Jaime Ravinet, ex ministro de Defensa:
"Encuentro penoso que a un aliado de Chile, como ha sido Ecuador, lo hayamos dejado tomar distancia"

Para el ex secretario de Estado, la defensa ante La Haya se ha enfocado principalmente en el derecho internacional, dejando de lado temas políticos, económicos y culturales.  

Patricio Yévenes 

"El gran drama del juicio ante La Haya es que a ojos del mundo y particularmente de nuestra región, es David contra Goliat. Bolivia es David, frente a un poderoso al que le ha ido muy bien, pero que no es el mejor compañero del curso", afirma de entrada el ex ministro de Defensa durante los gobiernos de los ex presidentes Ricardo Lagos y Sebastián Piñera, Jaime Ravinet.

El ex secretario de Estado aborda la visita de la Presidenta Michelle Bachelet a Ecuador, luego que se conociera que ese país junto a Venezuela y Cuba respaldaron la aspiración marítima de Bolivia al firmar la declaración de Tiquipaya.

-Parlamentarios de todos los sectores pidieron que la Presidenta no viajara antes de una aclaración de Ecuador

-Fue un error que la Presidenta hubiese concretado este viaje después de esas declaraciones, sin que hubiese mediado una explicación satisfactoria. Cuando hay una declaración desafortunada del Presidente de un país amigo, hay que hacérselo ver con claridad, porque Chile no está para esos juegos. Es penoso que a un aliado tradicional de Chile, como ha sido Ecuador, lo hayamos dejado tomar distancia. A Chile le ha faltado capacidad diplomática para generar amigos en nuestro barrio.

-¿Considera que el embajador en Ecuador debiera renunciar?

-El problema es sistémico. Nuestra política exterior se ha basado en el derecho internacional como si fuera un derecho estricto, y en una norma que viene a ser como el decimoprimer mandamiento, que es la intangibilidad de los tratados, en circunstancias que son intangibles hasta que las partes lo modifican. La política exterior es poder, es fijarse objetivos, pero cumplir ciertas estrategias que consoliden poder, y Chile ha carecido de ello escudándose en un supuesto derecho internacional.

-Usted planteó que Chile abandonara el juicio y declarara el fallo de La Haya como inoponible. ¿Lo mantiene?

-Lo cuerdo, razonable, es decir ahora que la Corte no tiene jurisdicción sobre este tema, que no aceptamos su fallo, que el fallo es inoponible, y en vez de discursos aguachentos en Naciones Unidas, denunciar que la Corte en la práctica está violando el derecho internacional, porque está atribuyéndose competencias de revisión de tratados que la convención de Bogotá no le otorga.

-¿Cree que se debe encauzar la labor de la diplomacia chilena a la defensa ante La Haya?

-Evidente, porque los jueces de La Haya son nombrados políticamente, son cuoteados como todos los cargos de Naciones Unidas. Hay ahí destacados profesores de derecho internacional, pero hay también políticos, hay también diplomáticos de carrera que responden a su gobierno. Creo que estamos cometiendo un error. Por lo mismo he pedido a las autoridades políticas que hagan una consulta ciudadana, porque los chilenos no podemos tener más de lo mismo, hemos perdido todos estos juicios internacionales, y el único que ganamos Argentina lo declaró insanablemente nulo, porque tenía más poder de disuasión en ese momento que nosotros. Creo que la situación con Bolivia es inversa. Chile tiene capacidad de defender su territorio y no debiera ceder un milímetro de tierra.

-¿Cuál es su opinión respecto del equipo que presentó el canciller Heraldo Muñoz para potenciar la estrategia comunicacional, histórica y político-diplomática de Chile?

-Es una ayuda. Incorporar a periodistas destacados como Ascanio Cavallo, o al historiador Joaquín Fermandois son aportes. Creo en las capacidades de Gabriel, el haber sido embajador en Colombia y Cuba, país que ha respaldado la posición boliviana, y su buena relación con Brasil a nivel político puede ayudar, pero, en mi opinión, para una causa perdida y muy riesgosa, porque la Corte ya nos ha dado sorpresas, también se las ha dado a Colombia, y no tiene sentido esperar un fallo en estricto derecho cuando se declararon competentes en un tema que era absolutamente incompetente.

-A su juicio, ¿qué elementos se deben considerar en esta segunda etapa?

-Creo que tenemos una falla sistémica e histórica, que es creer que las relaciones exteriores son la argumentación formal del derecho internacional, y no evaluar la política, la cooperación social y cultural. Preferiría que, mucho más que gastar plata en abogados extranjeros, usáramos ese mismo dinero en ayudar a formar las Fuerzas Armadas en los países centroamericanos, o les diéramos más becas para estudiar en Chile. Nos falta una política mucho más agresiva en términos de uso de nuestro poder relativo económico, social y político en nuestra vecindad, mostrar un mayor despliegue.

''A Chile le ha faltado capacidad diplomática para generar amigos en nuestro barrio".

''La política exterior es poder, es fijarse objetivos, pero cumplir ciertas estrategias que consoliden poder, y Chile ha carecido de ello, escudándose en un supuesto derecho internacional".

''Preferiría que, mucho más que gastar plata en abogados extranjeros, usáramos ese mismo dinero en ayudar a formar las Fuerzas Armadas en los países centroamericanos, o les diéramos más becas para estudiar en Chile".

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
<p> </p>

 


Foto:SERGIO ALFONSO LÓPEZ


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales