismo hicieron con los cautivos de la comunidad yazidi de Irak, quienes han sido sometidos a la esclavitud sexual.

Como "la gente del libro", se supone que los cristianos disfrutan de mayores privilegios. La ortodoxia del EI ordena que a ellos se les dé la posibilidad de convertirse al islam o pagar el jizya, un impuesto que se cobra a los no musulmanes, o ser asesinados.

Kino señaló que lo que está haciendo el EI con la comunidad cristiana asiria moderna era "nada menos que un genocidio".

Y declaró: "Nos están erradicando. Nuestra historia, arqueología, etnia y religión están siendo destruidas, y nuestras almas sufren al ver eso. Ellos están tratando de borrar la historia de modo que en 100 años nadie sabrá que estas personas estaban aquí".

Una fuente agregó que entre los militantes involucrados en el saqueo de Quryatain había musulmanes que alguna vez vivieron en armonía con sus vecinos cristianos y rendían culto al sitio de Mar Elian. "Algunos se han unido al EI", aseguró. "Eso es muy, muy triste".

Desde que el EI tomó grandes extensiones de Siria e Irak, el grupo yihadista ha destruido iglesias, mezquitas y sitios arqueológicos. Esta semana, los milicianos en Palmira decapitaron al reconocido arqueólogo Khaled al Assad.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El sitio web del grupo yihadista publicó las imágenes de combatientes del EI recorriendo áreas destruidas del Monasterio de San Elian.
El sitio web del grupo yihadista publicó las imágenes de combatientes del EI recorriendo áreas destruidas del Monasterio de San Elian.
Foto:Associated Press

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales