El cordero más aventurero de la pantalla debuta en cine con película propia

Este jueves 3 se estrena en Chile "Shaun, el cordero: La película", la última cinta animada de la productora Aardman, los mismos de "Pollitos en fuga" y la saga de Wallace y Gromit.  

Fernando Zavala 

"No sé cómo será en Chile, pero en Inglaterra, las ovejas no son muy respetadas", cuenta Peter Lord (61), uno de los fundadores de Aardman Animation, el estudio de animación detrás de éxitos como "Pollitos en fuga" (2000) y la ganadora del Oscar "Wallace & Gromit: La batalla de los vegetales" (2005). "Incluso a veces son sinónimo de estupidez, por eso es tan divertido que acá sean héroes", agrega. En efecto, para su más reciente largometraje, Lord y su equipo escogieron como estrella a un hábil cordero llamado Shaun, que en 1995 tuvo una pequeña aparición en el corto de Wallace y Gromit "A close shave" (premiado por la Academia) y que en 2007 se ganó su propia serie en la TV británica. La película, como es habitual para Aardman, ha sido aplaudida por la crítica internacional y llega a los cines locales este jueves 3 de septiembre.

Producida por Peter Lord, y codirigida por Richard Starzak (director de la serie) y Mark Burton, "Shaun, el cordero: La película" está realizada con la técnica desarrollada a la perfección por Aardman del stop motion, fotografiando muñecos realizados con una especie de plasticina.

El productor señala: "En la actualidad, la animación por computadora ha producido películas fantásticas, han elevado mucho el nivel del género, pero pienso que lo verdaderamente maravilloso del stop motion es que tiene una magia que la otra animación no tiene. Estos son muñecos hechos a mano y el público puede ver eso y lo siente. Los personajes cobran vida y eso conlleva humanidad y la gente lo aprecia. Si soy honesto, es también una técnica que tiene sus limitaciones. Acá no puedes hacerlo todo, como cuando usas una computadora, pero eso tampoco es algo malo".

La película parte con el protagonista viviendo una tranquila existencia en su granja. Aburrido de la monotonía, Shaun decide tomarse el día tramando una manera de sacarse al granjero de encima. Sin embargo, el plan se le escapa de sus manos y termina viajando a la gran ciudad a rescatarlo. "Comparte con 'Pollitos en fuga' esa idea de saber qué hacen los animales cuando no los vemos. También comparten un sentido muy británico del absurdo y el ridículo", explica Lord.

"Shaun, el cordero: La película" es también una cinta arriesgada y nada a contracorriente del género en varios aspectos. Primero, desecha el formato 3D y, segundo, está completamente ausente de diálogos. Lord explica: "Hacer una película en 3D es en la actualidad algo bastante fácil, pero le agrega dificultad y costos a un proyecto. Lo conversamos al interior del equipo creativo, pero rápidamente decidimos que no hacía falta. Y lo de los diálogos fue una decisión muy fácil, porque estos son personajes que nunca han hablado".

La ausencia de diálogos fue, además, motivo de discusión porque impedía de entrada el uso de voces famosas, por estos días un sello de las películas animadas. "Nuestros socios en Dreamworks estaban muy apasionados con eso", cuenta Lord. "Al punto que en algún momento se discutió reclutar a algún famoso para hacer el canto de un gallo o el ladrido de un perro, pero afortunadamente esa idea se esfumó rápidamente. Lo bueno de tener actores reconocidos es que ayudan a la promoción de una película. En definitiva, fue un tema que discutimos, pero no por mucho tiempo".

Lord está consciente de que la animación está pasando por uno de sus mejores momentos. Y que, por tanto, el escenario actual propone muchos desafíos: "Hay gente trabajando muy duro y haciendo películas de altísimo nivel, eso hace mucho más difícil nuestro trabajo. También es cierto que el mercado está muy lleno y eso es una dificultad para una película familiar como esta, que no hay muchos espacios en el año para estrenarla. Más encima, cada país tiene su propia lógica y es un negocio muy competitivo. En todo caso, a nosotros nos ayuda estar un poco en la periferia, en que Aardman sea una alternativa. No formamos parte del mainstream y eso es algo bueno".

 ¿Un regreso?

Cuando, en 2006, "Wallace & Gromit: La batalla de los vegetales" ganó el Oscar a Mejor Largometraje Animado, no era la primera vez que la Academia reconocía al despistado fanático del queso y su sagaz perro. Dos de los tres cortos previos a la película ya se habían llevado la estatuilla. Es por eso que en Aardman saben que son sus personajes más famosos y que una secuela parece ser casi una obligación, aunque todo depende de Nick Park, el creador y director de todas sus aventuras. "Tengo la confianza de que en algún momento lo haremos, pero si Nick no quiere en este momento, está bien. En todo caso, él ya tiene la idea de un nuevo corto", dice Peter Lord.

Ese nuevo corto de Wallace y Gromit, en todo caso, no verá la luz antes de que Park termine un nuevo largometraje llamado "Early man".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Las animaciones de la película están realizadas con la técnica del stop motion.<br/>
Las animaciones de la película están realizadas con la técnica del stop motion.

Foto:ANDES FILMS


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales