La policía municipal abrió paso a la caravana:
Ostentoso funeral de un mafioso en Roma genera numerosas críticas a las autoridades

Casamonica, que murió de cáncer, era sospechoso de fraude, extorsión y tráfico de drogas, y había sido arrestado en varias ocasiones.  

France Presse / El Mundo 

Una calesa tirada por seis caballos negros, pétalos de rosas lanzados desde un helicóptero, música de fondo de la película "El Padrino": el ostentoso funeral de un jefe local mafioso en Roma no pasó desapercibido, para disgusto de las autoridades italianas.

Los diarios locales dedicaron páginas a los detalles del funeral de Vittorio Casamonica, fallecido a los 65 años de un cáncer. El episodio generó una auténtica tormenta política en Italia.

Es que Casamonica dirigía un clan criminal homónimo, compuesto por nómadas, que se estableció en las afueras de Roma en la década de los setenta para dedicarse al tráfico de drogas, la extorsión y la prostitución. A lo largo de los años consiguió un patrimonio de cientos de millones de euros. Aunque fue arrestado en varias ocasiones, nunca llegó a ser condenado.

El funeral tuvo lugar en el popular barrio del Tuscolano, donde reina el clan, y hasta la policía municipal contribuyó a dar el último adiós al mafioso, abriendo paso a la caravana fúnebre por algunas calles.

"Vittorio Casamonica, rey de Roma", proclamaba un cartel a la entrada de la iglesia donde, además, había una imagen colgada de Casamonica, vestido de blanco como un Papa, con un crucifijo en el pecho. El hecho generó una fuerte polémica y numerosas críticas a las autoridades locales que permitieron un entierro tan ostentoso.

"La mafia se muestra a sus anchas en Roma, como en Sicilia, Lombardía, Calabria y muchas otras partes del mundo. Hay que dejar de negarlo", señaló la presidente de la Comisión Antimafia del Parlamento, Rosy Bindi.

El ministro del Interior, Angelino Alfano, y el alcalde de Roma, Ignazio Marino, afirmaron que están luchando como nunca para ganar la batalla a la mafia en la capital italiana, y exigieron explicaciones al prefecto, quien admitió que hubo "una falla en el sistema".

"Es intolerable que los funerales sean instrumento de los vivos para enviar mensajes a los mafiosos", lamentó Marino a través de Twitter.

El responsable de la Policía, Franco Gabrielli, consideró que se ha exagerado lo sucedido. Admitió que se produjeron errores -tal vez, la policía no tendría que haber contribuido a abrir el cortejo fúnebre-, pero recordó que el entierro se celebró en un barrio diferente al que es originario el mafioso, y que sucedió en el mes vacacional de agosto, cuando el número de agentes disponibles en algunas zonas de la ciudad es menor.

La oposición no fue tan comprensiva. "Que renuncie el alcalde", pidió el partido de centro-derecha, Fuerza Italia, mientras un vocero del Partido Democrático (izquierda), que apoya al alcalde, prometió que "nunca más" volverá a ocurrir semejante ostentación de poder de un grupo criminal.

Las criticas llegan especialmente después de que la alcaldía de Roma temblara a inicios de este año tras haber descubierto una red mafiosa, con conexiones con la familia Casamonica, que se encargaba de amañar licitaciones y hacer negocios con la gestión de desechos, el mantenimiento de espacios verdes y la recepción de refugiados, sectores que se benefician de importantes fondos públicos.

Giancarlo Maneri, párroco de la iglesia Don Bosco de Roma, donde se celebró el funeral, afirmó que "probablemente lo volvería a hacer" si se encontrara con la misma situación. "Yo me limito a hacer de sacerdote", se defendió. Sin embargo, el sacerdote Luigi Ciotti, presidente de la asociación antimafia Libera, recordó que "después de que el Papa Francisco excomulgó a la mafia y sus cómplices, la Iglesia tiene la tarea de denunciarlos".

La familia se defiende

"Para nosotros, el pueblo gitano, era un hombre grandioso. Pedimos perdón solo al Papa y al Vaticano por haber puesto la canción de 'El Padrino', porque no era adecuada. Para nosotros era un rey y un benefactor", comentó Pasqual, sobrino de Casamonica, autor de los carteles.

"No era un mafioso", sostiene otro pariente en declaraciones al diario La Repubblica, quien aseguró que el funeral cinematográfico, con Rolls-Royce, helicóptero y orquesta, fue costeado por todos gracias a una colecta.

"Has conquistado Roma, ahora conquistarás el paraíso", rezaba otra pancarta, en una clara referencia al poder del "Padrino de Roma", como lo llama la prensa.

Según el diario Il Corriere della Sera, la familia Casamonica es un grupo criminal formado por mil miembros, con ramificaciones en el norte y sur del país.

En 2013 le fueron confiscadas 23 mansiones con piscina, varios Rolls-Royce y Ferrari y una pista para caballos de trote.

Casamonica dirigía un clan criminal de unos mil miembros, que se estableció en las afueras de Roma en los setenta para dedicarse al tráfico de drogas, la extorsión y la prostitución.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
LA POLICÍA MUNICIPAL fue<br/>criticada por contribuir a dar el<br/>último adiós al mafioso italiano,<br/>abriendo paso a la caravana<br/>fúnebre por algunas calles.<br/>
LA POLICÍA MUNICIPAL fue
criticada por contribuir a dar el
último adiós al mafioso italiano,
abriendo paso a la caravana
fúnebre por algunas calles.

Foto:REUTERS

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales