Próximo 14 de septiembre:
UE cita a reunión de emergencia para tratar crisis migratoria

Los ministros de Interior del bloque analizarán la cooperación con terceros países y medidas para evitar el tráfico de personas.  

 

"Fortalecer la respuesta europea" ante la fuerte ola de inmigrantes y refugiados que llegan al continente. Ese fue el mensaje del tuit publicado ayer por la presidencia luxemburguesa de la Unión Europea (UE) en el que se informa que los ministros del Interior de los países miembros realizarán el 14 de septiembre una reunión de emergencia.

El encuentro se centrará en los procedimientos para devolver a los migrantes a sus países de origen si sus solicitudes de asilo son rechazadas, en la cooperación con terceros países y en las medidas para evitar el tráfico de personas. En la reunión se espera llegar a respuestas concretas para poder alcanzar resoluciones en el próximo consejo de la UE, el 8 de octubre.

Mientras, la guardia costera italiana informó ayer que unos 1.600 inmigrantes fueron rescatados del Mar Mediterráneo y trasladados a Italia durante el fin de semana, mostrando que el flujo de personas, en su mayoría de África y Oriente Medio, sigue siendo fuerte. Al menos 2.500 personas han muerto desde enero, la mayoría de ellas ahogadas en el Mediterráneo.

Solo en Alemania, se espera que el número de refugiados alcance los 800.000 hasta diciembre, y el país ha tenido que enfrentarse con grupos de extrema derecha y xenófobos que atacan centros de refugiados.

Refiriéndose a la compleja situación, la Canciller alemana, Angela Merkel, señaló que "para que podamos ayudar a quienes sufren una urgencia tenemos que decir a aquellos que no la padecen que no pueden quedarse con nosotros". Por su parte, el Primer Ministro italiano, Matteo Renzi, llamó a la UE a "dejar de conmoverse y empezar a moverse" para dar una solución a la crisis.

Mientras tanto, algunos gobiernos han sido blanco de críticas por no aceptar refugiados y resistirse a las propuestas de acordar un plan común para combatir la crisis. Es el caso de Hungría, que está construyendo una barrera a lo largo de su frontera con Serbia para contener lo que califica una amenaza para la seguridad europea, su prosperidad e identidad. Esa actitud, para el canciller francés, Laurent Fabius, es no respetar "los valores comunes de Europa".

 No a Dublín

Italia exigió que se acabe el pacto de Dublín, que establece que el primer país donde llega un refugiado es el responsable de procesar su asilo.



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
Un grupo de inmigrantes espera para abordar un bus que los lleve al centro de tránsito en la frontera de Hungría y Serbia.
Un grupo de inmigrantes espera para abordar un bus que los lleve al centro de tránsito en la frontera de Hungría y Serbia.
Foto:EFE


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales