Importante obra de infraestructura cultural Se salda una deuda
Se acabó la espera: Así será el Museo Violeta Parra

El 4 de octubre, día del cumpleaños 98 de la artista, se inaugurará oficialmente este recinto diseñado por el arquitecto Cristián Undurraga. Emplazada en avenida Vicuña Mackenna, la construcción cuenta con 1.330 m {+2} de superficie y dos niveles, en un recorrido ascendente. Uno de sus sellos programáticos será la educación, y su oferta será amplia, más allá de su carácter museal, con diversas actividades: talleres, conciertos y conferencias. Así lo confirman los miembros del directorio del museo y el ministro de Cultura, Ernesto Ottone.  

Maureen Lennon Zaninovic 

"El anuncio me pilló por sorpresa. Estoy encantada. Hace 20 años que estamos esperando", comentaba a este diario, en 2009, Isabel Parra, hija de la célebre autora de "Gracias a la vida", al enterarse de que el presupuesto 2010 de la nación contemplaba una transferencia del Estado a la Fundación Violeta Parra, que ella preside, de $1.167.250.000, para la construcción del Museo Violeta Parra.

"Que quede claro que yo no lo dirigiré. Deben administrarlo museólogos profesionales; tendrá que haber un equipo determinado por la Fundación y el Estado", señalaba a "El Mercurio", y añadía que "este museo tiene que ser inaugurado, aunque sea una sala, por nuestra Presidenta. Ella fue quien tomó en sus manos este tema".

Justamente la Presidenta Michelle Bachelet liderará el próximo domingo 4 de octubre -día en que se conmemora el cumpleaños 98 de la artista- la apertura de la flamante construcción -diseñada por el arquitecto Cristián Undurraga- y que acogerá de manera definitiva el legado de esta creadora. La idea es mostrar de forma permanente la obra que la Fundación Violeta Parra posee; entre otras piezas, arpilleras, óleos y papel maché. En principio, el edificio acogerá 48 obras, entre donaciones y comodatos.

Ubicado en avenida Vicuña Mackenna, la partida oficial del recinto -que originalmente sería inaugurado a fines de 2011, pero su apertura se retrasó y luego se entregaron varias otras fechas, todas sucesivamente canceladas- marca el fin de una verdadera "teleserie" de anuncios y desmentidos. Basta recordar que han sido varios los intentos fallidos de fundar este museo; entre otros, el proyecto más mediático fue liderado por el empresario Carlos Cardoen, quien decidió financiar el edificio que se emplazaría en el Parque Forestal ("El castillito"), cedido en comodato por Joaquín Lavín, quien fuera alcalde de Santiago desde el 2000 al 2004. Como es de público conocimiento, la propuesta no fructificó, y pasó a mejor vida en 2005.

Pero la Fundación Violeta Parra no se quedó de brazos cruzados y se abocó a la tarea de impulsar la construcción del recinto en otro escenario: en Vicuña Mackenna, en un lugar que acogió entre 1967 y 1997 a la embajada de Francia y que luego pasó a manos del Instituto de Salud Previsional y después al Estado. Para levantar el museo se ocupó este sitio eriazo que colinda con la embajada de Argentina, a pasos de la plaza Baquedano y cargado de significación, porque fue ocupado durante 19 años por la compañía Gran Circo Teatro de Andrés Pérez, para montar sus obras; entre ellas, su exitosa "La Negra Ester".

En el camino también sufrió mutaciones de nombre. Originalmente se llamaría "La Jardinera", en homenaje a la composición homónima de la autora de "Volver a los 17" y a la forma de guitarra del edificio, pero finalmente se optó por el de Museo Violeta Parra.

Vidrio y mimbre

"La construcción cuenta con 1.330 m {+2} de superficie y está desarrollado en dos niveles", adelanta a "Artes y Letras" el arquitecto Cristián Undurraga, responsable también de otros importantes recintos santiaguinos, como el Centro Cultural Palacio La Moneda y el Museo de Artes Visuales (Mavi). Y añade que el terreno donde se emplaza, en avenida Vicuña Mackenna, acoge, por un lado, al Museo Violeta Parra hacia el lado norte, y al futuro Centro Cultural Argentino (en honor a Mercedes Sosa) hacia el lado sur, construyendo entre ambos un paseo peatonal. "El nuevo pasaje peatonal propuesto se extenderá entre Vicuña Mackenna y la calle Ramón Corbalán Melgarejo, estableciendo una nueva conexión urbana con el parque San Borja. De esta manera, el Museo Violeta Parra se convertirá en la puerta de entrada de un circuito cultural tremendamente relevante para la ciudad de Santiago. A través del parque San Borja llegamos al GAM, luego cruzamos al Mavi, al Museo de Bellas Artes y, finalmente, al de Arte Contemporáneo (MAC). Me parece muy bonito que la figura de la Violeta sea quien abra este recorrido", advierte el arquitecto.

La fachada principal del Museo Violeta Parra, orientada hacia el sur, está conformada por un cerramiento de doble vidrio con una cámara interior, dentro del cual se instaló un tejido de mimbre preparado especialmente para el edificio por artesanos de Chimbarongo. "Este tejido continuo, semitransparente, matiza el ingreso de luz indirecta al interior y da carácter a los espacios a lo largo de todo el recorrido. La fachada concilia dos cuestiones fundamentales: lo actual, con lo primitivo y artesanal; el tejido de mimbre y el vidrio como expresión de lo contemporáneo", agrega Cristián Undurraga.

El profesional se explaya en su propuesta: "El proyecto contempla un paseo peatonal nuevo para la ciudad de Santiago, y lo interesante es que este paseo no fue concebido como un atajo, sino como un espacio que invita -junto con el mimbre del edificio- al descanso, a un caminar más cansino, dejando atrás el ruido urbano. La idea es que el visitante se adentre de manera más plena en el legado de la Violeta".

El museo -al igual que otras construcciones características del arquitecto- privilegió el uso del hormigón: "Es un material que se conecta muy bien con el espíritu de la artista. Siento que la factura de hormigón se conjuga muy bien con lo arcaico del mimbre. También diseñamos un patio interior, un jardín con la naturaleza que tanto amó la Violeta, con una escala muy humana", dice Undurraga, y añade que la arquitectura considera un recorrido ascendente, "mediante una rampa que funciona como una compresión entre las distintas salas de exposiciones, y los muros de vidrios y mimbre. Se genera, de esta forma, un recorrido ascendente lleno de emociones".

El Museo Violeta Parra contempla dos salas de exposiciones -de 80 metros cuadrados, aproximadamente, cada una-, una sala audiovisual, una sala didáctica donde se realizará mediación cultural y con distintos objetos, como una máquina de coser, una radio antigua y maletas alusivas a la época de la creadora; una biblioteca, una tienda, cafetería, oficinas y un auditorio con capacidad para 100 personas y que fue financiado por la región francesa de Île-de-France, que aportó $140 millones para su construcción. En palabras simples, su infraestructura apunta -más allá de su especificidad de museo- a la condición de un centro cultural con una oferta amplia y múltiples posibilidades programáticas.

Escandalosa postergación

"El auditorio se llama Antar, en honor al fallecido hijo de Tita Parra. No será una peña, sino un espacio para la difusión de creadores, pensadores, músicos e intelectuales de prestigio", precisa Ángel Parra hijo, miembro del directorio Fundación Museo Violeta Parra que velará por el funcionamiento de este espacio. Y añade que la concreción de este lugar es "un alivio para Chile, para nuestra familia. Son tantos años de lucha por lograr un espacio digno para mi abuela. Nuestro país aún tiene importantes deudas con varios próceres nacionales, y Violeta estaba en esa lista escandalosa de postergación, hasta que se concretó este edificio, que no tiene nada que envidiarle a cualquier museo de punta del mundo. Como familia, estamos tremendamente emocionados con su arquitectura", afirma el guitarrista.

El directorio de la Fundación Museo Violeta Parra también lo conforman Isabel Parra (vicepresidenta), hija de la creadora y presidenta de la Fundación Violeta Parra; Ángel Cabeza, director de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam); la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá; el músico Manuel García y Guillermo Miranda, quien fue director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para el Cono Sur de América Latina. La presidenta del directorio, en tanto, es Cecilia García-Huidobro, ex agregada cultural de Chile en México, con una reconocida experiencia en gestión y temas de patrimonio. Su cargo fue designado por el ministro de Cultura, Ernesto Ottone (ver entrevista).

"Es un honor que el ministro me designara en la presidencia. A mí lo que me llena el alma es el Chile profundo; es decir, todo aquello que no ha pasado ni por las instituciones ni por la farándula o el mercado; y dentro ese universo, la figura de Violeta Parra resulta descollante", manifiesta García-Huidobro, y rememora que cuando le tocó integrar el primer directorio del Centro Cultural Palacio La Moneda, hizo la gestión para que este espacio -de manera temporal- albergara las obras de la autora de "Gracias a la vida", antes de que construyera su museo definitivo. "Y estuvieron durante un buen tiempo en una sala un tanto reducida, pero con una visibilidad impresionante. Recibió muchísimas visitas". La presidenta del directorio confiesa que al descubrir la obra gráfica de esta creadora, "la figura de la Violeta se me completó. Ella fue un genio artístico único: compuso, recopiló, pintó, documentó, emprendió. Tuvo la valentía de llegar al Museo del Louvre, hablar con sus directores y exponer ahí. ¡Increíble!".

Cecilia García-Huidobro añade que el edificio cuenta con un equipo museográfico encabezado por Milena Rojas, hija de Isabel Parra, y que a través del directorio se asignarán los dineros provenientes del Estado, vía Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes. "Toda la línea conceptual tiene que ser revisada por el directorio. Y en el caso mío, deberé reportar al ministro de Cultura Ernesto Ottone, de manera directa, sobre la gestión del museo, la rendición presupuestaria y la ejecución de los proyectos".

Siguiendo el organigrama, Leonardo Mellado (1973) -músico, académico y máster en museo y quien con anterioridad integró los equipos del Museo Histórico (fue subdirector de extensión, educación y comunicaciones) y del Museo Benjamín Vicuña Mackenna- fue designado director ejecutivo del Museo Violeta Parra.

"Leonardo es una persona muy idónea, que tiene bastante experiencia, y a mí me deja en un estado de tranquilidad absoluta saber que la obra de la Violeta finalmente quedará en manos del Estado de Chile y que la cuidará un equipo muy competente. Este museo no es una institución privada, sino pública, y eso es algo que la Violeta siempre hubiera querido", manifiesta Ángel Parra hijo, y añade que muchas de las personas que se han integrado al funcionamiento de este edificio "no tienen nada que ver con nuestra familia. Son gente preparada, profesionales que han estudiado a fondo el trabajo de mi abuela y que darían todo por participar en un proyecto tan alucinante como es el cuidado, la restauración, la extensión, y todo el rescate que se puede hacer en torno a su obra".

Parra puntualiza: "La familia mantendrá una distancia muy sana, como sucede con todas las instituciones serias del país. Es el Estado y un equipo de expertos los que tendrán un papel más protagónico".

 Ernesto Ottone: "El sello del Museo Violeta Parra será la educación y habrá un comité de programación"

"Para el Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes esto es una gran noticia", comenta a "Artes y Letras" Ernesto Ottone, ministro de Cultura, y añade: "Es un orgullo para todos los chilenos que por fin abra el Museo Violeta Parra". También confirma que a la inauguración del domingo 4 de octubre asistirá la Presidenta Michelle Bachelet. "Ella estará, pero queremos que sea una ceremonia muy sencilla, en torno a la familia, con algunas intervenciones musicales", advierte Ottone.

El profesional agrega que -junto con esta inauguración- se está saldando una deuda muy importante con el legado de la autora de "Volver a los 17", y destaca que por el momento se exhibirá parte de la colección que cedió la Fundación Violeta Parra, "pero ha sido muy bonito constatar cómo poco a poco también estamos recibiendo donaciones de privados, donaciones de otros coleccionistas e instituciones que valoran la seriedad de este proyecto museográfico. Y confiamos que llegarán muchos más aportes", complementa el Ministro de Cultura.

- ¿Es un museo de financiamiento público o financiamiento público-privado?

"El Museo Violeta Parra ya está en la Ley de Presupuesto 2015 y forma parte de la Ley de Presupuesto del 2016, próxima a aprobarse. Hay claramente una fuerte inversión pública, lo que no quita que el propio director ejecutivo, Leonardo Mellado, y el directorio de la Fundación Museo Violeta Parra levanten recursos propios y consigan otros aportes de la empresa privada".

-¿Su entrada será gratuita?

"Hasta diciembre la entrada será liberada, para que la mayor cantidad de personas pueda recorrer este edificio y disfrutar del legado de Violeta Parra. Después, como el museo no forma parte de la red Dibam, la idea es cobrar una entrada accesible, además que no hay que dejar de lado el fuerte interés turístico -y en especial de turistas extranjeros- que va a generar este espacio, lo que sin duda también sumará ingresos para el museo".

-¿Cuál es la planta del museo?

"Estamos hablando de alrededor de 12 funcionarios. Una cifra que debería aumentar en el tiempo, conforme la expansión del número de visitantes y estudiantes, y los recursos que ingresen".

-¿Cuál va a ser el sello de este recinto?

"Además de las exposiciones, uno de los sellos fundamentales será la educación, a través de talleres y distintas actividades. De hecho, acaba de finalizar el proceso de selección del encargado de educación del museo. En esa línea, también funcionará un comité asesor de programación integrado por Chantal Signorio, directora de Puerto de Ideas; la antropóloga y Premio Nacional de Humanidades Sonia Montecino y el artista visual Samy Benmayor".

-¿Qué va a pasar con el Centro Cultural Argentino en honor a Mercedes Sosa?

"La última información que recibí de la propia embajada argentina es que las obras deberían comenzar a fin de año. El anuncio es muy importante, ya que con él se refuerza un polo cultural tremendamente relevante para Santiago y, junto con ello, concluirá el proyecto del arquitecto Cristián Undurraga, que contempla un paseo peatonal que comunicará ambos edificios".



Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p>''Su infraestructura apunta -más allá de su especificidad de museo- a la condición de un centro cultural con una oferta amplia y múltiples posibilidades programáticas.</p>

''Su infraestructura apunta -más allá de su especificidad de museo- a la condición de un centro cultural con una oferta amplia y múltiples posibilidades programáticas.


Foto:Felipe Díaz Contardo - www.fotoarq.com

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales