A través de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID):
Chile beca a más de 500 estudiantes al año de América del sur, el Caribe, África y Asia

El actual ministro de Educación de Honduras estudió en Santiago y afirma que "Chile es un referente en Latinoamérica a nivel académico".  

Gabriel Pardo 

El actual ministro de Educación de Honduras, Marlon Escoto (39), todavía no olvida sus clases en la Universidad Católica, cuando siendo un estudiante de 23 años, dejó su país natal y se instaló en Santiago para hacer un magíster en Asentamientos Humanos y Medio Ambiente.

"Recuerdo al profesor Sergio Galilea, que en esos tiempos era intendente de Santiago e impartía el ramo de Políticas Públicas. Él tenía dos celulares, los apagaba y decía 'ahora soy profesor', para no tener interrupciones", dice Escoto.

Cuando la actual autoridad hondureña explica por qué eligió Santiago para venir a perfeccionarse dice que "Chile es un referente a nivel latinoamericano en materia académica. Sus universidades están rankeadas entre las mejores. Creo que los que menos valoran el éxito de Chile a veces son los mismos chilenos", agrega el ministro.

Tal es el apego que generó con Chile que el e-mail que sigue usando, años después, es el de graduado de la UC.

Él es uno de los más de los más de 4 mil estudiantes que ha recibido como becarios la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID), organismo gubernamental que se encarga de ofrecer, desde 1993, beneficios a estudiantes de Latinoamérica, Centroamérica, Asia y África.

A partir de ese año, la AGCID implementó un Programa de Becas de Cooperación Sur-Sur, cuyos beneficiarios inicialmente fueron profesionales provenientes de Centroamérica, quienes realizaron estudios de magíster en universidades chilenas. Hoy, el programa de becas cuenta con variadas modalidades: pregrado, magíster, diplomados, cursos internacionales y capacitación, entre otros.

Estudiante boliviana: "Se suele decir que el chileno nos discrimina, y fue muy distinto"

En la actualidad, se financia a 500 estudiantes al año, provenientes de América Latina, África y Asia.

Actualmente existe el programa Manuela Sáenz, para jóvenes de Ecuador y Paraguay; el programa Transfronterizo de pregrado para jóvenes de Perú y Bolivia; las becas Nelson Mandela para estudiantes de Sudáfrica, Mozambique y Angola, y para Asia, mediante la ejecución de Diplomados y Cursos Internacionales en materia de gestión de desastres y fortalecimiento institucional, entre otras.

Desde 2010, de hecho, 80 jóvenes bolivianos cursan carreras de fonoaudiología y terapia ocupacional y se ha capacitado a más de 50 profesionales a través del convenio de hermanamiento entre el Hospital del Niño de la Paz y el Hospital Exequiel González Cortés.

Carla Chambilla (25), estudiante de terapia ocupacional de Bolivia, estuvo en Chile perfeccionándose en el Instituto Nacional para la Rehabilitación Pedro Aguirre Cerda y la Universidad Nacional Andrés Bello. "En mi país se suele decir que el chileno nos discrimina, y la verdad fue todo lo contrario. Fueron todos muy colaboradores y me sentí muy cómoda", dice tras su paso por Santiago.

La estudiante vivió en una residencia universitaria en Ñuñoa y allí compartió con universitarios de Italia, Estados Unidos, El Salvador y México.

Respecto de su experiencia de estudio afirma que "hay una diferencia abismal en cuanto al progreso y al desarrollo para las personas con discapacidad. Chile es mucho más inclusivo que Bolivia. Aquí en La Paz recién se está comenzando con la integración de personas con discapacidad".

Desde Angola: "Lo más difícil es el frío de Santiago"

Incluso desde más lejos llegan estudiantes que optan por las becas que entrega Chile.

La médico veterinario de Angola Isabel Capitao Ferreira (40) dejó el país africano para venir, como ella misma señala, "al otro lado del mundo".

Junto a otros ocho angoleños llegó a cursar un magíster. Ella, quien dirige un laboratorio en el Ministerio de Agricultura de Angola, hará un posgrado en Epidemiología y Salud Pública de la Universidad de Santiago, con la beca Nelson Mandela.

Para ella, en estos meses lo más difícil ha sido el frío santiaguino y la ausencia de vegetales como el quimbombó o la yuca. Sí destaca la apertura de los chilenos hacia los extranjeros.

"Yo trabajo en control de calidad de los alimentos en el Ministerio de Agricultura y quiero aprender de las técnicas de Chile y de su tecnología. Aquí están muy avanzados", dice Isabel Capitao Ferreira.

Cercanía
El ministro Escoto aún utiliza la casilla de e-mail que recibió como estudiante de la Universidad Católica.

4 mil profesionales se han capacitado con las becas de la AGCID.

154 becarios de América del Sur recibieron el beneficio en 2015, 59 son de América Central y 30 de África.

62% de los becarios en 2014 fueron mujeres.

80 bolivianos cursan desde 2010 carreras de fonoaudiología y terapia ocupacional.

 


Herramientas Reducir letras Aumentar letras Enviar Imprimir
''Sus universidades están rankeadas entre las mejores. Creo que los que menos valoran el éxito de Chile a veces son los mismos chilenos.<br/>MARLON ESCOTO<br/>Ministro de Educación de Honduras<br/>
''Sus universidades están rankeadas entre las mejores. Creo que los que menos valoran el éxito de Chile a veces son los mismos chilenos".
MARLON ESCOTO
Ministro de Educación de Honduras

Foto:EFE

[+] Vea más fotos


Servicios El Mercurio
   Suscripciones:
Suscríbase a El Mercurio vía Internet y acceda a exclusivos descuentos.
   InfoMercurio:
Todos los artículos publicados en El Mercurio desde 1900.
   Club de Lectores:
Conozca los beneficios que tenemos para mostrar.


Otros Servicios
   Defunciones
   Ediciones anteriores
   Propiedades
   Suscripciones
   Empleos
   PSU@El Mercurio
   Contratar publicidad
   Club de Lectores
   Clase Ejecutiva
   El Mercurio - Aguilar
 


Buscador emol.com Ir al demo interactivo Buscador emol.com
0  
Versión Digital

  • Revistas
    El Mercurio
  • PSU@ElMercurio.com Ediciones Especiales