Sôki fue creado en Quinta Normal:
Vehículo eléctrico chileno recorre 60 km por carga y transporta a dos personas

El prototipo, que gasta $5 por kilómetro, es una alternativa ecológica a la movilidad en las urbes.  

Alexis Ibarra O. 

Hoy, en el frontis de la municipalidad de Quinta Normal -la comuna que lo vio nacer- se presenta en sociedad Sôki, el segundo vehículo eléctrico creado en Chile, pero el primero que se comercializará en forma masiva.

Detrás de este desarrollo está Daniel Pavez, tenaz mecánico industrial que, con un reducido equipo profesional, dio vida a este vehículo eléctrico de tres ruedas y que en Chile está homologado como una motocicleta.

En los talleres de calle Mapocho diseñaron su chasis y los moldes con que, luego, se crean sus revestimientos de fibra de vidrio. Ahí también se diseñó su mecánica y su parte eléctrica: un motor a electricidad le da una potencia equivalente a 10 caballos de fuerza.

Este es el segundo desarrollo de Voze EV, la empresa creada por Pavez. Antes fue Lüfke, cuyo desarrolló les tomó cerca de tres años.

"Con Lüfke hicimos un muy buen invento, pero no era tan bueno como producto", dice Pavez. Lüfke incorporaba innovaciones como una tableta que, además de mostrar información, se convertía en la llave de arranque del producto. Sin embargo, tenía detalles que debían ser mejorados. Uno de ellos es que se conducía con unas barras y no con un volante, además era inestable al virar.

El nuevo modelo mejora todo aquello, ya que tiene llave de arranque, un volante y es estable al conducirlo. Además, los usuarios les pidieron que el próximo modelo fuera biplaza y así lo hicieron.

Sôki (dos en lengua Selknam) circula a una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 60 kilómetros, de ahí que esté pensado para desenvolverse en un entorno urbano. Una carga completa de electricidad tarda tres horas en completarse y se puede hacer enchufando el vehículo a cualquier toma corriente o retirando el pack de baterías para cargarla, por ejemplo, en la oficina. Cada kilómetro recorrido tiene un costo aproximado de $5.

Ya hay cuatro interesados en adquirir el vehículo, cuyo costo es de $8.250.000 y su entrega en marzo de 2016. "La meta es vender al menos treinta y cinco", cuenta Pavez.

El vehículo comienza hoy una "Electrogira" por el país que lo llevará a 11 ciudades entre Arica y Puerto Montt. La iniciativa cuenta con el apoyo de Corfo, institución que financió su desarrollo a través de dos fondos: uno para la construcción de prototipos y otro de validación y empaquetamiento de la solución.

"Queremos mostrar que en Chile hay capacidad para desarrollar innovaciones tecnológicas. Sôki es un buen ejemplo, ya que se hace cargo de una problemática país que es la movilidad urbana, buscando una solución eficiente y limpia. También es un buen ejemplo de como un proyecto evoluciona y se perfecciona para finalizar con un vehículo que puede ser comercializable", dice Patricio Feres, gerente de Innovación de Corfo.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
El primer prototipo -de un amarillo brillante- atrae miradas cuando Daniel Pavez, su creador, lo maneja por las calles de Santiago.
El primer prototipo -de un amarillo brillante- atrae miradas cuando Daniel Pavez, su creador, lo maneja por las calles de Santiago.
Foto:Camila Lucero Camila Lucero


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales