ELMERCURIO.COM Volver

Ex contralor Ramiro Mendoza, sobre el caso Jadue:
"Estamos saliendo del club de amigos y avanzando más hacia la colaboración y la evaluación"

Domingo 22 de noviembre de 2015

 

Foto:claudio cortes
El encargado de auditar los dineros de la ANFP evita entrar en detalles específicos respecto de la situación del ex presidente del fútbol y de la labor que él mismo está desarrollando, pero valora la nueva etapa que hoy se abre en cuanto al control de instituciones no estatales. Mientras, el Ministerio Público y Justicia evalúan sus próximos pasos en el tema.
 


Equipo de Reportajes 

T ras el escándalo suscitado por la salida del país del ex presidente de la ANFP, Sergio Jadue, para declararse culpable ante el FBI -a cambio de una rebaja de penas- en el caso de sobornos dentro de la Conmebol, varios dirigieron sus miradas al ex contralor Ramiro Mendoza, a cargo de la auditoría a la gestión de la asociación chilena a raíz de este caso.

Pero él se había mantenido alejado de la polémica. Hasta hoy. Pese a que no se refiere a los detalles específicos del caso Jadue ni a la investigación que conduce, aceptó contestar algunas preguntas de "El Mercurio", analizando el escenario desde su calidad de ex contralor.

Mendoza tiene una visión positiva sobre el fenómeno que han provocado los cuestionamientos que surgieron en torno a la Copa América. "Había dos actitudes: no hacer nada y esperar que los hechos tuvieran un efecto, o tratar de tener una actitud más proactiva y generar un fenómeno de transparencia que pusiera fin al cuestionamiento interno y que permitiera asentar o identificar aquellos problemas de gobierno corporativo de la propia ANFP. Creo que este es el camino que la asociación escogió, pues hacer el encargo de una auditoría externa es una señal de que quieren hacer las cosas de un modo diferente".

El ex contralor cree que esto sucede en parte debido a la mayor transparencia que se viene reclamando a los organismos públicos. "La regla de gobernabilidad que se impone al Estado está tocando también al sector privado. Cómo se ha golpeado en el último tiempo a todos los gobiernos corporativos, creo que esa es la gran lección. Las reglas de transparencia no están solo en el mundo público y están llegando también al mundo privado".

"Lo que nos muestra la situación de Jadue es que hoy las reglas de intervención externas, las interpelaciones de otros países, como las reglas de transparencia interna, han supuesto un estándar distinto. Estamos saliendo del club de amigos en cualquier tipo de actividad, y avanzando más hacia la colaboración y la evaluación de la gestión. Eso está produciendo un impacto y tenemos que acostumbrarnos", dice respecto de las consecuencias de la intervención de Estados Unidos en el caso.

El ex contralor se permite, eso sí, esbozar una crítica a cómo son fiscalizadas la sociedad civil y las personas jurídicas de derecho privado -que es el caso de la ANFP-, tema que está a cargo del Ministerio de Justicia. "Las personas jurídicas de derecho privadas, corporaciones, son en estricto rigor, desde el punto de vista del género, una ONG más. Y la musculatura del ministerio, efectivamente, no tiene la fortaleza ni la capacidad como para decir 'estemos tranquilos, todas nuestras ONG están funcionando bien'. Creo que requiere también una mirada del punto de vista del Estado de cómo vamos a fiscalizar a esta tercera sociedad".

¿Qué hacen Mendoza y Bulnes?

Los primeros días de junio, cuando se supo de la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos por el posible pago de sobornos por los derechos de TV de la Copa América de Chile, Jaime Estévez, el presidente de la Comisión auditora mandatada por la ANFP, expresó que la acusación era "tan grave", que se requería a los mejores profesionales para investigarla.

Días después se contrataba para tal gestión a Ramiro Mendoza, y al ex embajador en Estados Unidos y actual agente de Chile ante La Haya, Felipe Bulnes.

Hoy, con Sergio Jadue en Estados Unidos, la pregunta que ronda al mundo deportivo es: "¿Qué pasó con esa investigación?".

Conocedores del proceso explican a "El Mercurio" que Mendoza está encargado de la investigación formal, de liderar el análisis financiero y tributario, de entregar conclusiones y elaborar un posterior diagnóstico.

Cercanos a la investigación cuentan que tras la partida de Jadue a EE.UU. -donde se pesquisará su papel en la trama- las indagaciones en Chile apuntarán puntualmente a los dineros relacionados con la Copa América.

Así, se tratará de reunir la mayor cantidad de datos en torno a la recepción, traspaso y distribución de los recursos provenientes del torneo continental.

Sobre esto, se aclara que la auditoría está en curso y que sus resultados podrían estar disponibles dentro de las próximas dos semanas.

La investigación, eso sí, no ha sido fácil, pues los datos han llegado a cuentagotas. De hecho, el mismo Jadue solicitó en su momento que se le revisaran las cuentas bancarias, para tratar de dar una señal de transparencia. En ese minuto, envió efectivamente alguna información. Pero después no remitió antecedentes más específicos que se le pidieron respecto de sus vínculos financieros con terceras personas.

En el caso de Bulnes, las fuentes explican que fue comisionado exclusivamente para ser el nexo y establecer un flujo de comunicación con el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El abogado, señalan los cercanos a la investigación, conoció a la secretaria de Justicia, Loretta Lynch, durante su misión como embajador y se esperaba que ambos compartieran información sobre el caso.

Sin embargo, a poco andar, se pudo comprobar que esta relación no daría frutos.

Quienes están al tanto de los detalles del caso explican que Bulnes trató en varias ocasiones establecer contacto, pero que en todas las ocasiones la respuesta fue la misma: la investigación está en curso y no se podía entregar ninguna pista: las puertas estaban cerradas.

Esto habría generado sospechas en el agente ante La Haya, las que manifestó a la comisión de la ANFP. Las expectativas apuntaban al hecho de que si no había novedades que compartir con la contraparte chilena, el Departamento de Justicia simplemente lo diría.

Pese a que ha ofrecido su colaboración, de ser necesaria, actualmente Bulnes está alejado del caso luego de que Estados Unidos decidiera no intercambiar datos.

En la comisión, en tanto, se vieron sorprendidos por la "audacia y desfachatez" con la que actuó Jadue.

La segunda oportunidad de la Fiscalía

"Si tienen alguna información nos la harán llegar", decía el fiscal Sabas Chahuán cuando, el 8 de julio, se reunió en la embajada de Chile en EE.UU. con la secretaria de Justicia, Loretta Lynch.

Aquella reunión hace que hoy en el ambiente judicial y deportivo se comente el rol que el Ministerio Público ha jugado en la salida de Jadue del país. En concreto, varios expresan que se debió mantener una actitud más proactiva en el caso.

Cuando a comienzos de septiembre el Ministerio de Justicia determinó como "ilegales" los sueldos de Jadue y otros cinco miembros del directorio de la ANFP, la investigación pasó a las manos del Ministerio Público que, según reconocen fuentes cercanas a la institución, la "dejó de lado", pues no era evidente que pudiese configurarse una causa penal.

Pero eso cambió con los últimos acontecimientos. Desde el Ministerio Público indican que la intervención del FBI le daría más fuerza al ente persecutor para investigar a la ANFP y sus directores.

Fuentes que conocen la investigación señalan que se comenzará a indagar principalmente en las cuentas de la organización y advierten que con eso esperan despejar las dudas respecto de irregularidades en las ganancias, los fondos y la manera en que los disponen. Los préstamos otorgados a clubes de la ANFP que no fueron autorizados por el directorio -de cuyos montos informó ayer "El Mercurio"- y el manejo de los traspasos de jugadores, serían algunos de los puntos en los que pondrían mayor atención.

En la fiscalía esperan que exista un mayor "cuidado" con la causa, porque, a ojos de la opinión pública, se "destapó una olla".

De esta manera, con el Fiscal Nacional directamente interesado en el tema, en los próximos días comenzaría la toma de declaraciones de los involucrados.

Desde el Ministerio Público explican, además, que si bien ahora estalló el "escándalo", una investigación a la ANFP siempre ha sido una opción, ya que las sospechas sobre la institución siempre estuvieron latentes.

Ante las críticas de que Jadue evadió a la justicia chilena, se cree que, en el caso de que se comprobara un delito, la fiscalía podría evaluar solicitar la extradición del ex timonel de la ANFP, una vez que haya cumplido con su condena en EE.UU. Fuentes conocedoras de la legislación penal de ese país agregan que no suele permitir que culpables de algún delito se queden en sus fronteras luego de la condena, aun cuando hayan colaborado.

En la misma línea, otra institución que está en los comentarios de los expertos es el Ministerio de Justicia, que tiene entre sus facultades supervigilar las organizaciones de derecho privado, como la ANFP. De hecho, ya debía estar monitoreando la investigación por los sueldos ilegales antes consignada.

Desde la cartera agregan que ese rol, si bien se cumplió, se pudo haber ejecutado "con un poco más de fuerza". Agregan, además, que ahora que el tema tiene carácter de connotación pública, se tomarán medidas para involucrarse más en el caso.

Diversos expertos estiman que la repartición debiera intervenir la estructura de la ANFP.