ELMERCURIO.COM Volver

Tramitación podría durar seis semanas:
Gobierno y Senado buscan aprobar reforma laboral y ajustes a la tributaria durante enero

Martes 24 de noviembre de 2015

El subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, discutió ayer con el presidente del Senado, Patricio Walker (DC), los plazos de tramitación del proyecto de ajuste a la reforma.Foto:ALEX VALDES

Oposición pide que el proyecto que busca hacer ajustes al sistema impositivo no sea un "mero trámite" y que entregue las certezas que la economía necesita.
 


M. Penaforte y A. Collados 

Pese a que sostuvieron una serie de reuniones con auditoras y los distintos gremios del sector privado, finalmente Hacienda habría decidido mantener su idea de hacer ajustes acotados a la reforma tributaria, con un proyecto de ley que ingresaría en la primera quincena de diciembre -idealmente el lunes 7- y tenerlo aprobado a más tardar a fines de enero. Así, el Congreso y el Ejecutivo tendrían seis semanas para tramitar la simplificación de la reforma que creó dos sistemas que, según la ley aprobada, deberían convivir en igualdad de condiciones: el semiintegrado y el de renta atribuida.

Algunos de los tributaristas y gremios que se reunieron con el ministerio en las últimas semanas, señalan que entregaron sus inquietudes, pero sintieron de que Hacienda ya tenía "gran parte de los temas resueltos" respecto a los ajustes que consideraban necesarios de llevar a cabo.

Ayer, el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, se reunió con el presidente del Senado, el senador DC Patricio Walker, para abordar los cambios que traerá la iniciativa y los plazos legislativos.

"El Gobierno está trabajando por la línea correcta y nosotros como parlamentarios nos comprometimos a hacer la pega, en plazos acotados para que esto quede aprobado lo antes posible", afirmó Walker. Ello, dado que hay varios cambios que empiezan a regir el 2016, como el caso de los beneficios para los leasing .

El senador dijo que espera que el proyecto sea ley un año antes de que empiece a regir plenamente la reforma. "Si esto estuviera aprobado en enero o marzo sería lo ideal", dijo.

Por su parte, la oposición pide que no sea un "mero trámite". "Es importante que el parlamento disponga del tiempo necesario y de información fundada para no cometer los errores que se cometieron en el primer trámite de la reforma. No puede haber un segundo paso en falso, sino que se tienen que abrir oportunidades que den las certezas que la economía necesita", dijo el Diputado UDI Patricio Melero.

Consultado por las inconveniencias de tramitar esos ajustes en paralelo a la reforma laboral, Walker señaló que esta última "ya está muy avanzada" y es probable que antes de enero esté "100% aprobada".

Por su parte, Micco afirmó que la reforma tributaria estará plenamente en régimen en la Operación Renta 2018, es decir, en al año 2017.

"Hay que ser muy precisos, tal como hemos dicho, se mantendrá la carga tributaria y no vamos a hacer una postergación de su entrada en vigencia", dijo el subsecretario, refiriéndose a los cambios al sistema de impuesto a la renta.

El principal cambio que traerá el proyecto de ajuste es que las empresas con estructuras societarias complejas cuyos dueños sean personas jurídicas sólo podrán optar por el semiintegrado. Los socios que sean personas naturales podrán optar ambos.

07 de diciembre
Es una fecha tentativa para el ingreso del proyecto de simplificación. Gremios consideran insuficientes los cambios a la reforma impositiva que promueve Hacienda

Esta semana es clave para la definición de los ajustes que haría el Ministerio de Hacienda a la reforma tributaria, ya que se realiza una ronda de reuniones con distintos gremios para recoger sus distintas propuestas.

Es así como ayer por la mañana concurrió a dependencias de esa cartera la directiva de la Conapyme, encabezada por su presidente (s) Héctor Sandoval, viendo frustrada una reunión que tenían programada con el subsecretario Alejandro Micco. Los dirigentes, que un principio consideraron retirarse molestos, fueron recibidos por asesores de Micco, quienes les informaron que solo el 25% de las empresas se ha acogido al sistema de tributación simplificada previsto por el artículo 14 ter de la Ley 20.780, y que el 98% de ellas corresponde a microempresas. A esa misma hora, Micco se encontraba reunido en otro lugar de Santiago con el abogado tributarista Juan Manuel Baraona, asesor de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), quien le hacía ver las modificaciones legales que propone ese conglomerado empresarial. Por la tarde Baraona volvió a reunirse con autoridades de esa cartera, aunque evitó dar detalles de los temas a tratar. Hoy, en tanto, Micco sí recibiría a la Conapyme, que concurriría conjuntamente con la Asociación Nacional de Emprendedores de Chile (Asech) y la Multigremial del mismo ramo, para analizar uno a uno los puntos de la minuta elaborada por el sector.

Según Carlos Boada, abogado asesor de Conapyme, en Hacienda estiman que no tienen mucho espacio para incluir modificaciones, y quieren hacer lo menos posible para dejar el sistema operativo. "El problema es que las normas tributarias suponen ciertos principios internacionales, como la simplicidad para el contribuyente", asegura. Explica que, por ejemplo, no puede ser más caro el costo de pagar el impuesto que el tributo involucrado. "Y hoy, tal como está la ley, así es", afirma. A esto se sumarían situaciones de injusticias para las pymes. Boada sentencia que si Hacienda no hace los cambios profundos que se requieren, "el sistema va a quedar malo".